¿Quiénes son los 144.000 en la Biblia? 

0
1271

Visite también nuestra Sección, Acerca de la Biblia
Visite también nuestra Sección, Preguntas

18 de agosto de 2015

El significado de los 144.000 en el libro de Apocalipsis ha sido debatido desde que la iglesia inició. Las referencias a ese número se encuentran en tres lugares en las Escrituras.

  • «Y oí el número de los que fueron sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel» (Apocalipsis 7:4).
  • «Miré, y he aquí que el Cordero estaba de pie sobre el Monte Sión, y con Él ciento cuarenta y cuatro mil que tenían el nombre de Él y el nombre de su Padre escrito en la frente» (Apocalipsis 14:1).
  • «Y cantaban un cántico nuevo delante del trono y delante de los cuatro seres vivientes y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico, sino los ciento cuarenta y cuatro mil que habían sido rescatados de la tierra» (Apocalipsis 14:3).

¿Pero qué significa ese número? ¿Quiénes son los 144.000? Algunos creen que es una representación de la iglesia, que es un numero simbólico que representa a todos los cristianos. Pero esto, presenta problemas debido a que el número deriva de las 12 tribus de Israel, no de los gentiles (Apocalipsis 7:4-8). Otra interpretación es que sería un número literal de judíos que serán comisionados específicamente por Dios en los últimos días para enseñar la verdad al mundo. Cualquiera que sea el caso, debemos entender que, en las Escrituras, el número tiene significado espiritual.

Lo mejor que podemos hacer, es estudiar el contexto y buscar el significado que se deriva de ese número.

  • «Después de esto, vi a cuatro ángeles de pie en los cuatro extremos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplara viento alguno, ni sobre la tierra ni sobre el mar ni sobre ningún árbol. 2 Y vi a otro ángel que subía de donde sale el sol y que tenía el sello del Dios vivo; y gritó a gran voz a los cuatro ángeles a quienes se les había concedido hacer daño a la tierra y al mar, 3 diciendo: No hagáis daño, ni a la tierra ni al mar ni a los árboles, hasta que hayamos puesto un sello en la frente a los siervos de nuestro Dios. 4 Y oí el número de los que fueron sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel; 5 de la tribu de Judá fueron sellados doce mil; de la tribu de Rubén, doce mil; de la tribu de Gad, doce mil; 6 de la tribu de Aser, doce mil; de la tribu de Neftalí, doce mil; de la tribu de Manasés, doce mil; 7 de la tribu de Simeón, doce mil; de la tribu de Leví, doce mil; de la tribu de Isacar, doce mil; 8 de la tribu de Zabulón, doce mil; de la tribu de José, doce mil, y de la tribu de Benjamín fueron sellados doce mil» (Apocalipsis 7:1-8).

Parecería, según el contexto, que los 144.000 son, literalmente, personas tomadas de las 12 tribus de Israel. Apocalipsis 7 continúa hablando de una gran multitud de personas tomadas de todas las naciones y tribus que alaban a Dios y que son salvas. Entonces, podemos decir que los 144.000 están relacionados contextualmente con los redimidos.

  • «Miré, y he aquí que el Cordero estaba de pie sobre el Monte Sión, y con Él ciento cuarenta y cuatro mil que tenían el nombre de Él y el nombre de su Padre escrito en la frente. 2 Y oí una voz del cielo, como el estruendo de muchas aguas y como el sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como el sonido de arpistas tocando sus arpas. 3 Y cantaban un cántico nuevo delante del trono y delante de los cuatro seres vivientes y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico, sino los ciento cuarenta y cuatro mil que habían sido rescatados de la tierra. 4 Estos son los que no se han contaminado con mujeres, pues son castos. Estos son los que siguen al Cordero adondequiera que va. Estos han sido rescatados de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero. 5 En su boca no fue hallado engaño; están sin mancha. 6 Y vi volar en medio del cielo a otro ángel que tenía un evangelio eterno para anunciarlo a los que moran en la tierra, y a toda nación, tribu, lengua y pueblo, 7 diciendo a gran voz: Temed a Dios y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; adorad al que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. 8 Y le siguió otro ángel, el segundo, diciendo: ¡Cayó, cayó la gran Babilonia!; la que ha hecho beber a todas las naciones del vino de la pasión de su inmoralidad» (Apocalipsis 14:1-8).

Podemos ver en el contexto que los 144.000 están con Jesús (v. 1). Ellos son los salvados. Hay una voz del cielo (v. 2) que canta una canción ante el trono que solo conocen los 144,000 (v. 3). Estos son los que son vírgenes, en el sentido de que no han tenido relaciones sexuales con mujeres y que han sido comprados como primicias para Dios (v. 4). No han mentido (v. 5). Posteriormente, hay una visión de un ángel que tiene el evangelio (vv. 6 – 8).

Conclusión

Vemos entonces, que los 144.000 tienen la marca de Dios en sus frentes (Apocalipsis 7:3-4) lo que significa que son salvos. Están en la tierra durante un tiempo de juicio y calamidad sobre el mundo (Apocalipsis 7:1-8). El tema de su virginidad podría relacionarse con las referencias del Viejo Pacto, que hablan de aquellos involucrados en la guerra santa sobre cómo se abstendrían de relaciones sexuales (Deuteronomio 20:1-9; 23:9-14; 1º Samuel 21:4-5; 2º Samuel 11:6-13).[1] Entonces, podemos concluir que los 144,000 son creyentes de las 12 tribus de Israel que, en los últimos días, parecen haber sido comisionados por Dios para predicar y enseñar el mensaje del evangelio, la canción que lo saben (Apocalipsis 14: 3).

Notas a pie de página:

[1] ref. Carson, D. A., R. T. France, J. A. Motyer, and G. J. Wenham, eds. New Bible Commentary: 21st Century Edition. 4th ed. Leicester, England; Downers Grove, IL: Inter-Varsity Press, 1994.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí