¿Existía Nazareth en el Cuarto Siglo a. C.?

0
308

Visite también nuestra Sección, Acerca de Otros Temas
Visite también nuestra Sección, Preguntas

18 de junio de 2020

Con frecuencia, los ateos y miembros de cultos no cristianos, buscan en la Biblia aparentes contradicciones para refutar todo de las Escrituras, afirmando que es un libro totalmente falso y que su existencia se debió a una serie de escritos reunidos por hombres para hombres que creen en la existencia de Dios. De esta forma, maldicen a Dios y a todo lo que tiene que ver con Su Palabra.

En cuanto a si Nazareth existía o no en el siglo IV a. C.

Eruditos de la Biblia, incluyendo a cristianos y a no cristianos afirman que, efectivamente, Nazaret, sí existió:

  • Nazaret según El Libro de Urantia: Encontramos los detalles acerca de la ubicación de Nazaret y de la casa de Jesús en LU 122:6 (El Libro de Urantia, documento 122, «El nacimiento y la infancia de Jesús», sección 6, «La casa de Nazaret»). Se nos cuenta que Nazaret estaba ubicada en un valle entre colinas altas. El valle seguía la dirección actual principal de la ciudad, desde el noreste hacia el suroeste.[1]
  • El Libro de Urantia (conocido también como Los documentos de Urantia o La quinta Revelación) es una obra literaria espiritual, teológica y filosófica acerca de Dios, el hombre, la religión, la filosofía y el destino.[2]
  • «Ciudad situada entre las colinas de Galilea, sobre la ruta mercantil que desde la llanura costeña llevaba a Damasco y el Oriente».[3]

Evidencia bíblica

  1. Jesús sería llamado «nazareno»
    1. El gentilicio para las personas de Nazareth o Nazaret, era «nazareno». En Jesús se cumplió la Escritura del Antiguo Pacto, cuando el Nuevo afirma en Mateo:
      1. «y llegó y habitó en una ciudad llamada Nazaret, para que se cumpliera lo que fue dicho por medio de los profetas: Será llamado Nazareno» (Mateo 2:23).
    2. No hay duda que existe una relación entre Nazaret y su gentilicio «nazareno» (Juan 18:5, 7; Mateo 2:23; 26:71; Marcos 14:67; Hechos 6:14), y también una relación etimológica, ya que en el vocablo hebreo «Natzaret» está contenida la locución «Netzer», que significa «brote, vástago (figuradamente, un descendiente)», registrado por el profeta Isaías:
      1. «Pero saldrá una vara del tronco de Isaí, Y un vástago retoñará de sus raíces” (Isaías 11:1).[4]
  2. Jesús de Nazaret
    1. La misma Escritura reconoce a Jesús como de Nazaret:
      1. «Felipe encontró a Natanael y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley, y también los profetas, a Jesús de Nazaret, el hijo de José. 46 Y Natanael le dijo: ¿Puede algo bueno salir de Nazaret? Felipe le dijo: Ven, y ve» (Juan 1:45-46).
      2. «Habiendo ellos cumplido con todo conforme a la Ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret» (Lucas 2:39).
      3. «Pero Pedro dijo: No tengo plata ni oro, mas lo que tengo, te doy: en el nombre de Jesucristo el Nazareno, ¡anda!» (Hechos 3:6).
  3. Etimología del nombre griego Nazaret
    1. Este nombre, Nazaret, es citado en el Nuevo Pacto una docena de veces. Es la población donde Jesús fue criado (Lucas 4:16). No fue, por lo tanto, la población donde Jesús nació. Estaba situada en el norte de Israel, en las estribaciones meridionales de los montes de la Baja Galilea, 10 km al norte del monte Tabor y 23 km al oeste del mar de Galilea. En tiempos del Señor, la población tendría alrededor de unos 400 habitantes y por las referencias de Natanael (Juan 1:45-46) y los fariseos, podemos percibir cierta hostilidad e ironía hacia esta insignificante población y su región: “Respondieron y le dijeron: ¿Acaso eres tú también de Galilea? Escudriña y verás que de Galilea no surge ningún profeta” (Juan 7:52).[5]
  4. Galilea era la región donde se encontraba Nazaret
    1. Esta región era conocida por los judíos de la época, como «Galilea de los gentiles»:
      1. «Pero no habrá más lobreguez para la que estaba en angustia. Como en tiempos pasados Él trató con desprecio a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí, pero después la hará gloriosa por el camino del mar al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles» (Isaías 9:1).
      2. «¡TIERRA DE ZABULÓN Y TIERRA DE NEFTALÍ, CAMINO DEL MAR, AL OTRO LADO DEL JORDÁN, GALILEA DE LOS GENTILES!» (Mateo 4:15).
        1. La mayoría de las personas que vivían allí no eran judíos puros. La población estaba compuesta por una mezcla de pueblos: judíos y gentiles procedentes de Egipto, Fenicia y Arabia. Nazaret, como una parte de Galilea, era objeto del menosprecio por razones históricas y raciales. Era la misma tierra de las tribus de Zabulón y Neftalí.[6]

Conclusión

Por lo anterior, podemos entender:

  1. Que, efectivamente, Nazaret sí fue una población real en tiempos de Jesús, tal y como coinciden eruditos bíblicos, y que fue el lugar donde Jesús fue criado. Tal vez por el número de habitantes (400 aprox.) no tuvo relevancia como otras poblaciones.
  2. Que el lugar de nacimiento de Jesús fue Bet-Léjem de Judea:
    1. «Pero tú, Bet-Léjem, casa de Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, De ti me saldrá el que será Caudillo en Israel, Cuyas salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad» (Miqueas 5:2 – BTX IV Edición).
    2. «Después que Jesús nació en Bet-Léjem de Judea en días del rey Herodes, he aquí unos astrónomos del oriente llegaron a Jerusalén» (Mateo 2:1 – BTX IV Edición).
      1. Bet-Léjem… Gr. Bedléem.[7]
  3. Jesús se estableció en esta población para que en Él se cumpliera una de las profecías del Antiguo Pacto dadas por los profetas:
    1. «Cuando llegó allí, se estableció en una ciudad llamada Nazaret, para que fuera cumplido lo dicho por los profetas: Será llamado nazareno» (Mateo 2:23 – BTX IV Edición). Leer, Isaías 11:1.
  4. Pero, además, es de resaltar el hecho de que este título (el Nazareno) utilizado junto al nombre de Jesús, es dicho por los demonios (Marcos 1:24; Lucas 4:34), figura en la inscripción que Pilato escribió para ser puesta encima de la cruz (Juan 19:19) y está en boca del mismo Dios cuando se aparece a Saulo de Tarso (Hechos 22:8).[8]
  5. Finalmente, y con respecto al pensamiento de Dios contra estos seres humanos autodenominados «ateos» o «eruditos ateos», Él los considera «necios». También las Escrituras, inspiradas por Dios (que ellos mismos investigan, pero rechazan) los consideran «insensatos» (Salmo 53:1; 92:6; 94:8, etc.) La palabra utilizada para el idioma español, proviene de la palabra hebrea nâbâl (naw-bawl’), que significa literalmente, «estúpido; malvado (especialmente el impío): – tonto, persona vil. E insensato, del hebreo כְּסִיל kesı̂yl kes-eel’, significa ‘(figuradamente) estúpido o tonto'».[9]
  6. Por lo tanto, y de acuerdo a la evidencia bíblica y eruditos, sin duda que Nazaret existió.

Nota: A menos que se diga lo contrario, las citas son tomadas de La Biblia de las Américas – LBLA.

Notas a pie de página:

[1] https://buscandoajesus.wordpress.com/articulos/como-fue-nazaret-en-tiempos-de-jesus/
[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Libro_de_Urantia
[3] Comentario Bíblico Moody, Nuevo Testamento, página 101.
[4] Biblia Textual 4ª Edición. Notas en Pasajes Especiales 274.
[5] Ibíd.
[6] Ibid.
[7] Biblia Textual 4ª Edición. Según Mateo 2:1.
[8] Biblia Textual 4ª Edición. Notas en Pasajes Especiales 274.
[9] e-Sword.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí