Resurrección y Ascensión de Jesús

0
23
Pentecostales Unicitarios
Pentecostales Unicitarios

8 de diciembre de 2008
Regresar a, Página de Pentecostales Unicitarios

Uno de los problemas con la teología unicitaria tiene que ver con la resurrección de Jesús. Esta, afirma que mientras Jesús caminaba sobre la tierra, Él tenía dos naturalezas. Es decir, era tanto Dios como hombre. Esta es la teología correcta en la medida en que afirma que, dentro de la única persona del Hijo, hay dos naturalezas: Dios y hombre. Pero también declara que Dios está ahora en la «forma / modo / manifestación» del Espíritu Santo. Si este es el caso, ¿qué pasó con el cuerpo de Jesús después de la ascensión? ¿Dónde está? ¿Esté vivo o en coma? ¿Se disolvió? ¿Existe todavía existe? ¿Jesús, el hombre, sigue siendo una persona? Si es así, ¿cómo puede Jesús, la persona de carne y huesos, ser también el Espíritu Santo? Estas preguntas se tratarán de responder en «Resurrección y Ascensión de Jesús».

La Persona de Dios Hijo se Encarnó

En la teología trinitaria, la segunda persona de la Trinidad se hizo carne (Juan 1:1, 14). En otras palabras, según Filipenses 2:5-8, Jesús se hizo «semejante a los hombres». Asimismo, Colosenses 2:9, dice: «Porque toda la plenitud de la Deidad reside corporalmente en Él». 1ª Timoteo 2:5 registra: «Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre». Sabemos que Jesús profetizó que resucitaría de entre los muertos con el mismo cuerpo en el que murió (Juan 2:19-21). Como el mismo hombre que era (Lucas 24:39) conservó las señales de Su terrible experiencia después de la resurrección (Juan 20:27).

  • «Mirad mis manos y mis pies, que soy yo mismo; palpadme y ved, porque un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo» (Lucas 24:39).
  • «Luego dijo a Tomás: Acerca aquí tu dedo, y mira mis manos; extiende aquí tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente» (Juan 20:27).

Como pudo leer en los versículos anteriores, Jesús retuvo Su naturaleza física después de Su resurrección, además de Sus cicatrices. Por eso dice en Colosenses 2: 9 que en Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad. Note que el verbo «reside» está en tiempo presente. Es decir, en estos momentos Jesús tiene un cuerpo de carne y huesos, es físico y está en el cielo. Es un hombre, el Dios-hombre.

Sin embargo, algunos niegan la resurrección de Jesús afirmando que la Biblia dice que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios y, por lo tanto, Jesús no resucitó con Su mismo cuerpo con el que murió. Pero debemos darnos cuenta de que la Biblia dice: «y la sangre no pueden heredar el reino de Dios» (1ª Corintios 15:50), no carne y huesos como Jesús dijo que tenía (Lucas 24:39). ¿Es esto importante? Sí lo es. La sangre de Jesús fue el sacrificio que nos limpia del pecado (Levítico 17:11; Hebreos 9:22). Sospecho que el cuerpo resucitado de Jesús no tenía sangre. Fue derramada en la cruz.

La Ascensión y Regreso de Cristo

Jesús asciende al cielo
Jesús asciende al cielo

La Biblia nos dice que Jesús ascendió a los cielos (Hechos 1:9-11). Cuando lo hizo, todavía tenía su cuerpo físico como se demostró anteriormente. Además, la Biblia nos dice que Jesús regresará de la misma manera.

  • «Después de haber dicho estas cosas, fue elevado mientras ellos miraban, y una nube le recibió y le ocultó de sus ojos. 10 Y estando mirando fijamente al cielo mientras Él ascendía, aconteció que se presentaron junto a ellos dos varones en vestiduras blancas, 11 que les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, vendrá de la misma manera, tal como le habéis visto ir al cielo» (Hechos 1:9-11).

Jesús: En Forma Corporal en Estos Momentos

Después de la resurrección y ascensión de Jesús y debido a que la Biblia nos enseña que Él está como hombre (o en forma corporal) en estos momentos (Colosenses 2: 9), ¿cómo entonces los unicitarios sostienen que Dios está en la forma del Espíritu Santo? Además, cuando Jesús regrese, ¿regresará en Su cuerpo? O como sostienen los unicitarios, ¿la forma de Dios regresará entonces a la del Hijo en Su regreso?

No creo que la teología pentecostal unicitaria sea la correcta por muchas razones. Pero aquí, con este tema de la resurrección y ascensión de Jesús, veo que su teología niega la encarnación de Dios en carne en este momento. Después de todo, dice en Colosenses 2:9 que Jesús está en forma corporal en estos momentos. La unicidad niega eso, dado que Dios, de acuerdo con su teología, ahora se supone que está en la forma del Espíritu Santo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí