¿Enseña el Evangelio de Marcos la Deidad de Jesús?

0
294
Libros Perdidos en las Escrituras
Libros Perdidos en las Escrituras

Visite también nuestra Sección, Acerca de la Biblia
Visite también nuestra Sección, Preguntas

4 de noviembre de 2016

Sí. El evangelio de Marcos enseña la deidad de Cristo. De hecho, esto se encuentra en las palabras iniciales del evangelio. Echemos un vistazo.

  • «Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. 2 Como está escrito en el profeta Isaías: HE AQUÍ,  YO ENVÍO MI MENSAJERO DELANTE DE TU FAZ, EL CUAL PREPARARÁ TU CAMINO. 3 VOZ DEL QUE CLAMA EN EL DESIERTO: PREPARAD EL CAMINO DEL SEÑOR, HACED DERECHAS SUS SENDAS. 4 Juan el Bautista apareció en el desierto predicando el bautismo de arrepentimiento para el perdón de pecados» (Marcos 1:1-4).

En dos lugares distintos del Viejo Pacto se encuentran las palabras que están en mayúsculas y que se encuentran en el Nuevo en el pasaje de Marcos.

  • «Una voz clama: Preparad en el desierto camino al Señor; allanad en la soledad calzada para nuestro Dios» (Isaías 40:3).
  • «He aquí, yo envío a mi mensajero, y él preparará el camino delante de mí. Y vendrá de repente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis; y el mensajero del pacto en quien vosotros os complacéis, he aquí, viene —dice el Señor de los ejércitos» (Malaquías 3:1).

Lo que es revelador es que en Isaías, la palabra YHVH es la palabra hebrea formada por las cuatro letras o tetragramatón. YHVH es el nombre de Dios, conocido como «Yo Soy» en Éxodo 3:14-15. Debido a que nadie sabe cómo se pronuncia esta palabra de cuatro letras, y para no tomar el nombre del Señor en vano por pronunciarlo mal, la costumbre fue sustituir esas cuatro letras por la palabra hebrea «adonai», la cual es la palabra para «señor» como se traduce en algunas Biblias como por ejemplo, la Nueva Traducción Viviente:

  • «¡Escuchen! Es la voz de alguien que clama: ¡Abran camino a través del desierto para el SEÑOR! ¡Hagan una carretera derecha a través de la tierra baldía para nuestro DIOS!» (Marcos 1:3 – NVT).

Por lo tanto, cuando el pasaje dice, «¡Abran camino a través del desierto para el SEÑOR!» es igual a decir, «¡Abran camino a través del desierto para DIOS!». Marcos está usando este pasaje en el contexto para Jesús «a través del desierto». Por lo tanto, el evangelio de Marcos está enseñando la deidad de Jesús.

El Hijo de Dios

En tres lugares, Marcos usa el término «Hijo de Dios» con referencia a Jesús.

  • «Esta es la Buena Noticia acerca de Jesús el Mesías, el Hijo de Dios.[a]» (Marcos 1:1 – Nueva Traducción Viviente).
    • [a] 1:1 Algunos manuscritos no incluyen el Hijo de Dios.
  • «Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios» (Reina Valera 60).
  • «Y siempre que los espíritus inmundos le veían, caían delante de Él y gritaban, diciendo: Tú eres el Hijo de Dios» (Marcos 3:11).
  • «Viendo el centurión que estaba frente a Él, la manera en que expiró, dijo: En verdad este hombre era Hijo de Dios» (Marcos 15:39).

En la Versión Reina Valera 60 el término «Hijo de Dios» ocurre en el primer versículo del evangelio de Marcos. De esta forma, Marcos se refiere a Jesús como el «Hijo de Dios», e inmediatamente después de dos versículos, se refiere a Él como YHVH en la preparación del camino del camino del Señor por parte de Juan el Bautista. Así, podemos entender los términos «hijo de Dios» con referencia a la deidad de Jesús.

Otras referencias que vale la pena considerar

  • Marcos afirma de Jesús que Él es incluso Señor del Shabbat:
    • «Después Jesús les dijo: —El día de descanso se hizo para satisfacer las necesidades de la gente, y no para que la gente satisfaga los requisitos del día de descanso. 28 Así que el Hijo del Hombre es Señor, ¡incluso del día de descanso!» (Marcos 2:27-28 – Nueva Traducción Viviente).
  • Aun los demonios lo reconocen como Hijo del Dios Altísimo:
    • «Cuando vio a Jesús de lejos, corrió y se postró delante de Él; 7 y gritando a gran voz, dijo: ¿Qué tengo yo que ver contigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te imploro por Dios que no me atormentes» (Marcos 5:6-7).
  • Dios el Padre reconoce a Su Hijo como el amado:
    • «Entonces se formó una nube, cubriéndolos, y una voz salió de la nube: Este es mi Hijo amado; a Él oíd» (Marcos 9:7).
  • Las palabras de Jesús son igualadas con la Palabra de Dios (Él mismo), reconociendo que estas no pasarán:
    • » El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán» (Marcos 13.31).
  • El mismo Jesús reconoce Su posición en los cielos, no dada a ningún ángel o ser creado:
    • «Mas Él callaba y nada respondía. Le volvió a preguntar el sumo sacerdote, diciéndole: ¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito? 62 Jesús dijo: Yo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder y viniendo con las nubes del cielo» (Marcos 14:61-62).

Aunque ninguno de estos versículos anteriores dicen que Jesús «es Dios» literalmente, muestran Su lugar especial, Su calidad especial con relación a Dios el Padre así como también demuestran Su asociación con Su poder divino y autoridad.

Definitivamente, el evangelio de Marcos sí enseña la deidad de Cristo.

NOTA: A menos que se diga lo contrario, las citas son tomadas de La Biblia de las Américas (LBLA).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí