¿Tiene Dios Emociones?

0
49

Visite también nuestra Sección, Acerca de Dios
Visite también nuestra Sección, Preguntas

Sí. Dios tiene emociones. Cuando decimos que Dios tiene emociones, estamos diciendo que Él tiene emociones como las tenemos nosotros. Tenemos que entender que lo que vemos en las Escrituras, es a Dios relacionándose con nosotros en términos que podemos entender, y esto, incluye a Dios teniendo emociones. Por lo tanto, podemos decir que Dios tiene emociones tal y como se ha revelado en la Biblia:

  • Dios ama
    • «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito[a], para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna» (Juan 3:16).
  • Dios odia
    • «El Señor prueba al justo y al impío, y su alma aborrece al que ama la violencia» (Salmo 11:5).
  • Dios tiene misericordia
    • «Mas él titubeaba. Entonces los dos hombres tomaron su mano y la mano de su mujer y la mano de sus dos hijas, porque la compasión del Señor estaba sobre él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad» (Génesis 19:16).
  • Dios se lamenta
    • «Entonces el Señor lamentó haber creado al ser humano y haberlo puesto sobre la tierra. Se le partió el corazón» (Génesis 6:6 Nueva Traducción Viviente – NTV).
  • Dios expresa gozo
    • «También les dijo: Id, comed de la grosura, bebed de lo dulce, y mandad raciones a los que no tienen nada preparado; porque este día es santo para nuestro Señor. No os entristezcáis, porque la alegría del Señor es vuestra fortaleza» (Nehemías 8:10).
  • Dios se regocija
    • «Porque como el joven se desposa con la doncella, se desposarán contigo tus hijos; y como se regocija el[a] esposo por la esposa, tu Dios se regocijará por ti» (Isaías 62:5).

De hecho, las Escrituras afirman que Dios tiene corazón y alma:

  • «Y el Señor percibió el aroma agradable, y dijo el Señor para sí: Nunca más volveré a maldecir la tierra por causa del hombre, porque la intención del corazón del hombre es mala desde su juventud; nunca más volveré a destruir todo ser viviente como lo he hecho» (Génesis 8:21).
  • «Además, haré mi morada en medio de vosotros, y mi alma no os aborrecerá» (Levítico 26:11).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí