Versículos que muestran la pluralidad de Dios en el Viejo y Nuevo Pacto

0
825

Visite también nuestra sección, Doctrina cristiana y teología
Visite también nuestra sección, Cristianismo

24 de noviembre de 2008

Tanto en el Viejo como en el Nuevo Pacto, la Biblia enseña una pluralidad dentro de la Divinidad. Es en parte a estos versículos que se establece el fundamento para la doctrina de la Trinidad. Para mayor información y cómo nos llegó la Trinidad, por favor, lea, «¿Qué es la Trinidad?» y «La Tabla de la Trinidad«. Más información en la sección, Espíritu Santo.

La pluralidad de Dios en el Viejo Pacto

  1. «Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra» (Génesis 1:26).
    1. Los ángeles no son creadores.
    2. No estamos hechos a la imagen de los ángeles.
    3. No existe ningún lugar en el Viejo Pacto donde un líder se refiera a sí mismo con el término «nosotros».
  2. «Entonces el Señor Dios dijo: He aquí, el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal; cuidado ahora no vaya a extender su mano y tomar también del árbol de la vida, y coma y viva para siempre» (Génesis 3:22).
  3. «Vamos, bajemos y allí confundamos su lengua, para que nadie entienda el lenguaje del otro» (Génesis 11:7).
  4. «Entonces el Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego, de parte del Señor desde los cielos» (Génesis 19:24).
  5. «Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; cetro de equidad es el cetro de tu reino.
    7 Has amado la justicia y aborrecido la iniquidad; por tanto Dios, tu Dios, te ha ungido
    con óleo de alegría más que a tus compañeros» (Salmo 45:6-7).

    1. Esto es citado en Hebreos 1:8: «Pero del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, es por los siglos de los siglos, y cetro de equidad es el cetro de tu reino».
    2. La Traducción del Nuevo Mundo de los testigos de Jehová lo ha traducido como, «Dios es tu Trono por siempre y para siempre…» ¿Quién es el Trono de Dios? Dios no es ni será un trono para nadie. Un rey se sienta en un trono y Dios se sienta en Su trono, nadie se sienta en Dios como si Él fuera el trono donde alguien se sienta.
  6. «Y oí la voz del Señor que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí: Heme aquí; envíame a mí» (Isaías 6:8).
  7. «Acercaos a mí, escuchad esto: Desde el principio no he hablado en secreto, desde el momento en que sucedió, allí estaba yo. Y ahora me ha enviado el Señor Dios, y su Espíritu» (Isaías 48:16).
  8. «Envié contra vosotros una plaga, como la plaga de Egipto, maté a espada a vuestros jóvenes, junto con vuestros caballos capturados, e hice subir hasta vuestras narices el hedor de vuestro campamento; pero no os habéis vuelto a mí —declara el Señor. 11 Os destruí como Dios destruyó a Sodoma y a Gomorra, y fuisteis como tizón arrebatado de la hoguera; pero no os habéis vuelto a mí —declara el Señor» (Amós 4:10-11).

La pluralidad de Dios en el Nuevo Pacto

  1. «Después de ser bautizado, Jesús salió del agua inmediatamente; y he aquí, los cielos se abrieron, y él vio al Espíritu de Dios que descendía como una paloma y venía sobre Él. 17 Y he aquí, se oyó una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido» (Mateo 3:16-17).
  2. «Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mateo 28:19).
    1. Note que hay un nombre y tres personas.
  3. «Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6 Y hay diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios el que hace todas las cosas en todos» (1ª Corintios 12:4-6).
    1. Aquí, «Señor» es probablemente Jesús. Ver el siguiente versículo.
  4. «La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros» (2ª Corintios 13:14).
  5. «Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también vosotros fuisteis llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 5 un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, 6 un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, por todos y en todos» (Efesios 4:4-6).
  6. «según el previo conocimiento de Dios Padre, por la obra santificadora del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser rociados con su sangre: Que la gracia y la paz os sean multiplicadas» (1ª Pedro 1:2).
  7. «Pero vosotros, amados, edificándoos en vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, 21 conservaos en el amor de Dios, esperando ansiosamente la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna» (Judas 1:20-21).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí