¿Se Comportó Jesús Como Dios?

0
159

Visite también nuestra Sección, Jesús Cristo
Visite también nuestra Sección, Cristianismo

Cuando preguntamos si Jesús se comportó o no como Dios, estamos haciendo una pregunta interesante. ¿Qué significa comportarse como Dios? Inicialmente, podríamos decir que es hacer lo que es extraordinario o milagroso. Y esto, es lo que vemos en Jesús. Además, encontramos que Jesús habló con mucha autoridad e hizo afirmaciones increíbles acerca de Sí mismo. Si usted lee los evangelios, rápidamente encontrará que habló con mucha autoridad a un nivel igual al de Dios.

A continuación, hay una lista de algunos de los milagros que Jesús llevó a cabo, así como algunas de las cosas que Jesús dijo acerca de Sí mismo. Espero que por medio de esta lista encuentre usted suficiente evidencia que afirma que Jesús no sólo se comportó como Dios al llevar a cabo muchos milagros, sino también que afirmó ser Dios.

Jesús Realizó Milagros

  1. Cambió el agua en vino en la boda de Caná (Juan 2:1-11).
  2. Sanó el hijo de un oficial del rey (Juan 4:46-54).
  3. Sanó al paralítico (Marcos 2:1-12).
  4. Sanó a una mujer encorvada por un espíritu de enfermedad (Lucas 13:10-13).
  5. Sanó a un leproso (Mateo 8:1-4).
  6. Sanó al siervo de un centurión (Lucas 7:1-10).
  7. Sanó a 10 leprosos (Lucas 17:11-19).
  8. La sanidad del ciego en Betsaida (Marcos 8:22-26).
  9. Resucitó a la hija de Jairo (Marcos 5:21-24, 35-43).
  10. Resucitó a Lázaro (Juan 11:1-44).
  11. Sanación del sordo y tartamudo (Marcos 7:32-35).
  12. Echó fuera demonios (Marcos 1:23-26).
  13. Perdonó pecados (Marcos 2:5).
  14. La pesca milagrosa de Sus discípulos (Lucas 5:3-10).
  15. Calmó una tempestad (Mateo 8:23-27).
  16. Caminó sobre el agua (Mateo 14:22-23).
  17. Alimentó a 5.000 hombres con sus familias con sólo cinco panes y dos peces (Mateo 14:16-21).
  18. Alimentó a 4.000 hombres y sus familias con siete panes y unos pocos pececillos (Mateo 15:29-39).
  19. Resucitó de entre los muertos (1ª Corintios 15:1-4; Mateo 28:1-15).
  20. Ascendió a los cielos (Hechos 1:9-11).

Jesús Habló con Autoridad Acerca de Sí Mismo

  1. «Y Jesús, conociendo sus pensamientos, dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? 5 Porque, ¿qué es más fácil, decir: «Tus pecados te son perdonados», o decir: «Levántate, y anda»? 6 Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados (entonces dijo al paralítico): Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa. 7 Y él levantándose, se fue a su casa. 8 Pero cuando las multitudes vieron esto, sintieron temor, y glorificaron a Dios, que había dado tal poder a los hombres» (Mateo 9:4-8).
  2. «Todas las cosas me han sido entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni nadie conoce al Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar» (Mateo 11:27) (Leer, Lucas 10:22).
  3. «Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar» (Mateo 11:28).
  4. «Mientras andaban juntos por Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre va a ser entregado en manos de los hombres. 23 Y le matarán, y al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron mucho» (Mateo 17:22-23).
  5. Profetizó Su regreso, y posterior juicio: Mateo 24:30-51.
  6. Juzgará a las naciones: Mateo 25:31-46.
  7. «Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. 19 Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo» (Mateo 28:18-20).
  8. «Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo también daré por la vida del mundo es mi carne» (Juan 6:51).
  9. «Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, moriréis en vuestros pecados 58 Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy» (Juan 8:24, 58).
  10. «Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen; 28 y yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de mi mano» (Juan 10:27-28).
  11. «Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí» (Juan 14:6).
  12. «Y ahora, glorifícame tú, Padre, junto a ti, con la gloria que tenía contigo antes que el mundo existiera» (Juan 17:5).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí