Grupos de amish y sus divisiones

0
36

Por, Luke Wayne
27 de septiembre de 2016

Los amish no son un movimiento coherente. Si bien hay elementos culturales y religiosos que definen a los amish como un todo y los distinguen del mundo exterior, dentro de ese marco existen diversas afiliaciones, divisiones, sectas y movimientos que conforman la comunidad amish en general, y esta diversidad ha aumentado enormemente en el último siglo. Como explican los eruditos:

  • “Al inicio del siglo XX, existían 42 asentamientos geográficamente distintos de amish en América del Norte, que representaban 3 o 4 afiliaciones –grupos definidos por puntos de vista y prácticas compartidas. Para 2012, el número de asentamientos se había incrementado a 493, y el número de afiliaciones se había multiplicado a más de 40. Si los subgrupos más pequeños dentro de algunas afiliaciones son contados, el número de afiliados identificables se eleva por encima de 65, sin incluir las más de 130 congregaciones más o menos independientes que carecen de una relación firme con una afiliación más amplia. Aunque una gran cantidad de identidades amish han surgido durante el siglo XX, los miembros de los 2.000 distritos eclesiásticos aún se reconocen ampliamente entre sí como amish”.[1]

En muchos casos, las diferentes entre estos grupos descansan con frecuencia en puntos más finos de la práctica amish, y para un extraño no puede ser notado en lo absoluto, o puede detectarse sólo en pequeños detalles como el estilo del sombrero de una mujer o el uso de la lona en los techos duros en sus carros tirados por caballos. Por esta razón, no sería factible ni útil desglosar cada grupo de amish y exactamente qué es lo que los divide. Sin embargo, puede ser útil conocer al menos algunas de las principales divisiones y los problemas involucrados en estas, para comprender mejor el mundo amish y las variedades dentro de este.

  • La antigua o vieja orden amish: Este es un término general para la corriente principal y conservadora amish y, por lo tanto, se aplica a una gran cantidad de grupos diferentes. La antigua orden amish prohíbe el ser propietarios de vehículos de motor, el uso de electricidad en el hogar y utiliza algún tipo de vestimenta tradicional amish. Rechazan la seguridad de la salvación, practican el lavado de pies como una ordenanza de la iglesia, toman la comunión dos veces al año y practican estrictamente la no resistencia, prohibiendo todo uso de fuerza violenta. Al afirmar la necesidad de la gracia de Jesucristo, los amish de la antigua orden también creen, en forma general, que el bautismo y la obediencia a las reglas y normas de la comunidad de la iglesia son necesarias para la salvación.[2]
  • Los amish Swartzentruber: Generalmente son considerados como los amish ultra conservadores. Los Swartzentruber se separaron de los grupos de la antigua orden principalmente en el asunto de la aplicación estricta y universal de evitar a todos los que abandonan los amish. Muchos miembros de la orden antigua están dispuestos a restablecer sus relaciones personales con alguien que abandona a los amish si se unen a una comunidad de fe anabaptista de ideas afines, como una iglesia menonita conservadora, y permanecen allí comprometidos. Los fundadores de Swartzentruber rechazaron esto e insistieron en que la persona debe regresar en estricta sumisión a su comunidad amish o se les cortaría por completo.[3] Básicamente, esta norma afirma que dejar a los amish es perder la esperanza de salvación y que una vez que uno ha sido bautizado, el amish no puede ser fiel a Cristo en ninguna otra iglesia, ni siquiera una con creencias y prácticas similares. Generalmente, los amish Swartzentruber son más prohibitivos que otros grupos amish en términos de tecnología y vestimenta.[4]
  • La nueva orden amish: Generalmente son considerados más “liberales” o “progresistas” que la mayoría de los grupos amish debido a que permiten más tecnología. Algunos en la nueva orden amish permiten que sus miembros usen electricidad en sus hogares. Sin embargo, todavía practican el uso del vestido sencillo tradicional y confían en el transporte del caballo y del calesín.[5] Con respecto a la ética, en la nueva orden son realmente más estrictos que la antigua orden, particularmente en el área de la pureza sexual entre sus jóvenes y las restricciones en el uso de la bebida y del tabaco. La división con la vieja orden amish ocurrió, en parte, debido a acusaciones de que la nueva orden poseía una actitud “más santa que la suya” en su énfasis en la pureza moral.[6] La nueva orden amish fue influenciada por el contacto con el evangelicalismo[7] e instituyó programas religiosos “progresistas” como las escuelas dominicales, los estudios bíblicos y actividades para jóvenes.[8] Estas innovaciones éticas y religiosas son la causa principal de la división.
  • Los amish “reformistas”: Este movimiento no representa un grupo amish separado, más bien, agrupaciones de congregaciones amish esparcidas por los diversos grupos principales de la antigua orden. Los reformistas son definidos por promover activamente las reformas morales (muchas similares a las de la nueva orden amish) mientras se evitan los desafíos religiosos y doctrinales o las reformas tecnológicas que probablemente resultarían en una ruptura con sus afiliaciones más grandes a la antigua orden.[9] De esta manera, los reformistas se asemejan a los movimientos de reforma moral en el catolicismo medieval que reconocieron la corrupción, la indolencia y la hipocresía en la cultura cristiana profesante e intentaron llamar a la gente a la santidad, pero lo hicieron con cuidado de no desafiar algunas de las doctrinas reales que salían de Roma. Los amish reformistas simplemente quieren que los amish vivan vidas más estrictamente morales mientras permanecen comprometidos a la enseñanza y práctica de cualquier secta amish en la que ya se encuentren. Es improbable que los reformistas amish se reconozcan a sí mismos como parte de un movimiento “reformista”, en cuanto a ellos, esto sonaría cismático.
  • Menonitas amish de Beachy: Tal vez la facción más distintiva dentro del continuo amish, los menonitas amish de Beachy permiten vehículos motorizados, electricidad en los hogares y usan el idioma inglés en sus servicios. Todavía practican el uso del vestido sencillo y prohíben la televisión y la radio, aunque algunos permiten el uso limitado de Internet. Se definen a sí mismos como evangélicos en la orientación y participan en el trabajo misionero global y el alcance evangelístico.[10] Son una red débilmente afiliada y varían tanto en doctrina como en práctica de una congregación a la otra, pero son el grupo amish con mayor probabilidad de defender el verdadero evangelio bíblico de salvación por la gracia a través de la fe.
Notas a pie de página:

[1] Donald B. Kraybill, Karen M. Johnson-Weiner, and Steven M. Nolt, “The Amish” (John Hopkins University Press, 2013) 138.
[2] Joe Keim, «Amish: Our Friends, But Are They Believers?» (Mission to Amish People, 2016).
[3] Donald B. Kraybill, Karen M. Johnson-Weiner, and Steven M. Nolt, The Amish (John Hopkins University Press, 2013), 148.
[4] ibíd. 148.
[5] ibíd. 149.
[6] ibíd. 149.
[7] ibíd. 148.
[8] ibíd. 149.
[9] ibíd. 140-141.
[10] http://www.beachyam.org/ (Accessed 9/27/16).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí