¿Por qué Debemos Bautizarnos?

0
600

Visite también nuestra Sección, Bautismo
Visite también nuestra Sección, Cristianismo

23 de octubre de 2018

El bautismo es una ceremonia pública realizada exteriormente, por y para cristianos donde una persona sumerge a otra en agua o, como practican algunos otros grupos, rocían o vierten agua sobre la cabeza de quien es bautizado. Existen varias razones para ser bautizado:

  1. Nos bautizamos porque Jesús lo ordenó.
  2. El bautismo es una identificación pública con Cristo.
  3. El bautismo simboliza nuestra muerte al pecado.
  4. El bautismo es una señal de ser un discípulo de Cristo.
  5. El bautismo como señal de pacto.

Nos bautizamos porque Jesús lo ordenó

«Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. 19 Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo» (Mateo 28:18-20).

Note que el bautismo no es simplemente un símbolo o una ceremonia religiosa externa. Es algo que Jesús ordenó a los cristianos que hicieran a medida que hicieran discípulos bautizándolos en el Nombre del Dios Tri-Uno. La palabra «bautizar» es un participio que significa que es una acción continua como comer, caminar, hablar, etc. Bautizar a las personas mientras hacemos discípulos significa que estamos cumpliendo el mandato de Cristo a lo largo de nuestras vidas e historia del cristianismo.

El Bautismo es una Identificación Pública con Cristo

El bautismo es una ceremonia religiosa en la que una persona bautiza a otra generalmente sumergiéndola en agua (algunos otros grupos, rocían o vierten agua sobre la cabeza de la persona a bautizar). El bautismo es igualado con morir con Cristo (Romanos 6:8), por lo que el simbolismo externo de ser sepultado en agua, es una declaración pública de nuestra muerte con Cristo, así como nuestra nueva identificación con Él. Por lo tanto, cuando alguien se bautiza públicamente, está proclamando su lealtad y confianza en Cristo.

  • «Mientras Pedro aún hablaba estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que escuchaban el mensaje. 45 Y todos los creyentes que eran de la circuncisión, que habían venido con Pedro, se quedaron asombrados, porque el don del Espíritu Santo había sido derramado también sobre los gentiles, 46 pues les oían hablar en lenguas y exaltar a Dios. Entonces Pedro dijo: 47 ¿Puede acaso alguien negar el agua para que sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo lo mismo que nosotros? 48 Y mandó que fueran bautizados en el nombre de Jesucristo. Entonces le pidieron que se quedara con ellos unos días» (Hechos 10:44-48).

El Bautismo Simboliza Nuestra Muerte al Pecado

  • «¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? 4 Por tanto, hemos sido sepultados con Él por medio del bautismo para muerte, a fin de que como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida» (Romanos 6:3-4).

Cuando somos bautizados, nos identificamos con la muerte de Cristo. Es por eso que la inmersión es un gran símbolo que me recuerda la idea de haber muerto y ser sepultado en Su muerte. El bautismo es una representación visible y externa de nuestra muerte simbólica al pecado (Romanos 6:2, 11; 7:4). Después de todo, los cristianos han muerto con Cristo (Romanos 6:8; Colosenses 2:20) y han sido crucificados con Él (Romanos 6:6). Romanos 7:4 afirma que aquellos, que han muerto ya no están obligados a guardar la ley, y debido a que violar la ley es pecado (1ª Juan 3:4), nuestra muerte con Cristo está declarando nuestra libertad del poder del pecado, el cual, nos separaba de Dios.

El Bautismo es una Señal de ser un Discípulo de Cristo

Al comienzo de este artículo, cité las Escrituras donde Jesús ordenó que bautizáramos en la medida que hacemos discípulos. Por lo tanto, el bautismo es una señal de ser un discípulo de Jesús. Pero, ¿qué es un discípulo? Básicamente, un discípulo de Jesús es alguien que es Su seguidor, Su estudiante. Como cristianos debemos seguir el ejemplo de Cristo, llevar nuestra cruz diariamente (Mateo 16:24; Lucas 9:23), amar (Juan 13:35) e incluso morir por Él si es necesario (Mateo 16:25; Juan 15:13). Significa que buscamos ser más como Jesús: ser santos como Él en toda nuestra forma diaria de vivir, siendo más honestos, confiables, justos y fieles (1ª Pedro 1:16).

El Bautismo Como Señal de Pacto

Un pacto es un acuerdo entre dos o más partes. Los pactos tienen señales. La señal del pacto de Noé fue el arco iris. La señal del pacto con Abraham fue la circuncisión. Jesús hizo un nuevo pacto en Su sangre (Mateo 26:28; Lucas 22:20). Algunos cristianos relacionan el bautismo como una señal en el Nuevo Pacto, que reemplazaría la circuncisión del Viejo Pacto.

  • «en Él también fuisteis circuncidados con una circuncisión no hecha por manos, al quitar el cuerpo de la carne mediante la circuncisión de Cristo; 12 habiendo sido sepultados con Él en el bautismo, en el cual también habéis resucitado con Él por la fe en la acción del poder de Dios, que le resucitó de entre los muertos» (Colosenses 2:11-12).

Pablo habla tanto del bautismo como de la circuncisión. Durante años, los cristianos han debatido cuál es, exactamente, esa relación. Sin embargo, es posible que el bautismo sea también una señal del pacto de nuestra declaración pública de servir y honrar a Jesús. Es una señal física externa de una promesa que se relaciona con la muerte de Cristo y nuestro compromiso con Él.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí