¿Cuál es la teoría de la expiación sustitutiva penal?

0
413
Cristianismo
Cristianismo

Visite también nuestra sección, Doctrina cristiana y teología
Visite también nuestra sección, Cristianismo

31 de mayo de 2017

La expiación sustitutiva penal es el punto de vista de que Cristo fue un sustituto legal para nosotros en la cruz y que Él llevó la pena por nuestros pecados que debíamos. (Penal significa legal como en las prisiones coloniales en islas remotas o desiertas). Jesús nació bajo la ley (Gálatas 4:4) y llevó nuestros pecados en Su cuerpo en la cruz (1ª Pedro 2:24).

En Su crucifixión, Jesús…

  • «Ciertamente Él llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. 5 Mas Él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él, y por sus heridas hemos sido sanados» (Isaías 53:4-5).
  • «Porque ni aun el Hijo del Hombre vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos» (Marcos 10:45).
  • «Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros llegáramos a ser justicia de Dios en Él» (2ª Corintios 5:21).
  • «y Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados» (1ª Pedro 2:24).

Y esto es exactamente lo que significa la expiación sustitutiva penal, llamada también, la expiación vicaria de Cristo.

Penal se refiere a la parte legal, y «sustitutiva» significa que Él, tomó nuestro lugar. El aspecto legal de la expiación de Jesús es evidente en que Él nació bajo la ley (Gálatas 4:4), obedeciéndola perfectamente (1ª Pedro 2:22). De acuerdo a la ley, Él fue el cordero del sacrificio (Éxodo 12:3; Juan 1:29), quien como sacerdote (Levítico 4:20; Hebreos 7:23-24), hizo también expiación (Levítico 17:11; Hebreos 9:14). Él fue sin mancha (Deuteronomio 17:1; Hebreos 9:14), y fue ofrecido a Sí mismo como el cordero pascual (Éxodo 12:11-13; Juan 19:14-15). De esta forma, Él fue el sacrificio legal o penal. Su sacrificio fue sustitutivo en que el juicio que era para nosotros, Él lo llevó. Él fue herido de Dios y afligido (Isaías 54:4) como debíamos haber sido nosotros por causa de nuestro pecado. «Él fue herido por nuestras transgresiones…» y, «El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él» (Isaías 53:4-5). Note que fue por lo que debíamos nosotros que Él se dio a Sí mismo. Nuestra iniquidad también cayó sobre Él (Isaías 54:6; Hebreos 9:28). Debido a que el pecado quebranta la ley de Dios (1ª Juan 3:4), y debido a que Jesús igualó el pecado con la deuda legal (Mateo 6:12; Lucas 11:4), y debido a que la deuda legal puede ser transferida, Él entonces llevó nuestro pecado cuando este, fue imputado a Él en la cruz (1ª Pedro 2:24), cancelando la deuda por el pecado en la cruz (Colosenses 2:1). Además, la muerte que nosotros merecíamos (Romanos 6:23), Él la experimentó en la cruz (1ª Pedro 3:18). Fue allí que Él se volvió pecado por nosotros (2ª Corintios 5:21) y se ofreció a Sí mismo a Dios el Padre (Efesios 5:2; Hebreos 9:14) para que así pudiéramos ser justificados por fe (Romanos 3:26, 28). Su sacrificio estuvo de acuerdo a la ley (penal), y tomó nuestro juicio al sustituirnos satisfaciendo así el requisito de la ley de Dios y salvando a los perdidos por medio de esta sustitución, Su expiación legal sustitutoria.

Aunque existen diferentes puntos de vista sobre la expiación, la expiación sustitutoria vicaria (o expiación sustitutoria penal) explica mejor la Escritura, y lo más importante, esta probablemente relaciona la satisfacción de la ley relacionada con la santidad de Dios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí