¿Quiénes son los nefilim?

0
57

Visite también nuestra Sección, Acerca de ángeles
Visite también nuestra Sección, Preguntas

Editado por, Carlos E. Garbiras

Los nephilim se mencionan en Génesis 6. A menudo se identifican con los anac de Números 13:33 y los refaítas «aunque los amonitas los llamaban zomzomeos», de acuerdo a Deuteronomio 2:20 (Nueva Traducción Viviente – NTV). Vamos a ver.

  • Génesis 6:1-4: Maldad de los hombres
    • «1 Y aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, 2 los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas[a], y tomaron para sí mujeres de entre todas las que les gustaban. 3 Entonces el Señor dijo: No contenderá mi Espíritu para siempre con el[b] hombre, porque ciertamente[c] él es carne. Serán, pues, sus días ciento veinte años. 4 Y había gigantes[d] en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y ellas les dieron a luz hijos. Estos son los héroes[e] de la antigüedad, hombres de renombre». 
      • Footnotes:
        • [a] Génesis 6:2 Lit., buenas
        • [b] Génesis 6:3 O, No dominará…al; algunas versiones antiguas dicen: No permanecerá…en él
        • [c] Génesis 6:3 O, en sus errores
        • [d] Génesis 6:4 Heb., nefilim
        • [e] Génesis 6:4 O, valientes
    • «Vimos allí también a los gigantes[a] (los hijos de Anac son parte de la raza de los gigantes[b]); y a nosotros nos pareció que[c] éramos como langostas; y así parecíamos[d] ante sus ojos» (Números 13:33). 
      • Footnotes:
        • [a] Números 13:33 Heb., nefilim
        • [b] Números 13:33 Heb., nefilim
        • [c] Números 13:33 Lit., y ante nuestros ojos
        • [d] Números 13:33 Lit., éramos

La palabra «nefilim» es la pronunciación no traducida, del hebreo «נְּפִלִים», o נְפִל nefíl; de H5307; propiamente, derribador, i.e. patán o tirano:- gigante.[1] Esta palabra se encuentra en dos lugares de la Biblia; Génesis 6:4 (antes del diluvio), y Números 13:33 (después del diluvio).

¿Quiénes son entonces los nefilim?

Existe un debate sobre la identidad de los nefilim en Génesis 6. Algunas personas creen que los nefilim son la descendencia resultante de las relaciones sexuales entre ángeles caídos y mujeres humanas. Para apoyar este punto de vista, a menudo se hace referencia a Jude 1:6:

  • «Y a los ángeles que no conservaron su señorío original, sino que abandonaron su morada legítima, los ha guardado en prisiones[a] eternas, bajo tinieblas para el juicio del gran día».
    • Footnotes:
      • [a] Judas 1:6 Lit., cadenas

Esto significaría que los ángeles caídos (la palabra hebrea «naphal» significa «caer») tuvieron relaciones sexuales con mujeres. Si esto es posible o no, no está explícitamente establecido en las Escrituras. Sin embargo, sabemos que los ángeles pueden aparecer como humanos (Hebreos 13: 2) y son extremadamente poderosos (2ª Pedro 2:11), por lo que es posible que puedan también, manifestarse con capacidades biológicas totales.

Otro punto de vista sostenido por los cristianos es que los nefilim son los descendientes de Set, el hijo de Adán.[1] El término «hijos de Dios» se podría referir a hombres piadoso, y señalaría gran poder y autoridad de la misma manera que un rey sería tratado con el término «su Majestad». Desde este punto de vista, estos hombres tomaron esposas que no eran creyentes; por eso se afirma que sus descendientes eran «caídos».

Finalmente, hay otros, no cristianos, que creen que los Nephilim son extraterrestres de otros mundos. Este último punto de vista ciertamente no es bíblico.

De acuerdo al Diccionario Bíblico Harper, los nefilim son «personas de la generación anterior al Diluvio, descendientes de hijas de hombres y seres divinos (Génesis 6:1-4). Su generación y su conducta parecen haber provocado el Diluvio como castigo (Génesis 6:5-8: 22). En Números 13:33 los espías israelitas describen a los habitantes de Hebrón como nefilim, tan grandes y poderosos que «éramos como langostas». El nombre podría significar «caídos» y aludir a historias de gigantes rebeldes en culturas relacionadas derrotados por los dioses en tiempos antiguos» (cf. Isaías 14:12).[2] Por supuesto, un problema con este punto de vista es cómo sobrevivieron los nefilim al diluvio. Vemos un registro de ellos, posterior al diluvio en Números 13:33:

«Vimos allí también a los gigantes (nefilim) (los hijos de Anac son parte de la raza de los gigantes [nefilim]); y a nosotros nos pareció que éramos como langostas; y así parecíamos ante sus ojos».

Una cuestión aquí, es el uso del término «nefilim» (gigantes) antes y después del diluvio, considerando que, sólo 8 seres humanos sobrevivieron al diluvio, ¿de dónde salieron los «nefilim» en el anterior versículo? Existen dos posibilidades. Aunque las Escrituras no lo afirman de ninguna manera, podría ser que si los ángeles caídos tuvieron relaciones con las «hijas de los hombres» la primera vez, lo pudieron hacer por segunda vez. Y como se anotó anteriormente, no hay apoyo bíblico para considerar este punto. O podría ser que los nefilim de Números 13:33, eran, efectivamente, personas gigantes de las cuales se hace referencia usando el término antes del diluvio:

  • «Entonces de los ejércitos de los filisteos salió un campeón llamado Goliat, de Gat, cuya altura era de seis codos (un codo equivale aprox. a 45 cm.) y un palmo» (1º Samuel 17:4).
  • «Entonces Isbi-benob, que era de los descendientes del gigante[a]…» (2º Samuel 21:16). 
    • Footnotes:
      • [a] 2 Samuel 21:16 Heb., Rafá, y así en el resto del cap.
  • «Y hubo guerra otra vez en Gat, donde había un hombre de gran estatura que tenía seis dedos en cada mano y seis dedos en cada pie, veinticuatro en total; él también descendía del gigante».

Las opiniones, varían. Considere las siguientes:

  • «Muchos han sugerido que los hijos de Dios eran de la línea piadosa de Set, y las hijas de los hombres eran cainitas o descendientes de Caín. Pero esto, no le hace justicia a la terminología del contexto. Otros, ven los ‘hijos de Dios’ como ángeles (Job 1:6), quienes cohabitaron con las mujeres en la tierra. Sin embargo, esto entra en conflicto con Mateo 22:30».[3]
    • «Porque en la resurrección, ni se casan ni son dados en matrimonio, sino que son como los ángeles de Dios[a] en el cielo» (Mateo 22:30). 
      • Footnotes:
        • [a] Mateo 22:30 Algunos mss. no incluyen: de Dios
  • «En hebreo, el término ‘nefilim’ (gigantes), no implica tanto la idea de una gran estatura, como de ferocidad temeraria, y con caracteres impíos y atrevidos, que difundieron la desolación y carnicería, a lo largo y ancho».[4]
  • «La conexión errónea de seres celestiales y mujeres terrenales es un ataque a los límites que están con el propósito de separar los reinos celestial y terrenal. Por lo tanto, amenaza la integridad de la creación, tal como Dios pensó en hacerla».[5]

Como puede ver, los comentarios se encuentran divididos acerca de quiénes fueron exactamente los nefilim, y en sí, las Escrituras no son claras. Por lo tanto, no podemos tener una declaración definitiva en cuanto a su identidad.

Notas a pie de página:

[1] Jamieson, R., A. R. Fausset, and D. Brown, A Commentary, Critical and Explanatory, on the Old and New Testaments, Oak Harbor, WA: Logos Research Systems, 1997, Gen. 6:2-3.
[2] Achtemeier, Paul J., Harper’s Bible Dictionary, San Francisco: Harper and Row, 1985, 696.
[3] Walvoord, John F., and Roy B. Zuck, The Bible Knowledge Commentary, Wheaton, IL: Scripture Press Publications, 1985.
[4] Jamieson, Fausset, and Brown, Ge 6:4.
[5] Mays, James Luther, ed., Harper’s Bible Commentary, New York: Harper and Row, 1988, Ge 6:5.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí