Alcohólicos Anónimos y lo Oculto

1
581

Visite también nuestra Sección, Grupos religiosos y cultos no cristianos
Visite también nuestra Sección, Listado de grupos y de movimientos

Por, Chad Prigmore
21 de junio de 2016

Existe una concepción bastante equivocada de que Alcohólicos Anónimos era, de origen cristiano. Sin embargo, cuando se examinan estos, y las prácticas de sus fundadores, se vuelve claro que AA nunca ha sido un programa cristiano. De hecho, sus orígenes provienen de prácticas ocultas.

La equivocación de que AA fue originalmente cristiano se levanta generalmente de su influencia por el seudo cristiano Grupo Oxford. Un muy conocido sermón con relación al Grupo Oxford predicado por el Pastor H. A. Ironside durante los años 20 y algunos extractos de su sermón han traído a la luz lo que este grupo realmente creía y practicaba.

  • «El cristianismo del primer siglo enfatizó con una fuerza tremenda en la preciosa sangre expiatoria del Señor Jesucristo, y en la medida en que hemos llegado a examinar los pocos libros que ya han sido puestos delante del público por los defensores de este último movimiento, estamos extrañados de entrada, por el hecho de que esas grandes verdades están prácticamente ausentes. He seguido libro tras libro, estableciendo la supuesta enseñanza del Movimiento del Grupo Oxford, y no he encontrado referencia alguna a la preciosa sangre de Cristo en ninguno de estos, ni tampoco alguna referencia al hecho de que el peor pecado que alguien pueda de alguna manera cometer es el pecado de rechazar al Señor Jesucristo».[1]
  • «Algunos de mis amigos que han tenido más vínculo íntimo con esto, han dicho una y otra vez que ellos han hecho la pregunta a los defensores del movimiento: ‘¿Qué lugar le dan ustedes a la sangre expiatoria de Cristo?’. Pero algunas veces ellos han respondido evasivamente así: ‘Oh, nosotros no somos un movimiento doctrinal, no defendemos ningún punto de vista de la expiación, simplemente vamos a cambiar la vida de las personas. No hay ninguna diferencia para nosotros en lo que ellos crean teológicamente en la medida en que sus vidas sean cambiadas. Si sus vidas no son cambiadas, las diferencias teológicas son de muy poca relevancia'».[2]
  • «Existen algunas cosas acerca de este movimiento que parecen ser muy admirables. Una es la que ellos llaman, ‘A la espera de orientación’. Ellos colocan mucho énfasis en esto. A cada uno se le insta a sentarse quietamente con la mente vacía de todo pensamiento, generalmente con un lápiz en mano, esperando que Dios les diga algo a ellos. Ellos esperan, esperan y esperan. Algunas veces me dicen que nada sucede, en otros momentos las cosas más asombrosas suceden. Probadas por la Palabra de Dios muchas de estas cosas no son escriturales. Ellos permanecen abiertos para que los demonios les comuniquen sus pensamientos blasfemos a ellos. Esta no es la forma cristiana de obtener orientación. ¿Cuál es la forma cristiana? Es estar a solas con Dios con su Biblia. No decir: ‘Señor, háblame de alguna forma extraña, misteriosa’, sino decir: ‘Señor, háblame en la medida en que leo Tu Santa Palabra'».[3]

Para alguien que haya pasado tiempo en el programa de Alcohólicos Anónimos, es muy interesante, cuando se lee el sermón del Pastor Ironside, notar las similitudes entre la forma como él explica las enseñanza del Grupo Oxford y el programa de AA. En AA no existe mención alguna de Jesucristo o de la expiación. El Grupo Oxford tomó un acercamiento muy humanista en el cual, la única cosa que realmente importa era ayudar a las personas. El programa de Alcohólicos Anónimos es también dirigido a «ayudar a las personas», lo cual suena bien, pero sin el evangelio de Jesucristo las personas son sólo ayudadas para mantenerse sobrias siendo alejadas de la verdad. El Grupo Oxford, por medio de vaciar la mente y la práctica de la escritura espiritual, también se asemeja a la atmósfera espiritual de AA que es, «todo incluido; todo vale» y que prevalece en la comunidad de AA. Pase tiempo con el programa de AA y encontrará desde ateos hasta seguidores de Lucifer adorando en el altar del dios de su propia creación, lo que cariñosamente el grupo de AA etiqueta como idolatría.[4]

En un esfuerzo de los partidarios de AA para presentarlo como un programa de origen cristiano, afirman con frecuencia que Bill Wilson, el hombre que escribió el libro Alcohólicos Anónimos, era un cristiano. Sin embargo, los escritos y vida de Wilson son examinados, esto parece dudoso.

Los Alcohólicos Anónimos fueron fundados en 1935 por Bill Wilson y el Dr. Bob Smith. La biografía oficial de AA titulada «Pass it On», habla de la práctica de sus cofundadores practicando en sesiones espirituales y comunicándose con espíritus demoníacos mientras escribirán el programa de AA y los Doce Pasos. Bill Wilson explica una de sus experiencias con una tabla de ouija:

  • «La tabla de ouija empezó a moverse en serio. Lo que siguió fue justamente la experiencia usual –fue una extraña mezcla de Aristóteles, San Francisco, diversos arcángeles con nombres extraños, amigos muertos– algunos en el purgatorio y a otros yéndoles muy bien, ¡gracias! Los había malignos y malvados de todo tipo de vicios más allá de mi conocimiento, aun antiguos alcohólicos. Entonces, los entes aparentemente virtuosos los codeaban con mensajes de consuelo, información, consejo –y algunas veces mensajes sin sentido».[5]

Bill Wilson y el Dr. Bob Smith se conocieron en 1935 al ser presentados entre sí por una mujer llamada Henrietta Seiberling. En una carta que ella escribió el 32 de julio de 1952, ella menciona la comunión de Bill Wilson con espíritus demoníacos durante el tiempo que él estaba escribiendo el programa de Alcohólicos Anónimos:

  • «Él se imagina a sí mismo toda clase de cosas. Su mano ‘escribe’ el dictado de un cura católico, cuyo nombre no recuerdo, del período de 1600 y quien estaba en Barcelona, España –nuevamente, le dijo a Horace Crystal que estaba completando las obras que Cristo no había terminado, y de acuerdo a Horace él dijo que era una reencarnación de Cristo. Tal vez se confundió en cuanto a cuál reencarnación era. Esto parecía más como las obras del diablo pero podría estar equivocada. No sé lo que sucedía en la mente engañada de ese pobre hombre».[6]

Aun el símbolo adoptado por Alcohólicos Anónimos –el triángulo dentro de un círculo es de origen ocultista. Con respecto al símbolo, Bill Wilson afirmó:

  • «Que hayamos escogido este símbolo (para AA) no es tal vez un simple accidente. Los sacerdotes y videntes de la antigüedad consideraban el círculo que encierra el triángulo como un medio para rechazar los espíritus del mal, y el círculo de Recuperación, Unidad y Servicio de AA sin duda ha significado todo eso para nosotros y mucho más».[7]

Los anteriores ejemplos son sólo pocas citas de la literatura usada en el programa de Alcohólicos Anónimos en el cual, Alcohólicos Anónimos o Libro Azul, Doce Pasos y Doce Tradiciones son los más usados generalmente. Para cualquier cristiano involucrado en el programa de AA, sus orígenes ocultistas deberán ser de muy grande preocupación. Los cristianos deberán evitar este programa.

Notas a pie de página:

[1] http://www.orange-papers.org/orange-rroot900.html
[2] ibíd.
[3] ibíd.
[4] Ref. Alcoholics Anonymous, page 47
[5] Pass It On, Bill Wilson’s official biography, pg. 278
[6] Henrietta Seiberling, 7/31/52 letter, http://www.orange-papers.org/orange-Henrietta_Seiberling.html
[7] Alcoholics Anonymous Comes Of Age, pg.139

1 COMENTARIO

  1. Desde una perspectiva cristiana hay que señalar lo siguiente: el programa de AA está vinculado fuertemente con el espiritismo desde sus inicios. Así dice textualmente la página 271 del libro “Transmítelo” (capítulo 16): “[…] hay referencias a sesiones espiritistas y otros sucesos psíquicos, que Bill escribió a Louis durante ese primer verano de Akron con los Smith, en 1935”. En la página 274, Bill Wilson señala: “la tabla ouija empezó a moverse presagiando. Lo que siguió fue más o menos la experiencia acostumbrada -fue una extraña miscelánea de Aristóteles, San Francisco, diversos arcángeles con nombres extraños, amigos difuntos […] Bill reposaría en el diván de una sala, semiensimismado, pero no en trance, y recibía mensajes, algunas veces palabra por palabra, otras letra por letra. Anne B, vecina y asistente regular al círculo de apariciones, escribiría el material en un block” y así sucesivamente siguen estas manifestaciones. En la página 276 se deja claro que todo se trata de una agenda y está vinculada con Alcohólicos Anónimos, por ello se señala que “[…] Bill y el Dr. Bob, creían vigorosa y agresivamente; estaban trabajando con el espiritismo y no era solo un pasatiempo, se relacionaba a Alcohólicos Anónimos […]. Así que la cosa no está en absoluto separada de A.A.; es muy seria para todos” (“Transmítelo. La Historia de Bill Wilson y de cómo llegó al mundo el mensaje de A.A.” 1984. ISBN 0-916856-63-1) Esta es solo una pequeña muestra de la “espiritualidad” del programa en cuanto a su origen y vinculación con la práctica expresa del ocultismo. De allí se explica por qué claramente el programa insiste en que “dios” es como a cada quien le dé la gana de concebirlo (paso 3), con ello se abre la puerta a toda clase de “deidades”. Precisamente el paso 3 es uno de los problemas fundamentales de AA cuando se trata de compatibilizarlo con el cristianismo, pues según la Biblia, Dios es uno solo y se revela con nombre propio en la Escritura, de manera que Dios no es como nosotros lo concebimos, es Él quien nos ha concebido y se revela con identidad propia en Su Palabra, este es definitivamente uno de los problemas centrales de la literatura de AA, que termina relativizando y desfigurando el concepto de Dios, equiparándolo a un poder superior que cada quien concibe.
    Por esta razón, si eres cristiano, has tenido problemas con el alcohol y estás en AA, lo mejor es que no permanezcas mucho tiempo en AA y busques ayuda en el Señor Jesús, quien tiene TODO el poder y no rechaza al que le busca de corazón. Dios los bendiga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí