¿Qué es la Pascua?

0
163

Visite también nuestra Sección, Acerca de la Iglesia
Visite también nuestra Sección, Preguntas

La pascua es la celebración de la resurrección corporal de Jesús, la cual, y de acuerdo a la Biblia, ocurrió tres días después de Su crucifixión (Mateo 12:40; Juan 2:19-21). Él fue crucificado por nosotros en sacrificio –como substituto (Isaías 53:4-6), por nuestros pecados al ser colocados sobre Él (1ª Pedro 2:24), y morir por ellos. Por medio de Su mismo sacrificio (Hebreos 9:26, 10:12), quitó el pecado, y cuando creemos en este sacrificio para perdón de nuestros pecados, podemos entonces, ser justificados por la fe (Romanos 5:1).

El Registro de la Crucifixión de Cristo se Encuentra en el Nuevo Pacto

  • «Cuando llegaron a un lugar llamado Gólgota, que significa Lugar de la Calavera, 34 le dieron a beber vino mezclado con hiel; pero después de probarlo, no lo quiso beber. 35 Y habiéndole crucificado, se repartieron sus vestidos, echando suertes[m]; 36 y sentados, le custodiaban allí» (Mateo 27:33-36).
  • «Cuando llegaron al lugar llamado «La Calavera», crucificaron allí a Jesús y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda» (Lucas 23:33).
  • «Tomaron, pues, a Jesús, y Él salió cargando su cruz al sitio llamado el Lugar de la Calavera, que en hebreo se dice Gólgota, 18 donde le crucificaron, y con Él a otros dos, uno a cada lado y Jesús en medio» (Juan 19:17-18).

El Registro de la Resurrección de Cristo en el Nuevo Pacto

  • «Y hablando el ángel, dijo a las mujeres: Vosotras, no temáis; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. 6 No está aquí, porque ha resucitado, tal como dijo. Venid, ved el lugar donde yacía. 7 E id pronto, y decid a sus discípulos que Él ha resucitado de entre los muertos; y he aquí, Él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho» (Mateo 28:5-7).
  • «Pero el primer día de la semana, al rayar el alba, las mujeres vinieron al sepulcro trayendo las especias aromáticas que habían preparado. 2 Y encontraron que la piedra había sido removida del sepulcro, 3 y cuando entraron, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. 4 Y aconteció que estando ellas perplejas por esto, de pronto se pusieron junto a ellas dos varones en vestiduras resplandecientes; 5 y estando ellas aterrorizadas e inclinados sus rostros a tierra, ellos les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? 6 No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos cómo os habló cuando estaba aún en Galilea, 7 diciendo que el Hijo del Hombre debía ser entregado en manos de hombres pecadores, y ser crucificado, y al tercer día resucitar» (Lucas 24:1-7).
  • «Acuérdate de Jesucristo, resucitado de entre los muertos, descendiente de David, conforme a mi evangelio» (2ª Timoteo 2:8).

¿Cuándo se Celebra la Pascua?

Lucas 24:1 registra que Jesús estaba resucitado el primer día de la semana, el equivalente al domingo. Esta es la razón por la que cada año tenemos el domingo de pascua como el día de la celebración. Además, Jesús fue crucificado al momento de la celebración de la pascua judía, el 14 de Nissan. Así, tradicionalmente los cristianos celebran la resurrección de Cristo, el primer día de la semana siguiendo la fecha tradicional de la crucifixión de Cristo, como el viernes que sigue a la primera luna llena del mes, lo que corresponde a nuestro mes moderno de abril. Por lo tanto, «las fechas de la Pascua pueden variar entre el 22 de marzo al 25 de abril».[1]

¿De Dónde Viene la Palabra «Pascua»?

La palabra «pascua» no se encuentra en la Biblia, excepto en la versión King James:

«Y habiéndolo tomado preso, lo puso en la cárcel, entregándolo a cuatro piquetes[e] de soldados para que lo guardaran, con la intención de llevarlo ante el pueblo después de la Pascua» (Hechos 12:4).

Pero si la palabra no se encuentra en la Biblia, ¿cuál es su origen?

  • «Originalmente una palabra sajona (Eostre), que indica una diosa de los sajones, en honor de la cual se ofrecían sacrificios en el tiempo de la Pascua. De ahí que el nombre llegó a ser dado a la fiesta de la resurrección de Cristo, la cual se produjo en el tiempo de la Pascua».[2]
  • «El nombre, el cual ha sido confirmado tan temprano como el siglo VIII d. C., se creyó que provenía de los sacrificios anuales en honor a Ostara, la diosa de la primavera anglosajona. La iglesia oriental, siguiendo la práctica de los primeros cristianos judíos, guardó primeramente la celebración el día catorce de Nisán, el primer día de la Pascua. La iglesia occidental, siguiendo los registros del evangelio de la resurrección de Cristo (Mateo 28:1 ss.) estableció el festival un domingo, el primero que seguía la nueva luna, el cual ocurre o inmediatamente después del equinoccio primaveral (primavera) como lo determinó el Concilio de Nicea (325); de este modo, las fechas de la Pascua pueden oscilar entre el 22 de marzo al 25 de abril».[3]

Si la palabra «pascua» tiene un origen pagano, ¿deberíamos dejar de usarla? No, esto no significa que debemos dejar de usar la palabra. De hecho, muchas palabras que usamos en los tiempos modernos tienen un origen pagano, como «sábado», la cual significa, «día de Saturno» (en inglés, «Saturn’s day»), una frase usada en la antigua creencia pagana romana, de que el dios Saturno tenía influencia sobre el séptimo día. De igual forma, con el día primer día de la semana, «domingo», que significa, «día de la luna» (en inglés «Moon’s day»).

En la argumentación, existe un error conocido como la falacia genética. La cual dice que si el origen de algo es malo, entonces lo que venga de este, no puede ser creído y deberá ser evitado. Es como decir que Usted no puede creer en la dirección que alguien le dio, debido a que esa persona era un ladrón. El hecho de que sea un ladrón no significa que la dirección dada por él, sea mala. De igual forma, el origen de una palabra en la historia pagana no significa que toda la celebración que significa la palabra en tiempos modernos está, de alguna forma, contaminada e impía.

Sin embargo, es decisión de cada cristiano estar convencido en su propia mente acerca de la conveniencia de usar el término y celebrarlo en un día determinado: «Uno juzga que un día es superior a otro, otro juzga iguales todos los días. Cada cual esté plenamente convencido según su propio sentir»(Romanos 14:5).

Notas a pie de página:

[1] Myers, Allen C. The Eerdmans Bible Dictionary. Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1987.
[2] Easton, M. G. Easton’s Bible Dictionary. New York: Harper & Brothers, 1893.
[3] Myers, Allen C. The Eerdmans Bible Dictionary. Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1987.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí