Jesús: el Gehena y el Juicio Final

0
19
Aniquilacionismo
Aniquilacionismo

11 de octubre de 2018
Regresar a, Página del Aniquilacionismo

Jesús: el Gehena y el Juicio Final

¿Qué dijo Jesús sobre el gehena y el juicio final? Para averiguarlo, fui a mi programa de Biblia que me permite limitar mi búsqueda a las palabras de Cristo. Fue fácil ingresar ciertas palabras y encontrar cada versículo en el que Jesús utilizó esas palabras. Las que busqué fueron: agonía, fuego, hades, gehena (infierno), juez, perecer y tormento. También utilicé la Nueva Biblia Estándar Americana (NASB – por sus siglas en inglés) debido a su traducción literal del griego. Algunas veces tomo las palabras griegas e investigo acerca de estas, pero debido a que la NASB es una muy buena traducción literal, decidí usar el inglés para ver lo que podría descubrir. Esto fue lo que encontré.

Lo que Jesús sí Considera

Jesús considera un juicio dado a Él por el Padre (Juan 5:22, 24, 29), reo del infierno o guéenna (geenna) de fuego (Mateo 5:22; 18:9), un juicio con fuego (Mateo 13:40), el fuego que quema (Juan 15:6), el fuego eterno originalmente preparado para el diablo y sus ángeles (Mateo 25:41). Jesús menciona al impío descendiendo al Hades (Mateo 11:23; Lucas 10:15), un lugar de agonía o tormento en llama (Lucas 16:24). Este castigo ocurre al fin del siglo o del fin del mundo (Mateo 13:40). El cuerpo será echado a la guéenna (Mateo 5:29-30; Marcos 9:45, 47). Jesús afirma que el alma y el cuerpo son destruidos en el infierno o la guéenna (Mateo 10:28) y se perderán (Juan 3:16). Los que se pierdan, experimentarán tormentos (Lucas 16:23-24, 28), agonía (Lucas 16:24-25), con llanto y crujir de dientes (Mateo 13:42, 50).

¿Es Eterno Este Castigo?

Si es eterno (Mateo 25:46) en un fuego que no se extingue (Marcos 9:43, 47-48). Finalmente, también hay hijos de la geenna (Mateo 23:15). El juicio del infierno o la guéenna (geenna) es una sentencia (Mateo 23:33) y Dios debe ser temido porque Él envía a personas a este lugar (Lucas 12:5). Parecería en este trabajo que la posición de Jesús sobre cómo es el tormento y que sea consciente y eterno no es consistente con el aniquilacionismo.

¿Enseñó Jesús Acerca del «guéenna (geenna)»

Ahora, parece evidente que, en la superficie, sí enseñó que la guéenna (geenna) era un lugar muy malo para ir, donde la gente experimentaba tormentos de forma consciente en el fuego eterno. Sin embargo, los que sostienen el aniquilacionismo no carecen de respuestas y giros interpretativos. Algunos de ellos son los siguientes.

  1. El castigo eterno es una eternidad de no existencia.
  2. Donde tanto el cuerpo como el alma son destruidos, lo cual significa no existencia.
  3. El fuego eterno no es eterno, sino que la fuente es eterna.

He escrito sobre muchos temas en la sección del aniquilacionismo, y usted es libre de leerlos todos y así, encontrar algo de interés y ver si mis argumentos merecen abandonar la filosofía aniquilacionista o sostener el punto de vista tradicional del tormento consciente eterno. Sin embargo, ofrezco los siguientes artículos para su consideración ya que están relacionados con el tema. Espero que considere estudiarlos.

Artículos Relacionados

  • Los retos filosóficos al punto de vista condicionalista de que el castigo eterno es la no existencia
  • El condicionalismo y la mezcla del castigo eterno con la no existencia
  • Mateo 10:28, destruye tanto el cuerpo como el alma en el infierno
  • El condicionalismo y grados de castigo
  • De acuerdo con la Biblia ¿qué es el castigo?
  • ¿Por qué en el condicionalismo, es tan importante la naturaleza del alma?
  • En el condicionalismo, hay un problema lógico con el alma que deja de existir y después es resucitada
  • Problemas con el fisicismo / materialismo antropológico.
  • El sueño del alma o alma dormida, la naturaleza humana de Jesús y el condicionalismo.
  • El condicionalismo y el monismo antropológico, el fisicismo y el problema de Jesús
  • Examinando el sueño del alma o alma dormida y sus problemas.
  • El condicionalismo y dar por sentada la pregunta

Pasajes Bíblicos

Primera Parte

  • Mateo 5:22.
  • «Y si tu ojo derecho te es ocasión de pecar, arráncalo y échalo de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. 30 Y si tu mano derecha te es ocasión de pecar, córtala y échala de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo vaya al infierno» (Mateo 5:29-30).

Segunda Parte

  • «Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno» (Mateo 10:28).
  • «Y tú, Capernaúm, ¿acaso serás elevada hasta los cielos? ¡Hasta el Hades descenderás! Porque si los milagros que se hicieron en ti se hubieran hecho en Sodoma, esta hubiera permanecido hasta hoy» (Mateo 11:23).
  • «Por tanto, así como la cizaña se recoge y se quema en el fuego, de la misma manera será en el fin del mundo» (Mateo 13:40).
  • «42 y los echarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el crujir de dientes. 50 y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el crujir de dientes» (Mateo 13:42, 50).

Tercera Parte

  • «Y si tu mano o tu pie te es ocasión de pecar, córtatelo y échalo de ti; te es mejor entrar en la vida manco o cojo, que teniendo dos manos y dos pies, ser echado en el fuego eterno. 9 Y si tu ojo te es ocasión de pecar, arráncatelo y échalo de ti. Te es mejor entrar en la vida con un solo ojo, que teniendo dos ojos, ser echado en el infierno de fuego» (Mateo 18:8-9).
  • «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque recorréis el mar y la tierra para hacer un prosélito, y cuando llega a serlo, lo hacéis hijo del infierno dos veces más que vosotros» (Mateo 23:15).
  • «¡Serpientes! ¡Camada de víboras! ¿Cómo escaparéis del juicio del infierno?» (Mateo 23:33).

Cuarta Parte

  • «Entonces dirá también a los de su izquierda: «Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles» (Mateo 25:41).
  • «Y estos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna» (Mateo 25:46).
  • «Y si tu mano te es ocasión de pecar, córtala; te es mejor entrar en la vida manco, que teniendo las dos manos ir al infierno, al fuego inextinguible. 45 Y si tu pie te es ocasión de pecar, córtalo; te es mejor entrar cojo a la vida, que teniendo los dos pies ser echado al infierno. 47 Y si tu ojo te es ocasión de pecar, sácatelo; te es mejor entrar al reino de Dios con un solo ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno, 48 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego no se apaga» (Marcos 9:43, 45, 47-48).

Quinta Parte

  • «Y tú, Capernaúm, ¿acaso serás elevada hasta los cielos? ¡Hasta el Hades serás hundida!» (Lucas 10:15).
  • «Pero yo os mostraré a quién debéis temer: temed al que, después de matar, tiene poder para arrojar al infierno; sí, os digo: a este, ¡temed!» (Lucas 12:5).
  • «En el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno. 24 Y gritando, dijo: «Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama. 28 pues tengo cinco hermanos, de modo que él los prevenga, para que ellos no vengan también a este lugar de tormento» (Lucas 16:23-24, 28).

Sexta y Última Parte

  • «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna» (Juan 3:16).
  • «… en verdad os digo: el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no viene a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida. 29 y saldrán: los que hicieron lo bueno, a resurrección de vida, y los que practicaron lo malo, a resurrección de juicio» (Juan 5:24, 29).
  • «Si alguno no permanece en mí, es echado fuera como un sarmiento y se seca; y los recogen, los echan al fuego y se queman» (Juan 15:6).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí