Egalitarianismo y Complementarianismo: Diferencias

0
65
Denominaciones, Ordenación de Mujeres y Otros
Denominaciones, Ordenación de Mujeres y Otros

Visite También Nuestras Secciones, Las Mujeres en el Ministerio y Temas en Apologética

23 de noviembre de 2008

Cuando se discute acerca de la autoridad en la iglesia debemos siempre definir nuestros términos para evitar como sea posible toda confusión. Y esos términos son, egalitarianismo y complementarianismo. Por eso, el tema de nuestro artículo, «Egalitarianismo y Complementarianismo: Diferencias». En el contexto de nuestra discusión de mujeres pastores y ancianos, el complementarianismo es la posición de que el hombre y la mujer en la iglesia se complementan entre sí con sus llamados y dones diferentes. El complementarianismo afirma que aunque existan dones tanto de mujeres como de hombres que coinciden, hay ministerios designados bíblicamente que no coinciden. Tanto hombres como mujeres pueden llevar el balance de los libros, ser ujieres, cocinar, cuidar de los hijos, etc. Pero la posición complementarianista diría que una mujer no está para ser un anciano o pastor debido a que esas posiciones están prohibidas a las mujeres por la Escritura.

Egalitarianismo y Complementarianismo: Diferencias. ¿Qué Enseñan las Escrituras?

  • «Yo no permito que la mujer enseñe ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que permanezca callada. 13 Porque Adán fue creado primero, después Eva. 14 Y Adán no fue el engañado, sino que la mujer, siendo engañada completamente, cayó en transgresión» (1ª Timoteo 2:12-14).
    • Note que este versículo conecta el liderazgo del anciano con la predicación. Los pastores predican; por lo tanto, los pastores son ancianos.

¿Qué más Tienen que Decir las Escrituras?

  • «Por esta causa te dejé en Creta, para que pusieras en orden lo que queda, y designaras ancianos en cada ciudad como te mandé, esto es, si alguno es irreprensible, marido de una sola mujer, que tenga hijos creyentes, no acusados de disolución ni de rebeldía. Porque el obispo (O, supervisor)  debe ser irreprensible como administrador de Dios, no obstinado, no iracundo, no dado a la bebida (O, al vino), no pendenciero, no amante de ganancias deshonestas» (Tito 1:5-7).

De otro lado, la posición egalitariana enseña la igualdad en cada área de servicio dentro de la iglesia, incluyendo a la mujer como pastor y anciano. Por lo tanto, una mujer está totalmente calificada como lo estaría un hombre para realizar el oficio (o ministerio) de anciano, obispo, pastor y diácono. Los egalitarianos interpretarían las Escrituras que tratan con el liderazgo masculino en un contexto cultural y afirmarán que esos, no son requisitos universales.

Existe mucho debate en el tema, razón por la que esta sección existe en MIAPIC. Cualquier posición que usted sostenga, si afirma ser cristiano, necesitará someter su voluntad, sus esperanzas, aún emociones al entendimiento de las enseñanzas bíblicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí