¿Quién es el culpable?

1
184

Visite también nuestra sección, Vida cristiana
Visite también nuestra sección, Devocionales

A la pregunta, ¿Quién es el culpable de mis errores y fracasos en la vida? La única respuesta correcta de acuerdo a la Palabra de Dios es una sola: Yo mismo.

«4 He aquí, todas las almas son mías; tanto el alma del padre como el alma del hijo mías son. El alma que peque, esa morirá. 20 El alma que peque, esa morirá. El hijo no cargará con la iniquidad del padre, ni el padre cargará con la iniquidad del hijo; la justicia del justo será sobre él y la maldad del impío será sobre él» (Ezequiel 18:4, 20).

No hay entonces excusa para ningún hombre delante de Dios. Jesús mismo lo declara:

  • «Si yo no hubiera venido y no les hubiera hablado, no tendrían pecado, pero ahora no tienen excusa por su pecado» (Juan 15:22).

¿Significa esto que delante de Dios nadie puede ser amado y perdonado por Dios? ¡En ningún momento! La misma Palabra nos enseña:

  • «Pero si el impío se aparta de todos los pecados que ha cometido, guarda todos mis estatutos y practica el derecho y la justicia, ciertamente vivirá, no morirá. 22 Ninguna de las transgresiones que ha cometido le serán recordadas; por la justicia que ha practicado, vivirá. 23 ¿Acaso me complazco yo en la muerte del impío —declara el Señor Dios— y no en que se aparte de sus caminos y viva?» (Ezequiel 18:21-23).

¿Qué hacer entonces?

  • «Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad» (1ª Juan 1:9).
  • «Hijitos míos, os escribo estas cosas para que no pequéis. Y si alguno peca, Abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo» (1ª Juan 2:1).

Recordemos: Somos moralmente responsables ante Dios porque somos hechos a la imagen del Único Dios moral.

1 COMENTARIO

  1. Excelente palabra, para contestar a aquellos religiosos fanáticos, Dios los bendiga Pastor por alimentarnos con estas palabras diariamente, tenemos paz y gozo en nuestra vida a conocer estos principios y verdades que pasamos a veces por alto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí