El Argumento Moral

0
119
El Argumento Moral
El Argumento Moral

Visite También Nuestra Sección, Apologética

Por, Luke Wayne
28 de abril de 2016

El argumento moral para la existencia de Dios es el argumento que Dios es necesario para que los valores morales o deberes objetivos existan. Debido a que los valores morales y deberes sí existen, Dios también debe existir. El argumento no está afirmando que las personas que no creen en Dios no pueden hacer cosas amables o que los ateos sean en general personas moralmente peores que las personas religiosas. El argumento está afirmando que la única razón por la cual se puede pensar que tales acciones amables son moralmente buenas en cualquier sentido real u objetivo es que el ateo está equivocado acerca de Dios. Tales acciones son objetivamente buenas porque Dios realmente sí existe, incluso si el ateo no crea que Él que exista. Así como los que niegan la existencia de gérmenes todavía pueden enfermarse porque los gérmenes realmente existen, aquellos que niegan la existencia de Dios todavía pueden hacer buenas cosas porque Dios realmente existe, y así, existe un estándar real de bien para hacer posible «hacer el bien».

El Argumento Moral Para la Existencia de Dios

El argumento es uno muy simple, y puede ser estructurado de la siguiente manera:

  1. Para que exista un estándar moral objetivo, Dios debe existir
  2. Existe un estándar moral objetivo
  3. Por lo tanto, Dios existe

Algunos cristianos han encontrado esto de mucha ayuda para estructurar el argumento en la forma negativa:1

  1. Si Dios no existe, los valores morales y deberes objetivos y no existen
  2. Los valores morales y deberes sí existen
  3. Por lo tanto, Dios existe

Básicamente, ambas formas son el mismo argumento. Los valores morales y deberes no pueden existir sin Dios. Para negar a Dios, uno también debe renunciar a la idea de que cualquier cosa es realmente correcta o incorrecta en cualquier sentido real.

Objeciones al Argumento Moral

Primera Objeción:

Afirmar que los valores morales objetivos en realidad no existen.

Lo que Afirma el Ateo

Que la moralidad es una creación social. Una herramienta humana útil, un dispositivo social necesario que hace posible la sociedad, pero no hay nada objetivo o real sobre la moralidad más allá de lo que hacemos. Nada es realmente bueno o malo. Estos son simplemente juicios humanos subjetivos. Sin embargo, esto, es una afirmación radical que nadie debería tomar seriamente. En cierto sentido, no podemos probar que existan valores morales objetivos. Pero tampoco podemos probar que exista realidad externa fuera de nuestras mentes. Cada sentido y experiencia que tenemos nos dice que hay un mundo real y físico en el que vivimos. Si alguien viniera y le dijera a usted que esto no era realmente cierto y que el mundo era toda una ilusión, tal vez que estabas atrapado en un sueño, ¿cómo les demostraría que estaban equivocados?

El Hecho de que Todo Parezca muy Real no Prueba Nada

Por ejemplo, un sueño o una ilusión también podrían parecer muy reales. Aún más, si no hay propiamente algo real, ¿cuál sería su marco de referencia para llamar a algo real? Sin embargo, es perfectamente racional concluir que el mundo realmente sí existe. Incluso aquellos que tratarían y negarían esto deben vivir como si fuera verdad.

De la misma manera, cada sentido y experiencia que tenemos nos dice que algunas cosas realmente son buenas y otras son malas. Estamos tan seguros de que existen virtudes, males e injusticias reales como lo que somos, que hay rocas reales, árboles y otros seres humanos. De hecho, estamos más seguros. Imagine por un momento que un hombre se dio cuenta de que toda la vida en realidad era solo un sueño. Imagine ahora que la reacción de este hombre fue correr al mundo de sus sueños y comenzó a violar a todas las mujeres y golpear todas las cabezas de los niños contra el pavimento. Algo estará seriamente mal con esa persona.

¿Es la Realidad Física una Ilusión?

Podemos imaginar que es una ilusión, pero incluso así, ¡es inimaginable que la realidad moral sea una ilusión! Cuando conocemos a alguien que realmente vive como si no hubiera moralidad en absoluto, llamamos a esta persona sociópata y reconocemos esto como un serio defecto. Están fallando en percibir un elemento importante de la realidad así como la persona ciega o sorda no puede percibir un elemento importante de la realidad física, y entendiendo correctamente que la sociopatía es un defecto mucho mayor que la mera ceguera física o sordera.

De Acuerdo al Argumento Moral, ¿Existe la Moral Objetiva?

Muchos señalarán que las diferentes culturas tienen diferentes moralidades afirmando que esto es evidencia que la moral objetiva no existe y que es solo una construcción cultural. Algunos han refutado de manera muy convincente que, detrás de las diferentes expresiones, existe en realidad un núcleo de principios morales universales por la que todas las culturas realmente viven. Sin embargo e incluso si este no es el caso, la objeción no es lógicamente válida. Muchas culturas alrededor del mundo tienen ideas fundamentalmente diferentes de por qué las personas se enferman, pero eso no invalida la teoría de los gérmenes ni convierte la causa de la enfermedad en una mera construcción social. El hecho de que muchas culturas hoy todavía no creen en los gérmenes, y que la mayoría de las culturas a lo largo de la historia no lo hicieron, no cambia el hecho de que los gérmenes existen y que causan enfermedades.

La Realidad de la Moralidad

De la misma manera, el hecho de que un grupo de culturas obtenga la moralidad parcialmente o incluso totalmente equivocada no significa que la moralidad no exista. La moralidad es muy real, y la mayoría de nosotros estamos realmente seguros de ello. Esta es la posición racional.

Segunda Objeción

La otra gran objeción es que la moralidad puede existir por sí misma sin Dios. Cosas como la violación y el asesinato son realmente incorrectos si existe o no Dios. El problema es que no hay una razón clara para que esto sea así. La biología no puede fundamentarlo. Si la moralidad es un simple instinto, entonces no es objetiva. La moralidad se reduce de nuevo a la simple percepción humana que puede ser cambiada o aún, eliminarse totalmente. La moralidad también distingue a los humanos de los animales de una manera que la simple biología no puede explicar. Una trucha que se come a otra trucha joven, no es mala, pero un hombre que se come a la hija de su vecino es muy malvado.

¿Es la Moralidad una ley Física?

No lo es ya que no opera en un simple sistema de acciones y reacciones. El asesinato es incorrecto incluso si obtienes los resultados que deseas al hacerlo sin efectos contrarios, y si no hay un juicio divino después de esta vida, entonces habrá personas que realmente se salgan con las suyas aun después de asesinar.

El Concepto Oriental del Karma

Las acciones morales no muestran el sistema medible de causas y efectos que las leyes físicas hacen. Incluso si uno presenta una fuerza o principio moral impersonal e inconsciente como el concepto oriental de karma, queda corto con el objetivo. Los budistas son bastante claros al decir que el karma en realidad no representa la moralidad objetiva y no debe pensarse de esa manera. No se trata de lo correcto y lo incorrecto moral, sino de la mera causa y efecto y de obtener los resultados que usted desea. En el karma, la violación y el asesinato no son moralmente incorrectos, solo son inútiles si su objetivo es la iluminación y escapar del ciclo de la muerte y el renacimiento. Simplemente, no existe un fundamento racional que se haya ofrecido alguna vez para la moral real y objetiva fuera de un Dios personal.

Fortalezas del Argumento Moral

El argumento moral apela no sólo a la mente racional sino a la convicción moral en el alma de un hombre. Habla más al total de la persona que muchos argumentos simplemente intelectuales. También conecta íntimamente creer en Dios con el juicio moral y la justicia de Dios, que se conecta más fácilmente con el evangelio que la mayoría de los otros argumentos. El argumento es también simple y fácil de recordar y explicar, haciéndolo accesible para la mayoría de los cristianos.

Debilidades del Argumento

Debido a que la existencia de la moralidad no es estrictamente demostrable, el argumento puede ser rechazado de entrada sin ser considerado adecuadamente, independientemente de cuán obvio sea que exista la moralidad objetiva. También sufre por el hecho de que, si bien nunca se ha pensado en ningún motivo racional para los valores y deberes morales objetivos además de Dios, eso no significa automáticamente que no exista uno que aún no hayamos descubierto. Esto, también, puede usarse para rechazar el argumento de la fe ciega de que todavía hay un fundamento diferente para la moralidad aún por encontrar.

  1. William Lane Craig, Reasonable Faith: Third Edition (Crossway Books, 2008) 172.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí