Lucas 2:14: ¿Dice, «buena voluntad para con los hombres» o, «para aquellos en quienes Dios se complace»?

0
169

Visite también nuestra Sección, Versículos Examinados del Nuevo Pacto
Visite también nuestra Sección, Apologética

Por, Luke Wayne
12 de diciembre de 2019

NOTA: A menos que se diga lo contrario, las citas son tomadas de La Biblia de las Américas – LBLA.

Los primeros capítulos del evangelio de Lucas suministran un registro clásico del nacimiento de Jesús con el que todos estamos bastante familiarizados: el viaje de María y José a Belén para el censo, Jesús en el pesebre, la aparición del ángel a los pastores, etc. Sin embargo, justo aquí, con las palabras del ángel, el lector atento descubrirá una pequeña pero notable diferencia entre las principales traducciones de la Biblia. El registro clásico que se encuentra en la Versión King James (así como en versiones modernas como la NKJV [New King James Version] y MEV [Modern English Version]), y que se repite en muchos de nuestros himnos y tradiciones navideñas, se lee así:

  • «Gloria a Dios en las alturas, y paz en la tierra, buena voluntad para con los hombres» (Lucas 2:14 – KJVRV60SRV-BRG [Spanish Blue Red and Gold Letter Edition]).

Otras modernas traducciones (como La Biblia de las Américas [LBLA], la Nueva Traducción Viviente [NTV], la New American Standard Bible [NASB], la English Standard Version [ESV], etc.) se leen de forma algo similar, pero una diferencia significativa en la última oración:

  • «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres en quienes Él se complace[a]» (Lucas 2:14 – LBLA).
    • Footnotes:
      • [a] Lucas 2:14 Lit. hombres de su agrado, o, posiblemente, de buena voluntad
  • «¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz entre los hombres de su elección!» (Biblia Textual IV Edición – BTX).

¿Por qué esa diferencia? ¿Cuál es la versión correcta? ¡Hace realmente alguna diferencia? Vale la pena investigar esas preguntas.

La Fuente de la Diferencia

Estas dos versiones del versículo en realidad provienen de una variante bastante pequeña entre los manuscritos del evangelio de Lucas. En realidad, todo se reduce a la presencia o ausencia de una sola letra griega. En la lectura tradicional, la frase «buena voluntad para los hombres» es una traducción de dos palabras: ἀνθρώποις (anthropois) y εὐδοκία (eudokia). La primera palabra es lo que se conoce como una forma plural dativa de la palabra «ἄνθρωπος» (anthropos), una palabra para «hombre». El hecho de que esté en forma «plural dativa» significa que debería traducirse «para hombres». La segunda palabra, εὐδοκία, es una palabra para «buena voluntad, favor, una disposición misericordiosa». Por lo tanto, la KJV y las otras versiones mencionadas, traducen acertadamente esta «buena voluntad para los hombres», una lectura directa digna de mérito y literal.

Las otras traducciones como la NASB difieren porque están basadas en manuscritos antiguos que difieren ligeramente de la redacción discutida anteriormente. Mientras que la primera palabra, «para hombres» es, completamente la misma, la segunda palabra tiene una letra adicional, siendo esta, εὐδοκίας (eudokias), en vez de, εὐδοκία (eudokia). Esto es simplemente lo que se llama una forma «genitiva» de la misma palabra, lo que en este caso solo significa que, en lugar de «buena voluntad / favor», la palabra debe ser traducida como «de buena voluntad / favor» o «poseer buena voluntad / favor». Dado que, en el contexto, la «buena voluntad» sigue siendo claramente la de Dios, la frase es más difícil de traducir sencillamente, pero significaría algo como «a los hombres que poseen el favor [de Dios]» o, «a los hombres hacia quienes [Dios] tiene buena voluntad». Por lo tanto, «entre los hombres en quienes Él (Dios) se complace» de la NASB y otras, es una aproximación muy buena.

Las diferentes versiones de este versículo son traducciones sólidas de los respectivos manuscritos en las que están basadas. ¿Pero cuáles manuscritos reflejan mejor el original?

La Evidencia del Manuscrito

Ambas lecturas están bien documentadas tanto en los primeros manuscritos griegos como en las traducciones antiguas. La lectura clásica «buena voluntad para con los hombres» se encuentra en muchas copias destacadas, tales como el Códice P y Ξ del siglo sexto, E y L del siglo octavo y G, H, K, Δ, Θ, Ψ, Uncial 53, y minúscula 892, todas del siglo noveno, así como también en la mayoría de los manuscritos griegos medievales posteriores. Aunque los antiguos códices א y B estaban originalmente de acuerdo con la lectura «hombres en quienes Él se complace», escribas tardíos borraron la «s» final para alinearlo con la versión de «buena voluntad para con los hombres». La Uncial 0233 del siglo octavo está dañada en este lugar, pero parece –basado en el espacio disponible y el tamaño de las letras) que probablemente también habría contenido la lectura, «buena voluntad para los hombres». Entre las traducciones siríacas –aunque existen ligeras variaciones en la redacción exacta– básicamente todas, están de acuerdo con la lectura tradicional, al igual que otras traducciones antiguas como el copto boháirico, la armenia, la eslava, la georgiana y la etíope.

De otro lado, la lectura «hombres en quienes Él se complace» (ἀνθρώποις εὐδοκίας) es apoyada por todas las fuentes tempranas, tales como los escribas originales de א y B del siglo cuarto y los Códices A, D, y W del siglo quinto, así como también una minoría de manuscritos griegos tardíos. Toda la tradición latina favorece esta lectura, tanto en el latín antiguo temprano –algunos datan de los siglos cuarto y quinto– como en manuscritos posteriores y más numerosos de la Vulgata. Otras traducciones antiguas también apoyan esta versión, como el copto sahídico y el gótico.

Como puede ver, ambos lados cuentan con un amplio cuerpo de diversos testigos. La lectura tradicional «buena voluntad para con los hombres». Cuenta con más manuscritos griegos –algunos de ellos muy tempranos– aunque la lectura «en quienes Él se complace» la tienen todos los manuscritos griegos más tempranos. La unanimidad de las traducciones latinas –que no sólo es un gran cuerpo de material, sino que también se remonta a una fecha notablemente temprana– está del lado de la lectura «en quienes Él se complace». Y aunque no es poca cosa, el siríaco es también una traducción temprana e importante y favorece la «buena voluntad para los hombres». Si simplemente miramos todas las copias, se puede hacer un caso razonable para ambas partes. El hecho de que todas las fuentes más antiguas están de acuerdo en la lectura de «en quienes Él se complace» quizás le dé una ligera ventaja, pero este es un escenario en el que más líneas de evidencia pueden ser útiles.

El Contexto Bíblico

Una pregunta importante que debemos hacernos es cómo estas palabras pueden ser usadas en otras partes de las Escrituras. La frase exacta, ἀνθρώποις εὐδοκία/εὐδοκίας no ocurre en ningún otro lugar de la Biblia, pero varias formas de la palabra clave εὐδοκία –incluyendo el genitivo εὐδοκίας– son usadas en la Septuaginta, la antigua traducción del Viejo Pacto del hebreo al griego. Allí encontramos que la palabra se refiere con frecuencia al favor de Dios el cual, Él otorga distintivamente a Su pueblo. Para tomar un solo ejemplo, leemos:

  • «Pero alégrense todos los que en ti se refugian; para siempre canten con júbilo, porque tú los proteges; regocíjense en ti los que aman tu nombre.12 Porque tú, oh Señor, bendices al justo, como con un escudo lo rodeas de tu favor» (Salmo 5:12 – La Biblia de las Américas – LBLA).

Las últimas palabras «de (tu) favor» son, como habrá supuesto, la palabra griega «εὐδοκίας», precisamente lo que se esconde detrás de la lectura «en quienes Él se complace». Sin embargo, aquí, lo que es importante no es simplemente la presencia de la forma de la palabra, sino más bien, lo que está diciendo. El mensaje es, «Pero alégrense todos los que en ti se refugian». ¿Por qué? Porque Dios ha bendecido a tales hombres, es decir, aquellos que esperan en Él con Su divino favor. Dios no protege a todos los hombres con Su favor, pero lo hará para aquellos hombres que en Él esperan. Esto encaja bien con las ideas expresadas al inicio del evangelio de Lucas aun antes que el ángel llegara al lugar de los pastores.

  • «Y DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN ES SU MISERICORDIA PARA LOS QUE LE TEMEN. 51 Ha hecho proezas con su brazo; ha esparcido a los soberbios en el pensamiento de sus corazones. 52 Ha quitado a los poderosos de sus tronos; y ha exaltado a los humildes» (Lucas 1:50-52).

La idea de paz para aquellos a quienes Dios les ha otorgado Su misericordioso favor es consistente tanto con el uso bíblico de εὐδοκία/εὐδοκίας y con lo que Lucas ya ha registrado acerca de los que Jesús viene a hacer. Por lo tanto, la lectura «en quienes Él se complace», que enfatiza que la paz y la misericordia de Dios las cuales son dadas específicamente a aquellos a quienes Él ha otorgado Su favor –es decir, aquellos que creen en Jesús– encaja mejor tanto en el inmediato como en el más amplio contexto bíblico.

El Contexto Cultural

Al considerar esta pregunta, también puede ser útil notar que hay expresiones similares en otra literatura judía de ese tiempo. Debido a que este tipo de lenguaje era conocido entre los judíos del primer siglo, los ángeles probablemente lo habrían usado de una manera que tuviera sentido para ellos a fin de transmitir el punto correcto. Por ejemplo, en los Rollos del Mar Muerto, hay una frase muy similar que aparece más de una vez en un rollo de un himno conocido como 1QH.[1] Lo encontramos en frases como:

  • «En tu ira están todos los castigos, pero en tu bondad hay mucho perdón y tu misericordia es para con los hijos de tu buena voluntad».[2]

El término «hijos de tu buena voluntad» está muy cerca de la idea de «hombres de buena voluntad [de Dios]». El erudito de los Rollos del Mar Muerto, Geza Vermes, traduce en otra parte la expresión como «hijos de Su gracia».[3] Que encontremos tales expresiones similares presentes de manera única en la cultura de esa época aumenta la probabilidad de que esta fuera la expresión que el ángel usó para hablarles a los pastores judíos del primer siglo. Por el contrario, parece muy poco probable que los escribas cristianos posteriores en una cultura que no usaba una frase así hubieran inventado una frase tan parecida a la forma como los judíos del primer siglo hablaban. La mejor explicación es que la lectura griega detrás de la NASB «entre los hombres con quienes Él está complacido / se complace» es la lectura correcta. De manera similar, si miramos el libro apócrifo de Enoc –un libro judío popular en la época en que nació Jesús– encontramos la frase:

  • «Pero Él hará paz con los justos, protegerá a los favorecidos y tendrá misericordia de ellos» (Enoc 1:8).

En la versión griega de «Enoc», la frase traducida aquí como «favorecidos» es, nuevamente, εὐδοκίας. Aquí, el punto no es que este apócrifo tenga alguna autoridad, lo cual no es así, ni que haya influido en el evangelio de Lucas, lo cual, tampoco hizo. El punto es simplemente señalar otro ejemplo donde este tipo de expresión era usada y entendida por los judíos de la época. Aquí tenemos una declaración de que Dios hará las paces con un pueblo favorecido a quien Él ha otorgado Su buena voluntad. Compare esto con Lucas 1:18 en la NASB, o incluso con la redacción utilizada en la Nueva Versión Internacional:

  • «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad» (Lucas 2:14 – Nueva Versión Internacional – NVI).

Dado lo que vemos aquí en el contexto bíblico y cultural, la NVI (y traducciones similares como la Contemporary Standard Version [CSB] y la New Revised Standard Version [NRSV]) pueden captar el sentido de este versículo en particular incluso mejor que la NASB, pero todas están basadas en el mismo texto griego, y ese texto griego parece ser, a juzgar por todas las evidencias, el correcto. La paz de Dios no se otorga en última instancia a todos los hombres, sino que se otorga especialmente a aquellos que, solo por fe, reciben la obra terminada de Cristo y, por lo tanto, reciben el favor y la buena voluntad de Dios.

Notas a pie de página:

[1] En este artículo cito un pasaje de la Columna 19 en el arreglo usado por Geza Vermes. «The Complete Dead Sea Scrolls in English: Revised Edition» y por Florentino García Martínez y Eibert J. C. Tigchelaar, «The Dead Sea Scrolls Study Edition», aunque otros a veces ubican este mismo pasaje como la Columna 11 usando el antiguo sistema de Eleazar Sukenik. También puede encontrar la expresión relevante en 1QH, columna 12 en las fuentes citadas aquí, que es la columna 4 en la disposición de Sukenik.
[2] Geza Vermes, «The Complete Dead Sea Scrolls in English: Revised Edition» (Penguin Books, 2004) 293.
[3] Ibíd. 271

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí