Los Testigos De Jehová en Pocas Palabras

0
265
La Trinidad y la Unión Hipostática con el Communicatio Idiomatum
La Trinidad y la Unión Hipostática con el Communicatio Idiomatum

Visite también nuestra Sección, Los Testigos de Jehová
Visite también nuestra Sección, Religiones del Mundo

20 de abril de 2008

De acuerdo con la teología de los testigos de Jehová, Dios es una sola persona, no una Trinidad, que no sabe todas las cosas y no está en todas partes. Primero creó al arcángel Miguel a través del cual creó todas las «otras cosas», incluyendo el universo, la tierra, Adán y Eva, etc. Esta obra creativa le tomó a Dios 42.000 años. En cierto momento, La Organización «Watchtower Bible and Tract Society» enseñó que Dios gobernaba el universo desde algún lugar del sistema estelar de las Pléyades. Con el tiempo cambiaron esta afirmación, diciendo que las «Pléyades no es más considerado el centro del universo y no sería prudente para nosotros tratar de fijar el trono de Dios como si estuviera en un lugar particular del universo».[1] Tales cambios y aun contradicciones son frecuentes en esta organización. Cuando una doctrina cambia, ellos le dicen a sus seguidores que la luz de la verdad se hace más brillante.

Después que Adán pecó, el paraíso que Dios había creado para ellos se echó a perder. Entonces, Dios instituyó un sistema de redención que fue revelado en la Biblia y que finalmente conduciría a la crucifixión de Jesús el Mesías. Pero, mientras tanto, Dios necesitaba tener una organización teocrática visible en la tierra para representarlo en forma adecuada. A lo largo de la historia, esta verdadera organización tuvo un remanente de fieles testigos de Jehová (Noé, Abraham, Moisés, David, etc.); pero no fue hasta finales de 1800 que Charles Taze Russell comenzó formalmente lo que ahora se conoce como La Organización «Watchtower Bible and Tract», que se maneja desde Brooklyn, Nueva York. Esta organización afirma ser el único canal verdadero de la verdad de Dios en la tierra hoy y que solo ella puede interpretar adecuadamente la palabra de Dios, ya que es el profeta dirigido por un ángel de Dios en la tierra.

Cuando llegó el momento de que naciera el salvador, el arcángel Miguel se convirtió en humano en la forma de Jesús, el cual creció y guardó todas las leyes de Dios y nunca pecó. Finalmente, cuando Jesús murió, no fue en una cruz sino en una estaca de tortura donde llevó los pecados de la humanidad, pero esto no incluyó los pecados de Adán. Jesús resucitó de la muerte como un espíritu, no físicamente (su cuerpo fue disuelto y tomado por Dios); y durante sus visitas a personas en la tierra, manifestó un cuerpo físico temporal para que lo vieran y tocaran. Así comenzó la verdadera iglesia cristiana de los seguidores de Jehová.

A lo largo de la historia, han existido testigos fieles de Jehová que han logrado mantener La Verdad a pesar de la doctrina «demoníaca» del trinitarismo que ha permeado la iglesia cristiana en la «cristiandad». La cristiandad está llena de pastores que son anticristos en las iglesias dirigidas por Satanás y que apoyan a los gobiernos terrenales los cuales son todos, del diablo. En otras palabras, todo el cristianismo es falso; y solo la organización «teocrática» de los testigos de Jehová dirigida por varios hombres en Brooklyn, Nueva York, es verdadera.

A finales de 1800, un joven de 18 años llamado Charles Taze Russell organizó una clase de Biblia en Pittsburgh, Pensilvania. En 1879 trató de popularizar sus ideas sobre doctrina, por lo que coeditó la revista «The Herald of the Morning» con su fundador, N. H. Barbour. En 1884, Russell controló la publicación y la renombró «La Atalaya Anunciando el Reino de Jehová» y fundó la «Zion’s Watch Tower Tract Society» (conocida ahora como La Organización «Watchtower Bible and Tract Society»). Russell sirvió como maestro y guía para la organización la cual enseñó que Jesús regresó de forma invisible en 1914 y que ahora está reinando en el cielo. Cuando Jesús finalmente regrese físicamente a la tierra, lo que sucederá en el momento de la Batalla de Armagedón, establecerá Su reino terrenal de 1.000 años.

Durante este período de 1.000 años, las personas resucitarán y tendrán una segunda oportunidad de recibir la salvación eterna siguiendo los principios de la Organización de Jehová en la tierra conocida como La Organización «Watchtower Bible and Tract Society». Después del milenio, aquellos que rechacen a Dios y Su organización serán aniquilados; es decir, dejarán de existir. El resto de los testigos de Jehová que han seguido fielmente la organización de Dios en la tierra serán salvados de la aniquilación eterna y residirán para siempre en el Paraíso de la tierra. El cielo, sin embargo, es un lugar para un grupo especial de 144,000 testigos de Jehová, los únicos que han «nacido de nuevo» y que solo pueden comulgar en su servicio anual de comunión. Estos son los que tienen “vida inmortal”; todos los demás testigos tienen «vida eterna», pero aquellos con vida inmortal no tienen cuerpos resucitados; tienen «cuerpos espirituales». Los que están en el Paraíso de la tierra tienen vida eterna y en un cuerpo resucitado que debe sostenido por medio de la comida, el descanso, etc.

Cuando estudia con los testigos de Jehová, usted acepta asistir a cinco reuniones a la semana en las que le enseñan la literatura de La Watchtower. No puede ser bautizado hasta que haya estudiado su material durante al menos seis meses y haya respondido numerosas preguntas ante un panel de ancianos. Se supone que los hombres no deben tener el pelo largo o usar barba, y las mujeres deben vestirse con ropa modesta. Se niegan a votar, saludar la bandera, cantar los himnos nacionales de sus países, celebrar cumpleaños o Navidad, no realizarse transfusiones de sangre; y no pueden unirse a las fuerzas armadas. Se les exige un cronograma de proselitismo puerta a puerta donde distribuyen la literatura de La Watchtower, conseguir donaciones y enviar todo el dinero a la sede en Warwick, Nueva York.

Si alguna vez se atreve a dejar la organización de los testigos de Jehová, será considerado un apóstata y deberá ser rechazado, aún, por sus mismos familiares testigos de Jehová.

Notas a pie de página:

[1] «La Atalaya» (Watchtower, 11/15/53, p. 703).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí