¿Anuncia este pasaje la venida de Mahoma? (3)

0
124
Predice Deuteronomio 18:15-18 la Venida de Mahoma
Predice Deuteronomio 18:15-18 la Venida de Mahoma

Visite también nuestra Sección, Versículos examinados del Viejo Pacto
Visite también nuestra Sección, Apologética

Por, Ryan Turner

«Desde entonces no ha vuelto a surgir en Israel un profeta como Moisés, a quien el Señor conocía cara a cara» (Deuteronomio 34:10).

Argumento musulmán

Los musulmanes argumentan que este profeta no podría ser israelita debido a que el texto dice, «Desde entonces no ha vuelto a surgir en Israel un profeta como Moisés…” Más bien, los musulmanes creen que Mahoma es el que cumple esta profecía.

Respuesta del cristianismo

Existen un número de serios problemas al argumentar que Mahoma cumple la profecía del versículo de Deuteronomio 34:10.[1]

Primero: Debe notarse que, «Desde entonces no ha vuelto a surgir» se refiere al tiempo desde la muerte de Moisés, hasta que el último capítulo de Deuteronomio fue escrito, probablemente en la época de Josué (1.400 años a. C.) Aun, cuando algunas partes de Deuteronomio –como argumentan algunos críticos– fueron escritas posteriormente, este libro fue compuesto mucho más de mil años antes de que Mahoma naciera (570-632 d. C.)

Segundo: Este texto no puede referirse a Mahoma debido a que el profeta que vendría, sería como Moisés, el cual «nadie como él por todas las señales y prodigios que el Señor le mandó hacer en la tierra de Egipto, contra Faraón, contra todos sus siervos y contra toda su tierra» (Deuteronomio 34:11). Y el mismo Mahoma, confesó no haber llevado a cabo milagros (Surat 2:118; Surat 3:183).

Tercero: este profeta que habría de venir, sería conocido por Dios, «cara a cara» (Deuteronomio 34:10), peor Mahoma nunca afirmó, ni ser conocido por Dios cara a cara, ni haber hablado con Él directamente. Todas las supuestas revelaciones fueron recibidas por Mahoma a través de un ángel (25:32; 17:105). Por lo tanto, este pasaje no se refiere a Mahoma.

Notas a pie de página:

[1] Norman Geisler y Abdul Saleeb, «Answering Islam: The Crescent in Light of the Cross», Grand Rapids: Baker, 2002, página 155.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí