«los echarán en el horno de fuego»

0
137
«los echarán en el horno de fuego»
«los echarán en el horno de fuego»

Visite También Nuestras Secciones, Versículos Examinados del Nuevo Pacto y Apologética

Título Original: Mateo 13:40-42: «los echarán en el horno de fuego»

11 de octubre de 2018

Regresar a, Página del Aniquilacionismo

Mateo 13:40-42: «los echarán en el horno de fuego»

  • «Por tanto, así como la cizaña se recoge y se quema en el fuego, de la misma manera será en el fin[Lit., la consumación] del mundo[O, siglo]. 41 El Hijo del Hombre enviará a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que son piedra de tropiezo[O, todo lo que ofende] y a los que hacen iniquidad; 42 y los echarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el crujir de dientes».

¿A Dónde Serán Echados los Impíos?

Jesús dijo que «en el fin del mundo» los impíos serían echados «en el horno de fuego», donde sucederá «el llanto y el crujir de dientes». Los condicionalistas dirán que este horno de fuego termina en la no existencia de los impíos. Pero el texto no dice esto. Más bien, afirma que en el horno de fuego será el llanto y el crujir de dientes. Pero ellos razonan que el fuego quemará hasta que la persona sea consumida.

«los echarán en el horno de fuego» y la Cremación Condicionalista

  • «La figura del fuego ‘inextinguible’ aparece con frecuencia en toda la Escritura y significa un fuego que no puede ser resistido o apagado hasta que haya hecho lo que este pretende hacer. Debido a que ‘no se apaga’ o ‘no se extingue’, consume completamente lo que se pone en este. Sin embargo, un fuego ‘inextinguible’ finalmente se apaga cuando su combustible se ha consumido. ‘inextinguible’ no significa que siempre arda, sino que no puede ser resistido». (Énfasis añadido).1
  • «Hay tres pasajes que hablan del fuego inextinguible, dos en la enseñanza del Bautista (Mateo 3:12 = Lucas 3:17) y uno de nuestro Señor que habla de ir, ‘a la gehena al fuego inextinguible’ (Marcos 9:43). Claro que la paja es quemada por el fuego que no se puede resistir. No hay nada que sugiera que el fuego continúa quemando después que ha destruido la basura». (Énfasis añadido).2

¿Se Apagará el Fuego?

Entonces, la conjetura del condicionalista es que el fuego del juicio significa que una vez que una persona es consumada, el fuego se apaga. En el contexto de estos versículos, el llanto y el crujir de dientes sería, para aquellos condicionalistas que se aferran al sufrimiento antes de la aniquilación, la consecuencia de su pecado que conduce a la extinción. Algunos condicionalistas dicen que las personas resucitan para juicio después de lo cual sus cuerpos físicos serán quemados. Cuando estos se queman, el alma deja de existir. Pero, nos quedan algunos problemas.

El Llanto y el Crujir de Dientes

Si hay llanto y crujir de dientes debe haber algo que el impío experimente, Esto significa que los impíos padecen un terrible tormento. Los condicionalistas podrían decir que esta experiencia aterradora es una perspectiva de aniquilación, pero esa es solo la opinión de ellos. Debido a que es más terrible sufrir eternamente que no sufrir eternamente, tendría más sentido decir que la experiencia aterradora que se describe como el llanto y el crujir de dientes sería un tormento consciente eterno, no la nada del aniquilacionismo.

Sufrimiento de Acuerdo con su Pecado

Si los impíos son quemados antes de ser aniquilados, entonces lo serán de acuerdo con su pecado. Debido a que la Biblia nos dice que hay diferentes grados de castigo (Mateo 11:22-24; Lucas 12:47-48), parecería, desde la perspectiva condicionalista, que habrá grados de quema y sufrimiento. Por lo menos con aquellos que no afirman la aniquilación directa después de la muerte. Sin embargo, la quema sería con relación a su pecado, el cual está de acuerdo con la ley de Dios.

Lo que Sucederá Antes de Ser Aniquilados

Por lo tanto, algunos condicionalistas dirían que los impíos sufren su quema en proporción a su pecado antes de ser aniquilados. Pero, si han terminado la cantidad necesaria de quema o sufrimiento, y de acuerdo con su pecado, ¿por qué entonces también son aniquilados? ¿No han completado la cantidad necesaria de sufrimiento mediante la quema que está de acuerdo con la ley? ¿Cómo es que esto no es una forma de doble juicio?

¿Cuál es el Requisito de la ley?

Si el condicionalista dice que el requisito de la ley es el castigo de la no existencia, el cual es llevado a cabo por medio de la combustión o quema de sus cuerpos, muestre entonces eso en las Escrituras. Sí hay muchos lugares en el Viejo Pacto que hablan acerca de los impíos quemándose, pero estas figuras en el lenguaje están para ilustrar la aterradora perspectiva del juicio que se ajusta mejor al tormento consciente eterno, no a la nada de la aniquilación. Por supuesto, los escritores sabían que los incendios se apagaban y los gusanos morían (Isaías 66:24). Pero usaron imágenes de consecuencia eterna que es experimentada, no el llevarlo a la nada. Además, el Nuevo Pacto interpreta el Viejo e implica claramente un tormento consciente eterno en muchos de sus pasajes, los cuales puede leer con sus artículos.

  • El Hombre Rico y Lázaro (Lucas 16:19-31).
  • Los Ángeles e Impíos Sometidos al Castigo del Fuego Eterno (Judas 1:6-7).
  • Adoradores de la Bestia son Atormentados Para Siempre (Apocalipsis 14:9-11).

¿Requiere la Escritura el Castigo de la no Existencia?

Aún más, si los condicionalistas dicen que el castigo de la ley exige la no existencia, entonces, esto es sólo una opinión. Pero la Escritura está lejos de ser concluyente en apoyo de la perspectiva condicionalista. En todo caso, enseña un tormento consciente eterno. Por ejemplo, Judas 1:7 enseña claramente que las personas impías de Sodoma y Gomorra están presentadas actualmente como expuestas al castigo del fuego eterno. Parecería entonces, que la posición aniquilacionista es una suposición sacada en la Escritura, no un hecho derivado de esta. Leer, «Judas 1:6-7, los ángeles y los malvados que sufren el castigo del fuego eterno».

Conclusión de «los echarán en el horno de fuego»

Nada en el texto de Mateo 13:40-42 dice que los impíos serán aniquilados. La suposición de los condicionalistas de que el pasaje está hablando de la no existencia es sólo una conjetura. Simplemente, no está ahí. Si por cualquier cosa, el horno de fuego en el cual «será el llanto y el crujir de dientes» es más descriptivo del castigo consciente el cual apoya el punto de vista tradicionalista del tormento consciente eterno. Tan horrible como es esta perspectiva eso es lo que enseñan las Escrituras. Así lo enseñan Lucas 16:19-31; Judas 1:6-7 y Apocalipsis 14:9-11.

  1. Fudge, Edward William. The Fire That Consumes: A Biblical and Historical Study of the Doctrine of Final Punishment, Third Edition (p. 77). Cascade Books, an imprint of Wipf and Stock Publishers. Kindle Edition.
  2. Rethinking Hell: Readings in Evangelical Conditionalism (Kindle Locations 2016-2019). Cascade Books, an Imprint of Wipf and Stock Publishers. Kindle Edition.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí