Cómo hacerse cristiano

0
474
Cristianismo
Cristianismo

Visite también nuestra sección, Doctrina cristiana y teología
Visite también nuestra sección, Cristianismo

Usted no se hace cristiano por algo que usted haga, como, por ejemplo, pretender guardar los diez mandamientos. Tampoco se hace cristiano por ser miembro de una iglesia o que con presunción diga que es sincero.

¿Qué debe hacer? Ante todo, creer en Jesús, no sólo por quién es Él sino también creer en todo lo que dijo respecto a Sí mismo (Hechos 4:12; Juan 14:6). Dios se encarnó en la persona de Jesús (Juan 1:1, 14); debe recibir a Jesús (Juan 1:12) y Su sacrificio por sus pecados. La salvación, la cual es, ser salvo del justo juicio de Dios no es por obras; es por la gracia de Dios (Efesios 2:8).

Aunque no existen reglas o pasos para hacerse cristiano, lo siguiente es un resumen bíblico de lo que usted necesita hacer:

  1. Reconozca su pecaminosidad delante de Dios. El pecado es quebrantar la ley de Dios. Se peca cuando se miente, se roba, se desea lo que no le pertenece, etc.
    1. «Por tanto, tal como el pecado entró en el mundo por un hombre, y la muerte por el pecado, así también la muerte se extendió a todos los hombres, porque todos pecaron» (Romanos 5:12).
  2. Reconozca que su pecado ha causado una separación entre Dios y usted
    1. «Pero vuestras iniquidades han hecho separación entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados le han hecho esconder su rostro de vosotros para no escucharos» (Isaías 59:2).
  3. Crea que Jesús es el único camino a Dios Padre
    1. «Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí» (Juan 14:6).
  4. Pídale a Jesús que perdone sus pecados ya que Él tiene la autoridad para perdonarlos
    1. «Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra» (Mateo 28:18).
    2. Jesús le dice que le pida a Él: «Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré» (Juan 14:14).
    3. Jesús es quien perdona pecados: «Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): 11 A ti te digo: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa» (Marcos 2:10-11).
    4. Este último paso se conoce como «recibir» a Jesús: «Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre» (Juan 1:12).
  5. Aléjese del pecado
    1. «Por tanto, habiendo pasado por alto los tiempos de ignorancia, Dios declara ahora a todos los hombres, en todas partes, que se arrepientan» (Hechos 17:30).
    2. «Por tanto, dad frutos dignos de arrepentimiento» (Mateo 3:8).

Si desea hacerse cristiano debe recibir a Jesús como su Salvador (Juan 1:12). Le pedimos que le ore a Jesús pidiéndole que perdone sus pecados y le enseñe a seguirlo a Él en verdad. Recuerde Juan 14:14: «Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré».

Considere también lo que Jesús enseñó:

  • «Refirió también esta parábola a unos que confiaban en sí mismos como justos, y despreciaban a los demás: 10 Dos hombres subieron al templo a orar; uno era fariseo y el otro recaudador de impuestos. 11 El fariseo puesto en pie, oraba para sí de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: estafadores, injustos, adúlteros; ni aun como este recaudador de impuestos. 12 Yo ayuno dos veces por semana; doy el diezmo de todo lo que gano. 13 Pero el recaudador de impuestos, de pie y a cierta distancia, no quería ni siquiera alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, ten piedad de mí, pecador. 14 Os digo que este descendió a su casa justificado pero aquel no; porque todo el que se ensalza será humillado, pero el que se humilla será ensalzado» (Lucas 18:9-14).

Note que el recaudador de impuesto no apeló a nada de lo que él había hecho. No hubo bautismo ni obras, él simplemente confesó sus pecados y le creyó a Dios.

Considere también lo que Pablo escribió:

  • «¿Qué diremos, entonces, que halló Abraham, nuestro padre según la carne? 2 Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué jactarse, pero no para con Dios. 3 Porque ¿qué dice la Escritura? Y creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. 4 Ahora bien, al que trabaja, el salario no se le cuenta como favor, sino como deuda; 5 mas al que no trabaja, pero cree en aquel que justifica al impío, su fe se le cuenta por justicia» (Romanos 4:1-5).

Pablo enseña que somos declarados justos por fe delante de Dios; no por fe + obras, sino por fe. La fe debe estar colocada sólo en al autor y consumador de este: Cristo y Su obra en la cruz donde Él llevó nuestros pecados en Su cuerpo (1ª Pedro 2:24).

Jesús es el único que le puede salvar. Crea solamente es Él. Él es suficiente.

Si este artículo le ha ayudado de alguna forma, o tiene dudas, escríbanos por favor (cgarbiras@miapic.org) y déjenoslo saber. ¡Bendiciones!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí