Si Jesús es Dios, cómo Él, Siendo Dios, Murió

0
203

Visite también nuestra Sección, Jesús Cristo
Visite también nuestra Sección, Cristianismo

Antes de responder a la pregunta necesitamos explicar la teología cristiana. Cuando decimos que Jesús es Dios, estamos diciendo que Jesús es tanto humano como divino; es decir, es tanto Dios como hombre. A esto se le llama unión hipostática. Es la enseñanza de que dentro de la única persona de Cristo hay dos naturalezas distintas: divina y humana. Vemos evidencia de esto en versículos como los siguientes:

  • «En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios» (Juan 1:1).
  • «Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad» (Juan 1:14).
  • «Porque toda la plenitud de la Deidad reside corporalmente en Él» (Colosenses 2:9).
  • «Pero del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, es por los siglos de los siglos, y cetro de equidad es el cetro de tu reino» (Hebreos 1:8).

Entonces, cuando decimos que Jesús es Dios, estamos diciendo que dentro de la única persona que es Cristo está la naturaleza humana (hombre) y la naturaleza divina (Dios). Pero cuando Jesús murió en la cruz, no fue Su naturaleza divina como Dios la que murió. Fue la naturaleza humana la que murió. Morir es una función biológica que estaba reservada solo para la naturaleza humana de Cristo cuando murió en la cruz.

Percibimos lo Divino a Través de lo Humano

Además, tenemos que entender que percibimos la naturaleza divina a través de la naturaleza humana. No es como si pensáramos ver qué color tiene la divinidad o cuánto pesa. Si es como la naturaleza humana, ¿qué es? ¿Cómo lo descubrimos? ¿Es azul? ¿Brilla? ¿Cuánto pesa? La verdad es que no podemos ver qué es la naturaleza humana más de lo que podemos ver qué es la naturaleza divina. Sin embargo, podemos ver los atributos de la humanidad en estructuras biológicas. Por ejemplo, tenemos dos brazos, dos piernas, una cabeza, etc. Pero también vemos otros atributos de la humanidad como la toma de decisiones, la moralidad, la capacidad de amar, adorar, etc., y otros atributos que están implícitos con la naturaleza humana. De modo que vemos a la humanidad en la expresión de sus atributos, tanto físicos como «internos».

De igual manera, podemos ver la naturaleza divina de Cristo a través de Su naturaleza humana. Vemos cómo la persona de Jesús ejerció atributos divinos cuando caminó sobre el agua (Mateo 14:29), perdonó pecados (Lucas 5:20), afirmó preexistir con el Padre (Juan 17: 5), y afirmó que estaría con los discípulos, «todos los días, hasta el fin del mundo» (Mateo 28:20), etc.

Entonces, Jesús es divino y humano; es decir, es tanto Dios como hombre. Cuando decimos que Dios se encarnó en la persona de Jesús y que Él murió en la cruz, no estamos diciendo que la naturaleza de Dios murió. Más bien, estamos diciendo que la persona de Cristo murió y que la persona de Cristo tenía atributos divinos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí