Juan 17:3: «… el único Dios verdadero …»

0
98

Visite también nuestra Sección, Versículos Examinados del Nuevo Pacto
Visite también nuestra Sección, Apologética


«Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado» (Juan 17:3).


Entre otras citas bíblicas, los testigos de Jehová citan Juan 17:3 como un texto de prueba para negar la Trinidad y afirmar que Dios no se encarnó en la persona de Cristo. Ellos concluyen que, si Jesús fuera Dios, entonces, no hubiera llamado al Padre «el único Dios verdadero». Si el Padre es el único Dios verdadero, entonces, esto significa que Jesús no puede ser Dios.

Primero: no es apropiado hacer una doctrina teológica de un solo versículo. De esto y en la mayoría de los casos, los testigos de Jehová son culpables. Aun así, ellos tienden a tomar uno o dos versículos de un tema y usarlos para interpretar todos los demás. En vez de lograr una posición balanceada, ellos llegan a una interpretación que estará de acuerdo con sus posiciones teológicas. A esto se le llama, «prueba del texto» y es lo que los testigos de Jehová hacen continuamente.

Segundo: el contexto del comentario de Jesús, fue que Él estaba hablando como hombre ante Su Dios. Recuerde que Jesús es tanto Dios como hombre, la segunda persona de la Trinidad, la Palabra hecha carne (Juan 1:1, 14). Debido a que Él era tanto divino como humano, como humano, Él diría, de forma natural y correctamente, que Su Padre era el único Dios verdadero. Él no estaba negando Su propia divinidad, estaba, más bien, afirmando al Dios verdadero como fue afirmado en el Viejo Pacto:

Isaías 37:20 registra: «Señor y Dios nuestro, líbranos ahora de caer en sus manos, para que todos los reinos de la tierra sepan que sólo tú eres el Señor» (Reina Valera Contemporánea). La verdad es que Jesús, como hombre, había nacido bajo la ley (Gálatas 4:4) y como tal, tendría que estar sujeto a Dios. Sólo en este caso estaba sujeto al Padre. Y esta es la razón por la cual Jesús llamó al Padre el único Dios verdadero. Pero esta no es una frase que excluye a Cristo de ser Cristo mismo cuando Él afirmó, «… antes que Abraham naciera, yo soy» (Juan 8:58), y tampoco niega que fue llamado Dios por Tomás en Juan 20:28:

  • «Respondió Tomás y le dijo: ¡Señor mío y Dios mío!»

Tercero: Juan 17:3 debe ser examinado a la luz de toda la Escritura. Vemos que Jesús es llamado Dios en Juan 1:1, 14; 8:58; 20:28; Colosenses 2:9; Hebreos 1:8. Por lo tanto, Juan 17:3 no puede ser interpretado de forma tal que no concuerde con el resto de las Escrituras. Claro está, que muchas personas simplemente declararán que a Jesús en Juan 17:3 no se le puede permitir ser Dios. Pero el simple hecho es que Jesús es llamado Dios por Dios y otros; por lo tanto, toda la Escritura tiene que cuadrar.

Cuarto: este versículo refleja la relación de Jesús como hijo. El Padre y el Hijo tienen una relación única; Jesús es el Hijo eterno. Los términos usados entre el Padre y el Hijo denotan una relación por la cual Dios es llamado el Dios del Hijo en 2ª Corintios 11:31:

  • «El Dios y Padre del Señor Jesús, el cual es bendito para siempre, sabe que no miento».

Quinto: Jesús se identificó a Sí Mismo con el Padre.

  • Jesús es uno con el Padre
    • «Yo y el Padre somos uno» (Juan 10:30).
  • Jesús está en el Padre y el Padre está en Jesús
    • «Pero si las hago, aunque a mí no me creáis, creed las obras; para que sepáis y entendáis que el Padre está en mí y yo en el Padre» (Juan 10:38).

En esencia, ellos no están divididos. Así que, en un sentido, Jesús está en el Padre y si el Padre es el único Dios verdadero, entonces, Jesús es el Dios Verdadero.

Jesús es llamado el único Dios verdadero

  • «Y sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento a fin de que conozcamos al que es verdadero; y nosotros estamos en aquel que es verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios y la vida eterna» (1ª Juan 5:20).

Jesús no está contradiciendo la Palabra; son los testigos de Jehová quienes lo hacen.

Sexto: si debemos ser consistentes usando la lógica de los testigos de Jehová, de que el Padre es el único Dios verdadero, entonces, los siguientes versículos presentan un problema. Pero si sólo usamos la lógica, claro está:

  1. «Pues por medio de engaños se han infiltrado entre ustedes algunos malvados. Éstos, que desde antes habían sido destinados a la condenación, convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje y niegan a Jesucristo, nuestro único Soberano y Señor» (Judas 1:4 – Reina Valera Contemporánea).
    1. ¿Significa esto que el Padre no es nuestro soberano y Señor? Claro que no. Sin embargo, Jesús es llamado, «nuestro único Soberano y Señor».
  2. «La Palabra, la luz verdadera, la que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. 10 En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por ella, pero el mundo no la conoció» (Juan 1:9-10 – Reina Valera Contemporánea).
    1. Aquí vemos la Palabra (Jesús), siendo llamado «la luz verdadera». ¿Significa esto que el Padre no es la luz verdadera? Sin embargo, tenemos al Hijo y al Padre siendo la luz verdadera.
  3. «Y Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno es bueno, sino solo uno, Dios» (Marcos 10:18).
    1. ¿Significa este versículo que Jesús no es Dios? Jesús dijo que sólo Dios era bueno. Entonces, si usamos la lógica del testigo de Jehová, Jesús no es bueno. Claro está que esto no tendría sentido, ya que los testigos consideran a Jesús «un simple buen hombre».
  4. «Yo, yo soy el Señor, y fuera de mí no hay salvador» (Isaías 43:11).
    1. Nosotros sabemos que Jesús es el Salvador. Una vez más, de acuerdo con la lógica de los testigos, Jesús no puede ser el Salvador ya que la Biblia nos dice que YHVH es el único Salvador.
      1. «A Tito, verdadero hijo en la común fe: Gracia y paz de parte de Dios el Padre y de Cristo Jesús nuestro Salvador» (Tito 1:4).
      2. «Que Él derramó sobre nosotros abundantemente por medio de Jesucristo nuestro Salvador» (Tito 3:6).
  5. «Bendito sea el Señor Dios, el Dios de Israel, el único que hace maravillas» (Salmo 72:18).
    1. Jesús llevó a cabo muchas maravillas; pero si el Señor [YHVH] es el único que realiza maravillas, ¿Cómo pudo entonces Jesús hacer maravillas también?
      1. «Pero cuando los principales sacerdotes y los escribas vieron las maravillas que había hecho, y a los muchachos que gritaban en el templo y que decían: ¡Hosanna al Hijo de David!, se indignaron» (Mateo 21:15).
      2. «Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa. 25 Y al instante se levantó delante de ellos, tomó la camilla en que había estado acostado, y se fue a su casa glorificando a Dios. 26 Y el asombro se apoderó de todos y glorificaban a Dios; y se llenaron de temor, diciendo: Hoy hemos visto cosas extraordinarias» (Lucas 5:24-26).
  6. «Así dice el Señor, tu Redentor, el que te formó desde el seno materno: Yo, el Señor, creador de todo, que extiendo los cielo yo solo y afirmo la tierra sin ayuda» (Isaías 44:24).
    1. De acuerdo con Juan 1:3 y Colosenses 1:16-17 Jesús hizo todas las cosas. De igual manera y de acuerdo con la lógica de los testigos de Jehová, usted tendría un problema:
      1. «Todas las cosas fueron hechas por medio de Él, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho» (Juan 1:3).
      2. «Porque en Él fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de Él y para Él. 17 Y Él es antes de todas las cosas, y en Él todas las cosas permanecen» (Colosenses 1:16-17).
        1. Debido a que Dios ha creado solo todas las cosas, ¿cómo podría Jesús haberlas hecho?.

Como podemos ver, es imposible hacer una doctrina simplemente de un versículo. Hacer esto es invitar al error y sólo sirve para usar la Biblia para validar las ideas preconcebidas acerca de la doctrina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí