¿Cuál es la Diferencia Entre el Cristianismo y el Catolicismo?

0
1142

Visite también nuestra Sección, Catolicismo romano
Visite también nuestra Sección, Religiones del mundo

Existen grandes diferencias entre la teología cristiana y la teología romanista. Dos de las diferencias más importantes, tiene que ver con la salvación y María. En la teología cristiana, la salvación es por fe en Cristo, sin incluir la colaboración de obras. De otro lado, la salvación romana, se obtiene a través del bautismo de niños, del guardar los mandamientos, y de participar en los sacramentos. Mientras que la teología cristiana afirma que la justificación es, solo por fe, en la sola persona de Cristo, la teología romana, la niega. Debido a que estas posiciones son opuestas, ambas, no pueden ser verdaderas.

El catecismo de la iglesia católica (CIC), afirma:

  • El Concilio de Trento enseña que los diez mandamientos obligan a los cristianos y que el hombre justificado está también obligado a observarlos (cf DS 1569-1670). Y el Concilio Vaticano II afirma que: «Los obispos, como sucesores de los Apóstoles, reciben del Señor […] la misión de enseñar a todos los pueblos y de predicar el Evangelio a todo el mundo para que todos los hombres, por la fe, el bautismo y el cumplimiento de los mandamientos, consigan la salvación» (LG 24). (CIC 2068).
  • Nadie puede merecer la gracia primera que constituye el inicio de la conversión. Bajo la moción del Espíritu Santo podemos merecer en favor nuestro y de los demás todas las gracias útiles para llegar a la vida eterna, como también los necesarios bienes temporales. (CIC 2027).

Con relación a María, y dentro del cristianismo, María es una mujer bendecida quien llevó en su vientre al Mesías. Sin embargo, la Biblia enseña claramente, que María era una pecadora como cualquier ser humano y que necesitaba de un salvador:

  • «y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador» (Lucas 1:47).
  • «por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios» (Romanos 3:23).

De otro lado, el romanismo, eleva a María a una posición injustificada donde ella, por ejemplo, puede escuchar los rezos e inclusive conocer los pensamientos de las personas alrededor del mundo, de forma simultánea, en sus diferentes idiomas. El romanismo también enseña que para llegar a Jesús sólo se logra a través de María. Y esto, es problemático ya que contradice las mismas Escrituras, y muestra otra gran diferencia entre la teología cristiana de las Escrituras y la teología romanista.

  • «Esta maternidad de María perdura sin cesar en la economía de la gracia, desde el consentimiento que dio fielmente en la Anunciación, y que mantuvo sin vacilar al pie de la cruz, hasta la realización plena y definitiva de todos los escogidos. En efecto, con su asunción a los cielos, no abandonó su misión salvadora, sino que continúa procurándonos con su múltiple intercesión los dones de la salvación eterna […] Por eso la Santísima Virgen es invocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora» (LG 62). (CIC 969).
  • «Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo y enaltecida por Dios como Reina del universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los señores y vencedor del pecado y de la muerte» (LG 59; cf. Pío XII, Const. apo. Munificentissimus Deus, 1 noviembre 1950: DS 3903). La Asunción de la Santísima Virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos:
    «En el parto te conservaste Virgen, en tu tránsito no desamparaste al mundo, oh Madre de Dios. Alcanzaste la fuente de la Vida porque concebiste al Dios viviente, y con tu intercesión salvas de la muerte nuestras almas (Tropario en el día de la Dormición de la Bienaventurada Virgen María)». (CIC 966).

Estas diferencias y muchas otras, son tan profundas, particularmente en el área de la salvación delante de Dios, que la iglesia romana no puede decir que sea cristiana. Es apóstata.

A continuación hay una tabla que compara las posiciones en varios temas, de la teología cristiana y romanista:

Tema Cristianismo Catolicismo
Autoridad La autoridad final es, y será, la Palabra de Dios La autoridad final es el papa y el magisterio. El papa es infalible cuando habla «desde la silla».
El clero El celibato no es un requisito El celibato es un requisito
Comunión El símbolo de Cristo en la cruz Los elementos (el pan y el vino), se convierten, a través del ritual y autoridad del sacerdote en el cuerpo y la sangre reales de Cristo
Liderazgo El bíblico, y sin Papa El Papa es la autoridad final
María Es considerada una mujer honorable y bendecida, pero niega la apropiación y función mediadora de ella María es supremamente enaltecida.
«…preservada inmune de toda mancha de pecado original… y enaltecida por Dios como Reina del universo…» (CIC 966); «Por eso la Santísima Virgen es invocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora» (CIC 969); «…nos dirigimos a la ‘Madre de la Misericordia’, a la Toda Santa…» (CIC 2677); «…bajo cuya protección se acogen los fieles suplicantes en todos sus peligros y necesidades…» (CIC 971); «María por gracia ha sido exaltada sobre todos los ángeles y hombres a un lugar donde el Hijo de ella es segundo» (Concilio Vaticano II, pág. 421); aplastó la cabeza de la serpiente (Papa Pío IX, Ineffabilis Deus).
El purgatorio Niega la existencia del purgatorio Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo. (CIC 1030).
Santos Todos los cristianos son llamados santos Los santos son personas especiales que no han pasado por el purgatorio, y han sido declarados por la iglesia católica romana como santos.
Sacramentos La manifestación visible de la obra de Dios a través del bautismo y la comunión Un medio de gracia y su infusión en el romanismo. Los siete sacramentos de esta iglesia consisten del bautismo, la confirmación, la comunión, la confesión, el matrimonio, las órdenes sagradas, y la unción de los enfermos.
Salvación Por gracia, solo por fe en la sola persona de Jesús A través del bautismo, guardar los mandamientos (CIC 2068), la penitencia y los sacramentos de la iglesia romana.
Escritura 66 libros en el canon escritural; no incluye los apócrifos 73 libros en la Biblia; contiene los apócrifos.
Tradición La tradición está subordinada a las Escrituras La tradición es igual a las Escrituras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí