Reino de Dios, Jesús

0
213

Visite también nuestra Sección, Cristianismo
Visite también nuestra Sección, Versículos Bíblicos por Tema

  1. Reino de Jesús
    1. Su futura llegada
      1. «Venga tu reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo» (Mateo 6:10).
    2. El evangelio del reino
      1. «Y Jesús iba por toda Galilea, enseñando en sus sinagogas y proclamando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo» (Mateo 4:23).
    3. Buscar Su reino y justicia primeramente
      1. «Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas» (Mateo 6:33).
    4. Los hijos del reino son la buena semilla
      1. «Y el campo es el mundo; y la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del maligno» (Mateo 13:38).
  2. El reino de Dios: la soberanía, el gobierno, el reino, la presencia y el perdón de Dios
    1. También es llamado
      1. El reino del Padre
        1. «Vosotros, pues, orad de esta manera: «Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo» (Mateo 6:9-10).
        2. «Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día cuando lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre» (Mateo 26:29).
      2. El reino de Jesús, «Mi reino»
        1. «Jesús respondió: Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, entonces mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; mas ahora mi reino no es de aquí» (Juan 18:36).
      3. El reino de los cielos
        1. “Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos” (Mateo 8:11).
    2. Expectativas futuras del reino de Dios
        1. Esperándolo
          1. «José de Arimatea, miembro noble del concilio, que también esperaba el reino de Dios, vino y entró osadamente a Pilato, y pidió el cuerpo de Jesús» (Marcos 15:43).
        2. La venida del reino de Cristo
          1. «El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos» (Apocalipsis 11:15).
        3. Sus señales no son visibles
          1. «Preguntado por los fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia» (Lucas 17:20).
        4. Asociadas con poderes en los cielos
          1. «También les dijo una parábola: Mirad la higuera y todos los árboles. 30 Cuando ya brotan, viéndolo, sabéis por vosotros mismos que el verano está ya cerca. 31 Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios. 32 De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca» (Lucas 21:29-32).
    3. El reino de Dios visible en la tierra
      1. «Por eso os digo que el reino de Dios os será quitado y será dado a una nación que produzca sus frutos» (Mateo 21:43).
    4. El evangelio del reino
      1. «Y Jesús iba por toda Galilea, enseñando en sus sinagogas y proclamando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo» (Mateo 4:23).
      2. «Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin» (Mateo 24:14).
    5. Inaugurado con la primera venida de Cristo
      1. «Y diciendo: El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos y creed en el evangelio» (Marcos 1:15).
    6. Los misterios del reino
      1. «Y respondiendo Él, les dijo: Porque a vosotros se os ha concedido conocer los misterios del reino de los cielos, pero a ellos no se les ha concedido» (Mateo 13:11).
      2. «Y les decía: A vosotros os ha sido dado el misterio del reino de Dios, pero los que están afuera reciben todo en parábolas; 12 para que viendo vean pero no perciban, y oyendo oigan pero no entiendan, no sea que se conviertan y sean perdonados» (Marcos 4:11-12).
      3. «Y Él dijo: A vosotros se os ha concedido conocer los misterios del reino de Dios, pero a los demás les hablo en parábolas, para que viendo, no vean; y oyendo, no entiendan» (Lucas 8:10).
    7. Presencia del gobierno y poder de Dios
      1. «Pero si yo por el dedo de Dios echo fuera los demonios, entonces el reino de Dios ha llegado a vosotros» (Lucas 11:20).
    8. Representa la salvación
      1. «Y otra vez os digo que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el reino de Dios» (Mateo 19:24).
      2. «Por eso os digo: todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres, pero la blasfemia contra el Espíritu no será perdonada» (Mateo 12:31).
      3. «Y si tu ojo te es ocasión de pecar, sácatelo; te es mejor entrar al reino de Dios con un solo ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno» (Marcos 9:47).
      4. «Pero cuando Jesús vio esto, se indignó y les dijo: Dejad que los niños vengan a mí; no se lo impidáis, porque de los que son como estos es el reino de Dios. 15 En verdad os digo: el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él» (Marcos 10:14-15).
    9. El reino es comparado con …
      1. El grano de mostaza
        1. «También decía: ¿A qué compararemos el reino de Dios, o con qué parábola lo describiremos? 31 Es como un grano de mostaza, el cual, cuando se siembra en la tierra, aunque es más pequeño que todas las semillas que hay en la tierra, 32 sin embargo, cuando es sembrado, crece y llega a ser más grande que todas las hortalizas y echa grandes ramas, tanto que las aves del cielo pueden anidar bajo su sombra» (Marcos 4:30-32).
      2. Como levadura
        1. «Les dijo otra parábola: El reino de los cielos es semejante a la levadura que una mujer tomó y escondió en tres medidas de harina hasta que todo quedó fermentado» (Mateo 13:33).
    10. Entrada al reino
      1. Nacer de nuevo
        1. «Respondió Jesús y le dijo: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios» (Juan 3:3).
      2. Nacido del agua y del Espíritu
        1. «Jesús respondió: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios» (Juan 3:5).
      3. Justicia
        1. «Porque os digo que si vuestra justicia no supera la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos» (Mateo 5:20).
    11. Revelación de Jesús
      1. «Y les decía: En verdad os digo que hay algunos de los que están aquí que no probarán la muerte hasta que vean el reino de Dios después de que haya venido con poder» (Marcos 9:1).
    12. Otros
      1. Los hijos del reino serán condenados
        1. «Pero los hijos del reino serán arrojados a las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes» (Mateo 8:12).
      2. Proclamar el reino de Dios
        1. «Y los envió a proclamar el reino de Dios y a sanar a los enfermos» (Lucas 9:2).
      3. Habitado por Abraham, Isaac y Jacob
        1. «Allí será el llanto y el crujir de dientes cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, pero vosotros echados fuera» (Lucas 13:28).
      4. Justicia y paz
        1. «Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo» (Romanos 14:17).
      5. Consiste de poder
        1. «Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder» (1ª Corintios 4:20).
      6. Los injustos no heredarán el reino de Dios
        1. «¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios» (1ª Corintios 6:9-10).
        2. «Ahora bien, las obras de la carne son evidentes, las cuales son: inmoralidad, impureza, sensualidad, 20 idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones, sectarismos, 21 envidias, borracheras, orgías y cosas semejantes, contra las cuales os advierto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios» (Gálatas 5:19-21).
      7. Sufriendo por el reino
        1. «Esta es una señal evidente del justo juicio de Dios, para que seáis considerados dignos del reino de Dios, por el cual en verdad estáis sufriendo» (2ª Tesalonicenses 1:5).
  3. El reino de los cielos: El alcance del reino de Cristo incluye a Su pueblo aquí en la tierra y en el cielo
    1. Son bienaventurados
      1. Pobres en espíritu
        1. «Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos» (Mateo 5:3).
      2. Perseguidos
        1. «Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos» (Mateo 5:10).
    2. Es semejante a…
      1. Una red
        1. «El reino de los cielos también es semejante a una red barredera que se echó en el mar, y recogió peces de toda clase; 48 y cuando se llenó, la sacaron a la playa; y se sentaron y recogieron los peces buenos en canastas, pero echaron fuera los malos» (Mateo 13:47-48)
      2. Una buena semilla
        1. «Jesús les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos puede compararse a un hombre que sembró buena semilla en su campo» (Mateo 13:24).
      3. Obreros contratados para la viña
        1. «Porque el reino de los cielos es semejante a un hacendado que salió muy de mañana para contratar obreros para su viña» (Mateo 20:1).
      4. Un rey
        1. «Por eso, el reino de los cielos puede compararse a cierto rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos» (Mateo 18:23).
        2. «El reino de los cielos puede compararse a un rey que hizo un banquete de bodas para su hijo» (Mateo 22:2).
      5. Un mercader buscando buenas perlas
        1. «El reino de los cielos también es semejante a un mercader que busca perlas finas, 46 y al encontrar una perla de gran valor, fue y vendió todo lo que tenía y la compró» (Mateo 13:45-46).
      6. Como una semilla de mostaza
        1. «Les dijo otra parábola: El reino de los cielos es semejante a la levadura que una mujer tomó y escondió en tres medidas de harina hasta que todo quedó fermentado» (Mateo 13:33).
      7. 10 vírgenes
        1. «Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al novio» (Mateo 25:1).
      8. Un tesoro en un campo
        1. «El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en el campo, que al encontrarlo un hombre, lo vuelve a esconder, y de alegría por ello, va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo 52 Y Él les dijo: Por eso todo escriba que se ha convertido en un discípulo del reino de los cielos es semejante al dueño de casa que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas» (Mateo 13:44, 52).
    3. El discípulo del reino de los cielos
      1. «Entonces Jesús, llamando junto a sí a sus discípulos, les dijo: Tengo compasión de la multitud, porque hace ya tres días que están conmigo y no tienen qué comer; y no quiero despedirlos sin comer, no sea que desfallezcan en el camino» (Mateo 15:32).
    4. Entrada al reino
      1. Ser como niños
        1. «y dijo: En verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. 4 Así pues, cualquiera que se humille como este niño, ese es el mayor en el reino de los cielos» (Mateo 18:3-4).
        2. «Pero Jesús dijo: Dejad a los niños, y no les impidáis que vengan a mí, porque de los que son como estos es el reino de los cielos» (Mateo 19:14).
      2. Hacer la voluntad del Padre
        1. «No todo el que me dice: «Señor, Señor», entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos» (Mateo 7:21).
      3. Para el hombre rico será difícil
        1. «Y Jesús dijo a sus discípulos: En verdad os digo que es difícil que un rico entre en el reino de los cielos» (Mateo 19:23).
      4. Es obstaculizada por los fariseos
        1. «Pero, ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres, pues ni vosotros entráis, ni dejáis entrar a los que están entrando» (Mateo 23:13).
      5. Algunos se hacen eunucos
        1. «Porque hay eunucos que así nacieron desde el seno de su madre, y hay eunucos que fueron hechos eunucos por los hombres, y también hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que pueda aceptar esto, que lo acepte» (Mateo 19:12).
      6. Está a la mano
        1. «Y cuando vayáis, predicad diciendo: El reino de los cielos se ha acercado» (Mateo 10:7).
      7. Las llaves del reino de los cielos
        1. Dadas a Pedro
          1. «Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. 19 Yo te daré las llaves del reino de los cielos; y lo que ates en la tierra, será atado en los cielos; y lo que desates en la tierra, será desatado en los cielos» (Mateo 16:18-19).
        2. Arrepentimiento
          1. «Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado» (Mateo 3:2).
          2. «Desde entonces Jesús comenzó a predicar y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado» (Mateo 4:17).
  4. Reino de Cristo
    1. Los pecadores no entrarán
      1. «Porque con certeza sabéis esto: que ningún inmoral, impuro, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios» (Efesios 5:5).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí