Estudio de la Pluralidad: un Vistazo a la Divinidad

0
376

Visite también nuestra Sección, Temas varios
Visite también nuestra Sección, Temas cristianos

El siguiente estudio es un análisis interesante de las teofanías, las cuales son apariciones de Dios en los escritos de la Biblia. Dios aparece en el Viejo Pacto en formas diferentes: como un ángel del Señor (Éxodo 3:2; Jueces 2:1; Hechos 7:30-32), en forma física (Génesis 3:8; Éxodo 24:9-11), en visiones y sueños (Números 12:6-8) y en forma de llama (Jueces 13:20-21). Sin embargo existen versículos que dicen que no se puede ver a Dios: Éxodo 33:20; Juan 1:18. Si esto es así, ¿existe alguna contradicción en la Biblia? No. No existe.

Estudie los siguientes versículos, léalos en el contexto de la Biblia y vea si puede entrever lo que sucede. Si no puede, no se preocupe, siga leyendo y será gratamente sorprendido.

Pluralidad de Dios

  • «Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra» (Génesis 1:26).
  • «Entonces el Señor Dios dijo: He aquí, el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal; cuidado ahora no vaya a extender su mano y tomar también del árbol de la vida, y coma y viva para siempre» (Génesis 3:22).
  • «Vamos, bajemos y allí confundamos su lengua, para que nadie entienda el lenguaje del otro» (Génesis 11:7).
  • «Entonces el Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego, de parte del Señor desde los cielos» (Génesis 19:24).
  • «Envié contra vosotros una plaga, como la plaga de Egipto, maté a espada a vuestros jóvenes, junto con vuestros caballos capturados, e hice subir hasta vuestras narices el hedor de vuestro campamento; pero no os habéis vuelto a mí —declara el Señor. 11 Os destruí como Dios destruyó a Sodoma y a Gomorra, y fuisteis como tizón arrebatado de la hoguera; pero no os habéis vuelto a mí —declara el Señor» (Amós 4:10-11).
  • «Y oí la voz del Señor que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí: Heme aquí; envíame a mí» (Isaías 6:8).
  • «Así dice el Señor, el Rey de Israel, y su Redentor, el Señor de los ejércitos: Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios» (Isaías 44:6).

Apariencias de Dios

  • «Cuando Abram tenía noventa y nueve años, el Señor se le apareció, y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí, y sé perfecto» (Génesis 17:1).
  • «Y el Señor se le apareció en el encinar de Mamre, mientras él estaba sentado a la puerta de la tienda en el calor del día» (Génesis 18:1).
  • «Continuó hablando Dios a Moisés, y le dijo: Yo soy el Señor; 3 y me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Todopoderoso, mas por mi nombre, Señor, no me di a conocer a ellos» (Éxodo 6:2-3).
  • «Y subió Moisés con Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; 10 y vieron al Dios de Israel, y debajo de sus pies había como un embaldosado de zafiro, tan claro como el mismo cielo. 11 Mas Él no extendió su mano contra los príncipes de los hijos de Israel; y ellos vieron a Dios y comieron y bebieron» (Éxodo 24:9-11).
  • «Y acostumbraba hablar el Señor con Moisés cara a cara, como habla un hombre con su amigo. Cuando Moisés regresaba al campamento, su joven ayudante Josué, hijo de Nun, no se apartaba de la tienda» (Éxodo 33:11).
  • «Él dijo: Oíd ahora mis palabras: Si entre vosotros hay profeta, yo, el Señor, me manifestaré a él en visión. Hablaré con él en sueños. 7 No así con mi siervo Moisés; en toda mi casa él es fiel. 8 Cara a cara hablo con él, abiertamente y no en dichos oscuros,
  • y él contempla la imagen del Señor. ¿Por qué, pues, no temisteis hablar contra mi siervo, contra Moisés? » (Números 12:6-8).
  • «Y él dijo: Escuchadme, hermanos y padres. El Dios de gloria apareció a nuestro padre Abraham cuando estaba en Mesopotamia, antes que habitara en Harán» (Hechos 7:2).

Dios no puede ser visto

  • «Y añadió: No puedes ver mi rostro; porque nadie puede verme, y vivir» (Éxodo 33:20).
  • «No es que alguien haya visto al Padre; sino aquel que viene de Dios, este ha visto al Padre» (Juan 6:46).
  • «Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Cristo Jesús, que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato, 14 que guardes el mandamiento sin mancha ni reproche hasta la manifestación de nuestro Señor Jesucristo, 15 la cual manifestará a su debido tiempo el bienaventurado y único Soberano, el Rey de reyes y Señor de señores; 16 el único que tiene inmortalidad y habita en luz inaccesible; a quien ningún hombre ha visto ni puede ver. A Él sea la honra y el dominio eterno. Amén» (1ª Timoteo 6:13-16).

Es evidente que Dios fue visto. Pero considerando los versículos en «Dios no puede ser visto», algunas personas argumentarían y con razón, que las personas no han visto a Dios; de lo contrario existiría una contradicción en la Biblia. Una posible explicación para esto es que las personas estaban viendo visiones o sueños o al mismo Ángel del Señor (Números 22:22-26; Jueces 13:1-21). Pero el problema con los versículos antes mencionados no hablan de visiones, sueños o del Ángel del Señor. Estos dice que las personas vieron a Dios (Éxodo 24:9-11), que Dios fue visto y que Él apareció como el Dios Poderoso (Éxodo 6:2-3).

Al inicio, esto podría ser difícil de entender. El Dios Poderoso fue visto (Éxodo 6:2-3) lo que significa que no fue el Ángel del Señor ya que un ángel no es Dios Poderoso, y por lo menos, Moisés vio a Dios no en visiones o sueños como el mismo Señor afirma en Números 12:6-8. Si estos versículos significan lo que significan, entonces, podemos asumir en forma natural que tenemos una contradicción. Realmente, la contradicción existe, pero no en la Biblia, sino en nuestro entendimiento; lo cual, siempre es el caso con las supuestas contradicciones bíblicas.

Más

  • «Y dijo Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y añadió: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a vosotros» (Éxodo 3:14).
  • «Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy» (Juan 8:58).
  • «Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por Él, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por Él, como se llora por un primogénito» (Zacarías 12:10).

La solución es simple. Todo lo que usted necesita hacer, es aceptar lo que la Biblia dice. Si las personas del Viejo Pacto estaban viendo a Dios, el Dios Poderoso, y Jesús dijo que nadie ha visto al Padre (Juan 6:46), entonces, estas personas estaban viendo al Dios Poderoso, no al Padre. Era alguien más en la Divinidad. Siempre y en estos casos particulares se ha sugerido que ellos vieron la Palabra antes de encarnarse. En otras palabras, estaban viendo a la Segunda Persona de la Trinidad, Jesús encarnado. Cf. Juan 8:58 con Éxodo 3:14.

Si Dios es una Trinidad, entonces, Juan 1:18 tampoco es un problema ya que Juan en su evangelio, escribe acerca de la Palabra (Jesús) y de Dios (El Padre). En el v. 14 dice que la Palabra se hizo carne y en el v.18 dice que nadie ha visto a Dios. Debido a que Jesús es la Palabra, entonces, Dios se refiere al Padre y la aparente contradicción es fácilmente resuelta, especialmente cuando se examina a la luz de las palabras de Jesús en Juan 6:46 donde Él dice que nadie ha visto al Padre. Por lo tanto, el Dios Poderoso fue visto, más no así el Padre. Era Jesús antes de Su encarnación. Existe más de una persona en la Divinidad; y la doctrina de la Trinidad debe ser cierta.

Este es un estudio interesante que podría usar con los testigos de Jehová debido a que ellos niegan la Trinidad y tratarán de defender la adición en el versículo de Juan 1:1 y otros versículos con un hablar excesivamente elaborado acerca de la gramática Griega. Ni CARM, ni MIAPIC han podido conocer a un testigo de Jehová que explique adecuadamente este punto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí