¿Qué Hizo Jesús en la Cruz?

0
202
¿Qué Hizo Jesús en la Cruz?
¿Qué Hizo Jesús en la Cruz?

Visite También Nuestras Secciones, Doctrina Cristiana y Teología y Cristianismo

24 de noviembre de 2013

¿Qué Hizo Jesús en la Cruz?

Jesús murió en la cruz por nuestros pecados para que pudiéramos ser perdonados cuando creemos en lo que Él ha hecho en la cruz. Cuando nosotros, por fe, recibimos el sacrificio que Él ofreció, podemos entonces tener vida eterna, y escapar del justo juicio de Dios, el Padre. En la cruz, Jesús, voluntariamente llevó nuestros pecados. Él permitió que las personas mintieran acerca de Él, matándolo. Se sacrificó a Sí mismo y llevó a cabo, el más grande acto de amor de todos. En la cruz es donde somos redimidos, y es donde nuestras deudas debidas a Dios por nuestro pecados, son canceladas.

Pasajes Bíblicos que nos Dicen lo que Jesús Hizo en la Cruz

  • Dio Su Vida por las Ovejas
    • «Yo soy el buen pastor; el buen pastor da su vida por las ovejas» (Juan 10:11)
  • Demostró el más grande acto de amor
    • «Nadie tiene un amor mayor que este: que uno dé su vida por sus amigos.» (Juan 15:13).
  • Nos reconcilió con Dios
    • «Porque si cuando éramos enemigos fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, habiendo sido reconciliados, seremos salvos por su vida» (Romanos 5:10).
  • Nos Justificó
    • «Así pues, tal como por una transgresión resultó la condenación de todos los hombres, así también por un acto de justicia resultó la justificación de vida para todos los hombres» (Romanos 5:18).
  • Murió al Pecado
    • «Porque en cuanto Él murió, murió al pecado de una vez para siempre; pero en cuanto vive, vive para Dios» (Romanos 6:10).

Segunda Parte de Pasajes Bíblicos

  • Él Murió por Nuestros Pecados
    • «Porque yo os entregué en primer lugar lo mismo que recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras» (1ª Corintios 15:3).
  • Él se Hizo Pecado por Nosotros
    • «Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que fuéramos hechos justicia de Dios en Él» (2ª Corintios 5:21).
  • Terminó Su Obra de Expiación
    • «Entonces Jesús, cuando hubo tomado el vinagre, dijo: ¡Consumado es! E inclinando la cabeza, entregó el espíritu» (Juan 19:30).
  • Reconcilió a judíos y a gentiles
    • «y para reconciliar con Dios a los dos en un cuerpo por medio de la cruz, habiendo dado muerte en ella a la enemistad» (Efesios 2:16).
  • Se Humilló a Sí Mismo
    • «Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz» (Filipenses 2:8).

Tercera Parte de Pasajes Bíblicos

  • Reconcilió Todas las Cosas
    • «y por medio de Él reconciliar todas las cosas consigo, habiendo hecho la paz por medio de la sangre de su cruz, por medio de Él, repito, ya sean las que están en la tierra o las que están en los cielos» (Colosenses 1:20).
  • Anuló Nuestra Deuda por el Pecado
    • «habiendo cancelado el documento de deuda que consistía en decretos contra nosotros y que nos era adverso, y lo ha quitado de en medio, clavándolo en la cruz» (Colosenses 2:14).
  • Anuló el Poder del Diablo
    • «Así que, por cuanto los hijos participan de carne y sangre, Él igualmente participó también de lo mismo, para anular mediante la muerte el poder de aquel que tenía el poder de la muerte, es decir, el diablo» (Hebreos 2:14).

Cuarta Parte de Pasajes Bíblicos

  • Es Mediador de un Nuevo Pacto
    • «Y por eso Él es el mediador de un nuevo pacto, a fin de que habiendo tenido lugar una muerte para la redención de las transgresiones que se cometieron bajo el primer pacto, los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna. 16 Porque donde hay un testamento, necesario es que ocurra la muerte del testador» (Hebreos 9:15-16).
  • Nos Redimió
    • «sabiendo que no fuisteis redimidos de vuestra vana manera de vivir heredada de vuestros padres con cosas perecederas como oro o plata, 19 sino con sangre preciosa, como de un cordero sin tacha y sin mancha, la sangre de Cristo» (1ª Pedro 1:18-19).
  • Llevó Nuestro Pecado
    • «y Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados» (1ª Pedro 2:24).
  • Murió por los Pecados
    • «Porque también Cristo murió por los pecados una sola vez, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, muerto en la carne pero vivificado en el espíritu» (1ª Pedro 3:18).

Quinta Parte de Pasajes Bíblicos

  • Él es la Propiciación por Nuestros Pecados
    • «Él mismo es la propiciación por nuestros pecados, y no solo por los nuestros, sino también por los del mundo entero» (1ª Juan 2:2).
  • Cumplió la Profecía
    • «Soy derramado como agua, y todos mis huesos están descoyuntados; mi corazón es como cera; se derrite en medio de mis entrañas. 15 Como un tiesto se ha secado mi vigor, y la lengua se me pega al paladar, y me has puesto en el polvo de la muerte. 16 Porque perros me han rodeado; me ha cercado cuadrilla de malhechores; me horadaron las manos y los pies. 17 Puedo contar todos mis huesos. Ellos me miran, me observan; 18 reparten mis vestidos entre sí, y sobre mi ropa echan suertes.» (Salmo 22:14-18).
    • «Ciertamente Él llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Mas Él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz[c]cayó sobre Él, y por sus heridas hemos sido sanados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino; pero el Señor hizo que cayera sobre[e] Él la iniquidad de todos nosotros. Fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca; como cordero que es llevado al matadero, y como oveja que ante sus trasquiladores permanece muda, no abrió Él su boca» (Isaías 53:4-7).
    • «Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por Él, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por Él, como se llora por un primogénito» (Zacarías 12:10).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí