Juan 5:18: «… haciéndose igual a Dios»

0
40

Visite también nuestra Sección, Versículos Examinados del Nuevo Pacto
Visite también nuestra Sección, Apologética


«Entonces, por esta causa, los judíos aún más procuraban matarle, porque no solo violaba el día de reposo, sino que también llamaba a Dios su propio Padre, haciéndose igual a Dios» (Juan 5:18).


Cuando este versículo se usa en contra de los testigos de Jehová o cualquier otro culto no cristiano que niega la divinidad de Jesús, preguntarán en primer lugar, si Jesús realmente pecó y quebrantó el Sabbat. Posteriormente afirmarán, que cuando Jesús «llamaba a Dios su propio Padre, haciéndose igual a Dios», que esto era lo que los judíos pensaban, no, lo que Juan realmente quería afirmar. Pero, tanto los testigos de Jehová, como otros grupos no cristianos, están muy equivocados.

El contexto de este versículo en Juan 5, trata del enfermo sanado por Jesús en el día de reposo. Después del milagro, el hombre, «tomó su camilla y echó a andar» (v. 9). «Por eso los judíos decían al que fue sanado: Es día de reposo, y no te es permitido cargar tu camilla. 11 Pero él les respondió: El mismo que me sanó, me dijo: «Toma tu camilla y anda». Más adelante, se registra:

  • «A causa de esto los judíos perseguían a Jesús, porque hacía estas cosas en el día de reposo. 17 Pero Él les respondió: Hasta ahora mi Padre trabaja, y yo también trabajo. 18 Entonces, por esta causa, los judíos aún más procuraban matarle, porque no solo violaba el día de reposo, sino que también llamaba a Dios su propio Padre, haciéndose igual a Dios» (Juan 5:16-18).

Es cierto que Jesús sanó a este enfermo en el Sabbat, pero para Él era obvio que esto estaba bien, sin embargo, los judíos pensaron que Él estaba violando el Sabbat. Por lo tanto, cuando Juan dice que Jesús estaba violándolo, estaba claramente diciendo que Jesús estaba rompiendo la concepción equivocada que tenían los judíos del Sabbat, no violando el Sabbat real. Además, Juan dice que Jesús estaba llamando a Dios Su propio Padre, haciéndose a Sí Mismo igual a Dios. Juan está haciendo dos comentarios: uno es acerca de los judíos en su reclamo errado acerca del Sabbat real, y el otro acerca de Jesús afirmando ser divino. Pero los cultos no cristianos no aceptarán esta respuesta. Así que, vamos a analizar este tema un poco más:

Si solamente eran los judíos los que pensaron que Jesús estaba haciéndose a Sí mismo igual a Dios, ¿pueden entonces los testigos de Jehová señalar en el contexto lo que Jesús dijo e hizo que causó que los judíos pensaran esto? Si ellos, no pueden encontrar el lugar en la Escritura, entonces la única cosa que quedaría es concluir que este comentario es de Juan, y no de los judíos.

Pero alguien podría preguntarle al cristiano, dónde y qué fue lo que Jesús dijo y que dio a entender que Él estaba afirmando el ser igual a Dios. La respuesta es simple: llamar a Dios Su propio Padre, es afirmar el ser igual a Dios, así como lo registró el apóstol Juan. Sin embargo, miremos los capítulos anteriores a Juan 5 para encontrar alguna clave a la declaración de Jesús relacionada con la relación de Él con el Padre.

  • «… no hagáis de la casa de mi Padre una casa de comercio» (Juan 2:16).
  • «Dios amó tanto a la gente de este mundo, que me entregó a mí, que soy su único Hijo, para que todo el que crea en mí no muera, sino que tenga vida eterna» (Juan 3:16 – Traducción en lenguaje actual).
    • Jesús en este versículo se refiere como al Hijo de Dios. ¿Quién es entonces Su Padre?
  • «Jesús les dijo: Mi comida es hacer la voluntad del que me envió y llevar a cabo su obra» (Juan 4:34).
    • ¿Quién lo envió y quien quería que acabara Su obra? Su Padre.

Podemos concluir algo muy simple de esta información. Jesús es el Hijo de Dios y Él llama Dios a Su propio Padre. Por lo tanto, el problema está en entender lo que la frase, «Hijo de Dios» significa. Aparentemente, en la cultura bíblica, significa ser igual con Dios, como registró y afirmó, Juan el apóstol. Pero los testigos de Jehová, una vez más dirán que el término Hijo de Dios significa que Jesús no es Dios. Si esto es así, entonces, el término. «Hijo del Hombre», ¿significa que Jesús no es un hombre? Claro que no. Si el término Hijo del Hombre significa que Jesús es un hombre, entonces, ¿qué significa el término, «Hijo de Dios»?

¿Por qué Juan no Corrigió el Error?

Ahora bien, si Jesús no era Dios, ¿por qué el apóstol Juan no aclaró la situación? Después de todo, ésta era una buena oportunidad para hacerlo. Recuerde que Juan clarificó otros puntos. Aquí hay unos ejemplos:

  • «Por eso el dicho se propagó entre los hermanos que aquel discípulo no moriría; pero Jesús no le dijo que no moriría, sino: Si yo quiero que se quede hasta que yo venga, ¿a ti, qué?» (Juan 21:23).
  • «Contestaron los judíos, y le dijeron: ¿No decimos con razón que tú eres samaritano y que tienes un demonio? 49 Jesús respondió: Yo no tengo ningún demonio, sino que honro a mi Padre, y vosotros me deshonráis a mí» (Juan 8:48-49).

Juan, definitivamente estaba en la posición de corregir un gran error como el de Jesús siendo Dios en carne, pero no lo hizo. Esto no es algo que usted simplemente no dejará de pasar por alto cuando está escribiendo un evangelio acerca de quién es realmente Jesús.

NOTA: A menos que se diga lo contrario, las citas son tomadas de La Biblia de las Américas – LBLA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí