¿Cuáles son algunas de las señales de ser un cristiano tibio?

0
526

Visite también nuestra Sección, Acerca del Cristianismo
Visite también nuestra Sección, Preguntas

8 de enero de 2018

El término «cristiano tibio» se refiere, generalmente, a alguien que dice ser cristiano, pero no asiste a la iglesia en forma frecuente, no lee la Biblia y realmente, no vive para Cristo. Existen variaciones en cuanto al significado de «cristiano tibio», pero generalmente, aquellos que viven en tibieza son falsos convertidos.

Los cristianos verdaderos son aquellos que buscan al Señor Jesús y quieren seguirlo a Él. Esto no significa que siempre haremos las cosas correctamente o que siempre tendremos éxito en nuestra guerra contra el pecado y ser una exacta representación de Él el mundo. Esto significa que continuamos yendo a la cruz, buscar perdón y crecer en nuestra íntima relación con Él. Esto significa que no buscamos ser amigos del mundo por encima de nuestra comunión con Cristo. Significa también que no buscamos la aprobación de los hombres encima de la aprobación de Dios.

¿Cuáles son entonces, algunas de las señales de ser un cristiano tibio? Proponemos la siguiente lista no como algo exhaustivo y no tiene autoridad. En otras palabras, esta lista no es la lista definitiva de todo lo que se puede enumerar sobre el cristianismo tibio. De hecho, tiene sentido común y se deriva de muchos años en el ministerio trabajando con personas y aquellos que dicen ser cristianos pero que realmente no caminan con Jesús. Espero que esta lista le ayude.

Normalmente, algunas de las señales de ser un cristiano tibio son las siguientes, pero no todos caerán bajo todo lo enumerado:

  • Dios no es primero en sus vidas. Dan de lo que les sobra de su dinero, tiempo y comunión.
  • Viven de manera diferente el primer día de la semana de lo que viven el resto de la semana.
  • Tiene muchos amigos impíos, más que cristianos.
  • Sus amigos no saben que son cristianos.
  • Prefieren ser aceptados socialmente que revelar su fe cristiana.
  • Usan lenguaje grosero sin arrepentirse.
  • Su interés por las cosas de Dios disminuye, en vez de aumentar.
  • No leen la Biblia.
  • Tampoco oran con frecuencia.
  • No creen en la inspiración de la Biblia; piensan que solo es un buen libro lleno de sugerencias.
  • Su comportamiento es más mundano que piadoso.
  • Por ejemplo, su apariencia, forma de vestir es más mundana que piadosa.
  • No comparten su fe.
  • Siempre están excusándose por su conducta pecaminosa.
  • Se vuelven a Dios cuando las cosas les van mal.
  • No ayudan financieramente a la iglesia.
  • Solo van a la iglesia por razones sociales, si es que van.
  • No les gusta escuchar mucho sobre Dios o Cristo, especialmente cuando están practicando el pecado.
  • Están más preocupados por lo que otros puedan decir o pensar de ellos de lo que Dios piensa de ellos.
  • Colocan su fe en el bautismo, en asistir a la iglesia y hacer buenas obras más que colocarla en Cristo.

Como puede ver, muchas de estas señales (de ser un cristiano tibio) se centran alrededor del egoísmo, colocándose siempre de primero sin vivir verdaderamente para Dios. Yo le digo a las personas que se convierten al cristiano, que ellos tienen que sentarse a calcular el costo. Así lo afirmó Jesús:

«Porque, ¿quién de vosotros, deseando edificar una torre, no se sienta primero y calcula el costo, para ver si tiene lo suficiente para terminarla?»(Lucas 14:28).

No siempre es fácil ser cristiano. Le advierto a las personas acerca del costo de seguir a Cristo. Las personas no entienden que Dios que nos acepta como somos, pero no nos dejará como somos. Su Espíritu nos convencerá de pecado (Juan 16:8). Él nos cambiará. Seguir a Cristo significa ser honesto aun cuando esto nos perjudique financiera, socialmente, etc. Ser cristiano significa decirles a las personas acerca de Cristo cuando sea apropiado aun si esto significa que nos aíslen. En forma general, ser un cristiano significa que colocamos a Cristo por encima de todas las cosas de este mundo. Pero no significa que ignoremos las cosas del mundo. Más bien, significa que vivimos en este mundo, pero Cristo es nuestro Rey, Él es nuestro Señor y debemos dejar que nuestra luz alumbre. Como escribí anteriormente, esto tiene un costo.

Entonces, cuando hablo con alguien que está considerando la idea de convertirse en cristiano, le digo que es mejor que considere que lo que está haciendo es serio, porque Dios lo toma en serio. Me parece que la mayoría de las personas están dispuestas a pagar el costo. Si lo hacen, no serán cristianos tibios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí