¿Qué Significa Afirmar que Dios es Infinito?

0
419

Visite también nuestra Sección, Acerca de Dios
Visite también nuestra Sección, Preguntas

Cuando decimos que Dios es infinito, queremos decir que no está restringido por el espacio ni el tiempo a diferencia del universo. Él trasciende nuestro universo y va más allá de las limitaciones de nuestras tres dimensiones, que son altura, ancho y profundidad. No está limitado por el pasado, el presente o el futuro. Su capacidad no tiene fin. Su comprensión no tiene límites. Su presencia lo llena todo. Las cualidades y atributos que posee se maximizan en Su perfección.

Generalmente, Su infinitud es entendida con relación a tres atributos primarios: omnipresencia, omnipotencia y omnisciencia.

Su omnipresencia significa que está en todas partes, ya sea dentro o fuera del universo, junto con todas y cada una de las dimensiones y aspectos de la existencia (Salmo 139:7-12; Jeremías 23:23).

Su omnipotencia significa que puede hacer cualquier cosa que desee. Esto es un poco más complicado porque a veces la gente pregunta si Dios puede hacer una piedra tan grande que no pueda levantarla. Pero eso es una imposibilidad lógica. Dios no puede hacer lo imposible, como hacer cuadrados redondos. Dios solo puede hacer aquellas cosas que sean consistentes con Su naturaleza perfecta. Por ejemplo, no puede dejar de ser Dios (Salmo 90: 2). No puede mentir (Tito 1:2). No puede ser tentado por el pecado (Jacobo 1:13). Existen cosas que Él no puede hacer porque irían en contra de Su naturaleza y perfección. Por lo tanto, cuando hablamos de la omnipotencia de Dios decimos que Dios puede hacer cualquier cosa que desee y que tiene todo poder para llevarlo a cabo (Salmo 115:3; 135:6; Isaías 46:10).

Cuando hablamos de la omnisciencia de Dios, estamos diciendo que Dios conoce todas las cosas que han existido, existen, podrían haber existido y existirán (1ª Juan 3:20). Tiene pleno conocimiento de todos los eventos en todo lugar. Esto significa que comprende la ubicación de cada átomo en el universo simultáneamente –pasado, presente y futuro– al mismo tiempo que habita en los corazones de los cristianos (Juan 14:23) y conoce sus pensamientos (Salmo 139: 1, 23; Salmo 66:18).

Por lo tanto, cuando hablamos de la naturaleza infinita de Dios, estamos diciendo que Dios no tiene restricciones en el espacio y el tiempo, está en todas partes todo el tiempo, puede hacer lo que quiera y sabe todo, sobre todo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí