¿Cuál es el Papel de la Apologética en el Evangelismo?

0
72

Visite también nuestra Sección, Evangelismo
Visite también nuestra Sección, Cristianismo

La apologética es la rama de la teología cristiana que trata con la defensa y el establecimiento de la fe cristiana. Con frecuencia, la apologética incluye el poder resolver preguntas difíciles, enseñar teología bíblica, examinar otras religiones, sacar a la luz el error, argumentar con los impíos, etc. Esto, naturalmente, puede ser por medio de la confrontación, lo que se nos ordena en las Escrituras hacer, pero con «mansedumbre y reverencia» (1ª Pedro 3:15). De otro lado, el evangelismo, es el acto de presentar el evangelio de Jesucristo a los perdidos (1ª Corintios 15:1-4; Romanos 1:16). Es parte de la gran comisión donde se nos ordena, «hacer discípulos de todas las naciones» (Mateo 28:18-19).

Sin embargo, la apologética y el evangelismo están relacionados. Cuando se necesita, la apologética es un medio por el cual el camino, es tanto preparado como protegido para que así, el mensaje del evangelio sea presentado adecuadamente, La apologética es como el soldado que batalla para proteger al mensajero que tiene que entregar el mensaje del evangelio.

Cuando el cristiano está evangelizando, y una persona en la multitud, le hace preguntas retadoras, estas, deben ser respondidas en el lugar, a menos, que la persona tenga la intención de hacerlas como distracción, o para probar a quien está evangelizando. Sin embargo, el evangelista, debe conocer lo básico de la apologética, lo cual incluye conocimiento para responder preguntas doctrinales, y para esto, deberá estar preparado para responder. Por lo tanto, la apologética es necesaria.

Existe un dicho que dice, que el corazón no aceptará lo que la mente rechace. Aunque la predicación del evangelio es de hecho, poderosa (Romanos 1:16), la verdad es que algunas veces, responder preguntas difíciles y exponer los errores de los antagonistas puede suministrar un medio más efectivo para presentar el evangelio. La práctica de la apologética:

  • le agrega credibilidad a quien expone la Palabra,
  • le da el derecho de hablar el evangelio a la multitud. En otras palabras, le ayuda a quienes escuchan recibir mejor lo que el evangelista está diciendo, ya que sus mentes no rechazan a quien habla por la incompetencia percibida en sus palabras.
  • silencia a quienes objetan.

Esta es una analogía usada para demostrar la relación entre la apologética y el evangelismo. Considere por un momento que el mundo es un campo lleno de agujeros, rocas y grietas con todo tipo de obstáculos como espinas, cardos, trampas y caminos falsos. En el centro de este campo existe un jardín encerrado en un gran muro, el cual tiene una sola puerta. El trabajo del apologeta es ser colaborador de Dios a aquellos no creyentes para que puedan transitar a través de los peligros y trampas del campo y poder llevar a la persona a la Puerta del Jardín para que así pueda ocurrir un encuentro con Dios. Por lo tanto, la apologética puede ser de vital importancia al preparar un camino para que el mensaje del evangelio sea predicado.

Finalmente, el papel de la apologética es para el servicio de la predicación del evangelio. En otras palabras, es la práctica de preparar a quien escucha para recibir la verdad de la Palabra de Dios en la presentación del evangelio salvador de Cristo. Recuerde, que la apologética no es el poder salvador de Dios para salvación; sólo es Su evangelio:

«Porque no me avergüenzo del evangelio, pues es el poder de Dios para la salvación de todo el que cree; del judío primeramente y también del griego» (Romanos 1:16).

De hecho, la apologética sin la presentación del evangelio tiene menos valor debido a que si usted calla a una persona, Dios podría ser justificado, y aun, glorificado; pero esto, no significa que la persona sea salva. Lo que salva es el evangelio; la apologética es el siervo del mensaje del evangelio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí