El Argumento Cosmológico

0
140
El Argumento Cosmológico
El Argumento Cosmológico

Visite También Nuestra Sección, Apologética

28 de abril de 2021

El argumento cosmológico intenta probar que Dios existe al mostrar que no pueden existir un número infinito de regresiones de causas para todas las causas que existen. En otras palabras, no puede haber un número infinito de causas que regresen en el tiempo para siempre. Básicamente, esto significaría que no hubo una primera causa, y sin una primera causa, no hay una segunda, ni tercera, ni cuarta, etc. para llegar a este momento. Por lo tanto, establece que debe haber una causa final no causada de todas las cosas. Esta causa no causada es Dios.

El argumento cosmológico toma formas diferentes pero una estructura básica se presenta a continuación:

El Argumento Cosmológico

  1. Las cosas existen
  2. Es posible que esas cosas no existan.
  3. Todo lo que tiene la posibilidad de no existir, sin embargo existen, han sido causadas para que existan.
  4. Algo no puede traerse a sí mismo a existencia, ya que debe existir para traerse a sí mismo a existencia, lo cual es ilógico.
  5. No puede haber un número infinito de causas para traer algo a la existencia.
  6. Una regresión infinita de causas no tiene, en última instancia, una causa inicial, lo que significa que no hay causa de existencia.
  7. Debido a que el universo existe, este debe tener una causa.
  8. La causa no causada debe ser Dios.

La Versión de Tomás de Aquino (1224-1274)

Su versión fue conocida como «argumento del movimiento». Afirmó que las cosas en movimiento no podrían haberse puesto en movimiento, sino que deben ser puestas en movimiento. No puede haber una regresión infinita de movedores (quienes ponen en movimiento). Por lo tanto, debe haber un Movedor inamovible. Este Movedor inamovible es Dios.

Las Fortalezas del Argumento

Las fortalezas del argumento cosmológico descansan tanto en su simplicidad como en su concepto fácilmente comprensible de que no puede haber un número infinito de causas para un acontecimiento. Algunos argumentos para la existencia de Dios requieren más pensamiento y entrenamiento en términos y conceptos, pero este argumento es básico y simple. También es perfectamente lógico afirmar que los objetos no se traen a existencia por sí mismos y que por lo tanto, tienen causas.

La Debilidad del Argumento

Una de las debilidades del argumento es que si todas las cosas necesitan una causa para existir, entonces, Dios mismo debe también, por definición, necesitar una causa para existir. Pero esto solo hace retroceder la causalidad e implica que debe haber un número infinito de causas que no pueden ser.

Pero, sería cierto si se ofrece la siguiente declaración: “Todas las cosas que existen deben tener una causa, entonces Dios necesitaría una causa”. Pero, ¿es verdad que “Todas las cosas que existen deben tener una causa”? No lo sabemos, y esto requeriría una regresión infinita de causas que es lógicamente imposible.

El problema correcto sería que todas las cosas que vinieron a existencia, deben tener una causa. Dios no vino a existencia. Dios siempre ha existido. Entonces, el argumento cosmológico funciona para el cristiano.

Fuentes de «EL Argumento Cosmológico»:

  • Douglas, J.D. The New International Dictionary of the Christian Church, Grand Rapids, MI: Zondervan, 1978.
  • Frame, John. Apologetics to the Glory of God, Phillipsburg, NJ: Presbyterian and Reformed Publishing, 1994.
  • Geisler, Norman. Baker Encyclopedia of Christian Apologetics. Grand Rapids, MI: Baker Book House, 1999.
  • Christian Apologetics, Grand Rapids, MI: Baker Book House, 1976.
  • Runes, Dagobert D. Dictionary of Philosophy, New York, NY: Philosophical Library, 1942.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí