¿Tenemos el Derecho de Hacer Estos Juicios?

0
247

Visite también nuestra Sección, Grupos Religiosos y Cultos no Cristianos
Visite también nuestra Sección, Listado de Grupos y de Movimientos

Decir que un grupo religioso es falso o que en primera instancia, no es cristiano, puede verse como un hecho pretencioso, especialmente en una cultura que predica la tolerancia para todo, desde la homosexualidad hasta el derecho de una madre de asesinar a su bebé no nacido. La tolerancia es el estandarte que une mucho a nuestra cultura, y cualquiera que levante un dedo señalando a alguien o a algo es con frecuencia ridiculizado.

Pero a los cristianos se nos ha dicho en la Biblia que nos separemos de las prácticas del pecado del hombre y señalemos el error. Dice la Palabra de Dios en 1ª Tesalonicenses 5:21:

«Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente, retened lo bueno».

¿Cómo podremos juzgar algo si no lo examinamos para saber qué es lo correcto o lo equivocado? Jesús juzgó a los fariseos llamándolos hipócritas; Pedro juzgó a Ananías y Safira como mentirosos (Hechos 5:3-4), y Pablo juzgó a los Gálatas como tontos (Gálatas 3:1). De hecho, la palabra «juzgar» en el griego es, «krinó», y significa, «Juzgar, decidir, pensar bien: (a) juzgo, ya sea en un tribunal de justicia o en privado: a veces con sustantivos afines que enfatizan la noción del verbo, (b) decido, lo considero bueno».

Por lo tanto, la razón por la que se puede decir si algo está bien o mal es porque la Biblia nos presenta un estándar moral y doctrinal que es claro. Está mal mentir. Por lo tanto, nosotros podemos decirle a alguien que miente: «Lo que estás haciendo está mal»; y esto, es hacer juicio.

De igual manera sucede con los cultos no cristianos. Como a cristianos se nos ordena que debemos dar respuestas a toda persona: «… estando siempre preparados para presentar defensa ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros …» (1ª Pedro 3:15) y contender por la fe que fue entregada por los apóstoles: «Pues algunos hombres se han infiltrado encubiertamente, los cuales desde mucho antes estaban marcados para esta condenación, impíos que convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje, y niegan a nuestro único Soberano y Señor, Jesucristo» (Judas 1:4).

Si no peleamos por la fe, la fe perderá; si no exponemos los errores de los cultos no cristianos, entonces los cultos se moverán en el mundo sin que haya alguien que los examine llevando a las personas a la destrucción eterna.

Hacer un juicio significa que debemos reconocer que existen absolutos. En un mundo que adora lo relativo, los absolutos no son bienvenidos y los cultos no cristianos que exponen sus doctrinas demoníacas piden tolerancia.

Tanto CARM como MIAPIC, están firme en la verdad y por la verdad de la Palabra de Dios, no como un compromiso a una serie de creencias que cambian al capricho de las personas, con «nuevas» y «supuestas» revelaciones. Los cultos no cristianos, son, simple y llanamente, no cristianos, porque estos niegan al verdadero y único Dios; al mismo Dios encarnado, agregan obras a la salvación y corrompen una cantidad de verdades bíblicas. El final de estos y el de aquellos que los siguen es condenación; y el no advertir a las personas acerca de estos cultos sería no amarlas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí