Jesús es Dios

0
51

24 de noviembre de 2008

“Vosotros sois mis testigos — declara el Señor—
y mi siervo a quien he escogido,
para que me conozcáis y creáis en mí, y entendáis que yo soy.
Antes de mí no fue formado otro dios, ni después de mí lo habrá” (Isaías 43:10).

JESÚS

ES

DIOS, «YHVH»

“Todas las cosas fueron hechas por medio de Él, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho” (Juan 1:3).
“Porque en Él fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de Él y para Él. 17 Y Él es antes de todas las cosas, y en Él todas las cosas permanecen” (Colosenses 1:16-17).

Creador

“El Espíritu de Dios me ha hecho, y el aliento del Todopoderoso me da vida” (Job 33:4).
“¿Acaso no lo sabes? ¿Es que no lo has oído?
El Dios eterno, el Señor, el creador de los confines de la tierra
no se fatiga ni se cansa. Su entendimiento es inescrutable” (Isaías 40:28).
“Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y Él puso su mano derecha sobre mí, diciendo: No temas, yo soy el primero y el último” (Apocalipsis 1:17).
“Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el último, el que estuvo muerto y ha vuelto a la vida, dice esto” (Apocalipsis 2:8).
“Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin” (Apocalipsis 22:13).

El Primero y el Último

“¿Quién lo ha hecho y lo ha realizado, llamando a las generaciones desde el principio? Yo, el Señor, soy el primero, y con los postreros soy” (Isaías 41:4).
“Así dice el Señor, el Rey de Israel, y su Redentor, el Señor de los ejércitos: Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios” (Isaías 44:6).
“Óyeme, Jacob, Israel a quien llamé: Yo soy, yo soy el primero y también soy el último” (Isaías 48:12).
“Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, moriréis en vuestros pecados” (Juan 8:24).
“Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy” (Juan 8:58. Leer, Éxodo 3:14).
“Os lo digo desde ahora, antes de que pase, para que cuando suceda, creáis que yo soy” (Juan 13:19).
YO SOY
«ego eimi»
“Y dijo Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y añadió: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a vosotros” (Éxodo 3:14).
“Vosotros sois mis testigos —declara el Señor— y mi siervo a quien he escogido,
para que me conozcáis y creáis en mí, y entendáis que yo soy. Antes de mí no fue formado otro dios,
ni después de mí lo habrá” (Isaías 43:10. Leer, Deuteronomio 32:39).
“Te encargo solemnemente, en la presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, por su manifestación y por su reino” (2ª Timoteo 4:1).
“Porque todos nosotros debemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en el cuerpo, de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo” (2ª Corintios 5:10).

Juez

“Despiértense y suban las naciones
al valle de Josafat,
porque allí me sentaré a juzgar
a todas las naciones de alrededor” (Joel 3:12).
“Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O también, tú, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Dios” (Romanos 14:10).
“¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque vimos su estrella en el oriente y hemos venido a adorarle” (Mateo 2:2).
“Pilato entonces le preguntó, diciendo: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Y Jesús respondiéndole, dijo: Tú lo dices” (Lucas 23:3. Leer, Juan 19:21).

Rey

“Pero el Señor es el Dios verdadero;
Él es el Dios vivo y el Rey eterno.
Ante su enojo tiembla la tierra,
y las naciones son impotentes ante su indignación” (Jeremías 10:10).
“Así dice el Señor, el Rey de Israel,
y su Redentor, el Señor de los ejércitos: Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios… Así dice el Señor, el Rey de Israel, y su Redentor, el Señor de los ejércitos: Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios…
Vosotros sois mis testigos.
¿Hay otro dios fuera de mí,
o hay otra Roca? No conozco ninguna. ¿Hay otro dios fuera de mí,
o hay otra Roca? No conozco ninguna»
(Isaías 44:6, 8, Leer, Salmo 47).
“Jesús les habló otra vez, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12).
“luz de revelación a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel” (Lucas 2:32. Leer, Juan 1:7-9).

Luz

“El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré?
El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿de quién tendré temor?” (Salmo 27:1).
“Nunca más se pondrá tu sol, ni menguará tu luna,
porque tendrás al Señor por luz eterna, y se habrán acabado los días de tu luto” (Isaías 60:20).
“Y este es el mensaje que hemos oído de Él y que os anunciamos: Dios es luz, y en Él no hay tiniebla alguna” (1ª Juan 1:5).
“y todos bebieron la misma bebida espiritual, porque bebían de una roca espiritual que los seguía; y la roca era Cristo” (1ª Corintios 10:4. Leer, 1ª Pedro 2).

Roca

“¡La Roca! Su obra es perfecta, porque todos sus caminos son justos; Dios de fidelidad y sin injusticia,
justo y recto es Él” (Deuteronomio 32:4. Leer, 2º Samuel 22:32; Isaías 17:10).
“y decían a la mujer: Ya no creemos por lo que tú has dicho, porque nosotros mismos le hemos oído, y sabemos que este es en verdad el Salvador del mundo” (Juan 4:42).
“Y nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre envió al Hijo para ser el Salvador del mundo” (1ª  Juan 4:14).

Salvador

“Porque yo soy el Señor tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador; he dado a Egipto por tu rescate, a Cus y a Seba en lugar tuyo” (Isaías 43:3).
“… ¿No soy yo, el Señor?
No hay más Dios que yo,
un Dios justo y salvador;
no hay ninguno fuera de mí” (Isaías 45:21).
“Yo soy el buen pastor; el buen pastor da su vida por las ovejas” (Juan 10:11).
“Y el Dios de paz, que resucitó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor, el gran Pastor de las ovejas mediante la sangre del pacto eterno” (Hebreos 13:20. Leer, Juan 10:14,16; 1ª Pedro 2:25).

Pastor

“El Señor es mi pastor; nada me faltará” (Salmo 23:1).
“Como pastor apacentará su rebaño, en su brazo recogerá los corderos,
y en su seno los llevará;
guiará con cuidado a las recién paridas” (Isaías 40:11).

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí