Hebreos 8:9: ¿Cita Hebreos Erróneamente a Jeremías 31:32?

0
103

Visite también nuestra Sección, Versículos Examinados del Nuevo Pacto
Visite también nuestra Sección, Apologética

Por, Luke Wayne
4 de septiembre de 2019

Un argumento común contra el Nuevo Pacto es la afirmación de que «cita erróneamente» o incluso «altera engañosamente» el Viejo Pacto. Uno de los ejemplos más comunes es la cita de Jeremías 31:32 que se encuentra en Hebreos 8:9, donde de hecho parece haber una diferencia importante entre los dos versículos. Sin embargo, la esencia es que aquí no hay ningún engaño, ni es una cita errónea. Más bien, y de forma simple es una variante menor en el texto hebreo base. El tema es instructivo y vale la pena analizarlo.

Los Versículos

Los versículos claves involucrados aquí, con las frases relevantes en negrillas, se leen:

  • «No como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto, mi pacto que ellos rompieron, aunque fui un esposo para ellos —declara el Señor» (Jeremías 31:32).
  • «NO COMO EL PACTO QUE HICE CON SUS PADRES EL DÍA QUE LOS TOMÉ DE LA MANO PARA SACARLOS DE LA TIERRA DE EGIPTO; PORQUE NO PERMANECIERON EN MI PACTO, Y YO ME DESENTENDÍ DE ELLOS, DICE EL SEÑOR» (Hebreos 8:9).

Como puede ver, las frases son bastante diferentes. Una no es simplemente una paráfrasis de la otra. Así que, ¿qué pasó aquí? ¿Por qué una diferencia tan notable entre los dos? ¡Puede que le sorprenda saber que esto realmente se reduce a una sola letra!

La Fuente del Problema

En nuestras Biblias en inglés el Viejo Pacto hoy se traduce principalmente de los manuscritos hebreos que fueron preservados, copiados y transmitidos por la comunidad judía rabínica desde la antigüedad hasta la Edad Media, conocidos como el «Texto Masorético». Al momento de la Reforma, cuando los eruditos protestantes se propusieron producir traducciones de la Biblia de los idiomas originales, estos eran los únicos manuscritos hebreos disponibles. Los escribas judíos fueron bastante cuidadosos y meticulosos en su proceso, por lo que los cristianos tenían razón al confiar en el trabajo de ellos. Ciertamente no hubo descuido en el copiado ni ninguna conspiración para alterar deliberadamente el texto aquí. ¡El texto masorético es una preservación impresionantemente precisa de un texto muy antiguo!

Sin embargo, el Viejo Pacto también se conservó en otras copias tradicionales, la mayoría de las veces en forma de traducciones antiguas. La más antigua de estas es la Septuaginta, una traducción griega de las Escrituras hebreas que fue realizada por eruditos judíos antes de la época del Nuevo Pacto. De hecho, los autores mismos del Nuevo con frecuencia –aunque no siempre, citaron directamente de la traducción de la Septuaginta. Y aquí es donde nos encontramos con la fuente de nuestra diferencia en Jeremías 31:32. El Texto Masorético, del cual se traduce nuestro Viejo Pacto, registra «… fui un esposo para ellos», y esto es exactamente lo que los traductores de inglés pusieron en Jeremías. Sin embargo, se lee en la Septuaginta: «… me desentendí de ellos …». Aquí, el autor de Hebreos cita la Septuaginta, conteniendo así, esa versión del versículo. Esta es la única razón de la diferencia. Hebreos cita con precisión las versiones de la Septuaginta, por lo que nuestro Nuevo Pacto en inglés y español traducen exactamente lo que dice Jeremías. Aquí, nadie pretende engañar a alguien, ni está citando erróneamente. Todos son fieles al texto que tienen delante.

¿Pero por qué los traductores judíos de la Septuaginta escribieron: «… me desentendí de ellos …» mientras que los escribas judíos preservaron el texto masoreta escribiendo, «fui un esposo para ellos»? Aquí es donde encontramos que todo se reduce a una sola letra hebrea. Verá, las frases en inglés y en español, «y yo me desentendí de ellos» y «fui un esposo para ellos» en realidad están traduciendo una palabra hebrea. Así es como se ve:

  • Masoreta: בעלתי: «fui un esposo para ellos».
  • Septuaginta: געלתי: «me desentendí de ellos».

Note que la única diferencia es la primera letra (recuerde que en hebreo se lee de derecha a izquierda, por lo que la primera letra es la letra del lado derecho de la palabra). En sí, las letras son bastante similares y recuerde que estos fueron manuscritos escritos a mano. No es difícil ver cómo un escriba podría haber confundido accidentalmente una con la otra. Por lo tanto, algunas copias hebreas antiguas tenían בעלתי mientras que otras contenían געלתי. La versión del texto hebreo de «me desentendí de ellos» no solo fue utilizada por los traductores de la Septuaginta sino también por aquellos que produjeron la antigua traducción siríaca de las Escrituras hebreas. La versión de «fui un esposo para ellos» fue llevada a cabo por la tradición rabínica y, por lo tanto, se conservó no solo en el texto masorético sino también en el tárgum arameo de Jeremías e incluso en la Vulgata latina de Jerónimo.

Desafortunadamente, los Rollos del Mar Muerto de Jeremías están dañados en este pasaje, pero incluso si estuvieran completos, es posible que no podrían ayudar. Algunos de esos pergaminos coinciden estrechamente con el texto masorético de Jeremías, mientras que otros se alinean mucho con la Septuaginta, por lo que no sería sorprendente que ambas versiones de Jeremías 31:32 estuvieran realmente presentes en los Rollos del Mar Muerto. En cualquier caso, es evidente que ambos son muy antiguos. Cualquiera que sea la forma original, el simple error del escriba que produjo el otro ocurrió bastante temprano.

¿Afecta Esto el Significado?

Claramente, este pequeño cambio afecta el significado de cada frase. Si usted piensa que, «fui un esposo para ellos» significa lo mismo que, «me desentendí de ellos», usted, probablemente necesitará leer un poco más de lo que la Biblia dice sobre el matrimonio. ¿Pero esta diferencia realmente afecta el significado del pasaje en general? ¿Cambia el punto de Jeremías? ¡De ningún modo! El punto es que Israel rompió el pacto, Dios, en castigo los rechazó desentendiéndose de ellos. Finalmente, Dios tendría misericordia de ellos restaurándoles la comunión con Él. ¿Cabe decir que Israel rompió el pacto con Dios a pesar de que había sido un esposo fiel para ellos? ¡Ciertamente lo hace! ¿Es igualmente apropiado decir que, cuando Israel rompió el pacto, Dios los rechazó y se desentendió de ellos? ¡Si! Esto también encaja bien. Jeremías ya había escrito cosas como:

  • «Todos tus amantes te han olvidado, ya no te buscan; porque con herida de enemigo te han herido, con castigo de hombre cruel, por lo grande de tu iniquidad y lo numeroso de tus pecados. 15 ¿Por qué gritas a causa de tu quebranto? Tu dolor es incurable. Por lo grande de tu iniquidad y lo numeroso de tus pecados, te he hecho esto» (Jeremías 30:14b-15).

Dios tomó la posición del enemigo de Israel. Debido a la iniquidad de ellos, «me desentendí de ellos». Ahora, y en contraste con esto, promete que Él los cuidará y restaurará. El significado del texto en el contexto se mantiene completamente intacto cualquiera que sea la letra hebrea que se use aquí. Al principio puede parecer un problema importante, pero en realidad es pequeño. El hecho de que esto sea lo mejor que se les ocurra a los críticos es en realidad un testimonio ¡de cuán asombrosamente bien conservada está la Biblia! Y el hecho de que los escribas y traductores a través del tiempo y aún hoy no hayan tratado de «arreglar» el problema cambiando el idioma hebreo para que coincida con el texto masorético o viceversa es solo una demostración más de que aquí, no existe una conspiración cristiana. Todo lo que tenemos es una antigua variante menor de una sola palabra hebrea que no tiene impacto sobre el significado de todo el pasaje. El autor de Hebreos no les estaba mintiendo a sus lectores al usar la versión más familiar ni tampoco los rabinos pretendían engañar a sus lectores al preservar la versión más familiar para ellos. Aquí no existe ningún desafío a la integridad de la Biblia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí