Nuestro Gran Sumo Sacerdote

0
116

Visite también nuestra sección, Vida cristiana
Visite también nuestra sección, Devocionales

Para el pueblo de Israel el sumo sacerdote era el hombre más importante en la vida religiosa de ese pueblo, ya que solamente él podía ofrecer el sacrificio expiatorio que Dios demandaba. Todavía hoy, Dios requiere un sacrificio expiatorio por los pecados del ser humano; pero en lugar del sacerdocio provisional de Aarón, Dios nos ha constituido a Jesucristo Su Hijo como Sumo Sacerdote.

¿Por qué hoy día NO se necesita a Aarón ni a la descendencia de sus hijos? ¿Por qué tampoco necesitamos hombres mortales pecadores o mujeres mortales pecadoras para que intercedan delante de Dios o delante de Jesucristo? Juzga la Palabra de Dios con estos pocos ejemplos:

Otros Jesucristo
NO son engendrados por Dios. Engendrado por Dios mismo:

  • «Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Hijo mío eres tú, yo te he engendrado hoy; y otra vez: Yo seré Padre para Él, y Él será Hijo para mí?» (Hebreos 1:5).
  • «De la misma manera, Cristo no se glorificó a sí mismo para hacerse Sumo Sacerdote, sino que lo glorificó el que le dijo:Hijo mío eres tú, Yo te he engendrado hoy» (Hebreos 5:5).
NO tienen trono en el cielo. El Padre dice de Jesucristo:

  • «Pero del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, es por los siglos de los siglos, y cetro de equidad es el cetro de tu reino» (Hebreos 1:8).
NO son superiores ni iguales. No es igual a nadie pero es superior a Moisés y a todo ser humano que haya caminado sobre esta tierra (Hebreo 3:1-15).
NO salvan perpetuamente. Salva perpetuamente a los que por Él se acercan a Dios:

  • «Por lo cual Él también es poderoso para salvar para siempre a los que por medio de Él se acercan a Dios, puesto que vive perpetuamente para interceder por ellos» (Hebreos 7:25).
NO vivieron, ni viven eternamente. Vive eternamente para interceder por los que se acercan a Dios. (Hebreos 7:25)
NO son mediadores del mejor pacto. «Pero ahora Él ha obtenido un ministerio tanto mejor, por cuanto es también el mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas» (Hebreos 8:6).

 

¿Quién es tu sacerdote delante de Dios? ¿Quién es el mediador entre el Padre y tú? ¿A quién te acercas cuando has pecado? ¿Quién se dio en rescate por ti?

«Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre» (1ª Timoteo 2:5).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí