¿Qué hace a una iglesia o a un grupo no cristiano?

0
43

Existen muchas religiones no cristianas y cultos en los Estados Unidos y el mundo en general: el mormonismo, los testigos de Jehová, la Ciencia Cristiana, la Unidad, El Camino Internacional, el Unitarismo o unicitarios, el islam, el hinduismo, etc. Todos ellos reclaman para sí una revelación especial y privilegio; y aquellos que usan la Biblia invariablemente la interpretarán en desacuerdo con los estándares bíblicos del entendimiento. Los grupos como los mormones y los testigos de Jehová tienen objeciones en cuanto a que sean catalogados como “cultos no cristianos” reaccionando con frecuencia tanto emocionalmente, como en la forma en que son llamados ya que es algo que quieren evitar.

El diccionario define culto como “un sistema de adoración religiosa o ritual”; “apego devoto a algo o a alguien, admiración hacia una persona, principio, etc.”, “un grupo de seguidores.” Esta es una definición típicamente secular y debido a ésta, cualquier persona que crea en cualquier dios es un cultista, aún los mismos ateos debido a que ellos admiran un principio y son un grupo de personas seguidoras de la filosofía del ateísmo. Por lo tanto, esta es una definición muy amplía la cual no enfoca su definición hacia la verdad o falsedad de los sistemas religiosos.

La definición que uso, así como la que usan los ministros cristianos y teólogos para un “culto no cristiano” o una “religión no cristiana” es un grupo que puede o no incluir la Biblia en su colección de escrituras autoritarias. Si este incluye la Biblia, distorsionará las verdaderas doctrinas bíblicas que afectan la salvación de tal manera que la invalidarán. [Esta definición de “culto” no es suficiente para cubrir todo lo que se necesita para ser discutido en la teología de los cultos y sus prácticas; ni tampoco es lo suficientemente amplía para dirigir el tema de las religiones del mundo como el hinduismo, budismo e islam las cuales no caen dentro de esta definición que he usado. El término “culto” puede oscilar desde cualquier grupo de adoradores de cualquier dios que no pongan atención a la Biblia, hasta un pequeño grupo de personas, apocalípticas y altamente paranoicas que se reúnen alrededor de un líder carismático que usa la Biblia para controlarlos. Sin embargo, he escogido una definición, la cual posiblemente modificaré en la medida en que más aprenda.]

Si éste grupo no usa la Biblia, como la única revelación del Dios verdadero, es una religión no cristiana y no participa en el beneficio de la revelación divina.

Las librerías cristianas casi siempre tendrán secciones rotuladas como “cultos” las cuales incluyen los mormones, los testigos de Jehová, etc. Yo no me encuentro solo en describir lo que es un culto no cristiano basado en la Biblia. Sin embargo, lo que hace algo no cristiano es cuando este niega las doctrinas esenciales de la Biblia:

  • La Deidad de Cristo, la cual involucra la Trinidad
  • La resurrección de Jesús fue física, y
  • La Salvación solo por Gracia, entre otras.

Todos estos cultos le agregan obras a la obra terminada de Cristo en la cruz y otros le agregan aún a la misma Biblia; como por ejemplo, el mormonismo, el cual tiene el “Libro de Mormón”, “Doctrinas y Pactos”, y “La Perla del Gran Precio”. La Ciencia Cristiana también ha agregado “Ciencia y Salud con Clave para las Escrituras”. Los testigos de Jehová, recientemente y con frecuencia cambian el texto de la Biblia para hacerlo coincidir con lo que ellos enseñan. Para mayor información acerca de esto, lea, “Los Testigos de Jehová y cómo han cambiado la Biblia”. Estos y otros cultos no cristianos agregan sus propios esfuerzos y su propia justicia al trabajo terminado de la salvación llevado a cabo por Jesús en la cruz. Todos los cultos reconocen que este sacrifico no es suficiente, por lo tanto, coinciden en afirmar que nuestras obras deben estar “mezcladas con la obra de Jesús” o que se deben “agregar a la obra de Jesús” para probar que son salvos y que merecen la salvación. Estos cultos dicen una cosa pero creen en otra; manteniendo la idea de que deben probarse a sí mismos, que son merecedores y que deben tratar de hacer lo mejor para complacer a Dios y demostrarle que son sinceros, que han trabajo duro y así estar con Él porque sus esfuerzos lo merecen. En otras palabras, ellos hacen lo que creen que es «mejor» y Dios se encarga del resto.

Pero esto es totalmente equivocado. La Biblia dice que somos salvos por la gracia no por obras: “Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9); no por algo que hagamos: “Porque concluimos que el hombre es justificado por la fe aparte de las obras de la ley” (Romanos 3:28). Porque si había algo que pudiéramos hacer para merecer el perdón de nuestros pecados, entonces Jesús murió innecesariamente:

“16 sin embargo, sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino mediante la fe en Cristo Jesús, también nosotros hemos creído en Cristo Jesús, para que seamos justificados por la fe en Cristo, y no por las obras de la ley; puesto que por las obras de la ley nadie será justificado. 21 No hago nula la gracia de Dios, porque si la justicia viene por medio de la ley, entonces Cristo murió en vano” (Gálatas 2: 16, 21).

Las personas en los cultos con frecuencia citan a Jacobo 2:26 que dice que la fe sin obras es muerta en un intento por demostrar que las obras son parte del ser salvos. Aún cuando es cierto que la fe sin obras es muerta, no son las obras las que nos salvan. Jacobo está diciendo que si usted tiene una fe real y verdadera, ésta, resultará en obras reales y verdaderas en el cristianismo. En otras palabras, usted hace buenas obras porque es salvo, no para serlo ni sostener tampoco su salvación. Él no está diciendo que nuestras obras son las que nos salvan, o que éstas, en unión con la obra terminada de Cristo, nos salvan. Jacobo está simplemente diciéndonos que si decimos que tenemos fe (Jacobo 2:14) pero no tenemos obras en correspondencia a esa fe, entonces esa fe no nos salvará debido a que es una fe muerta. Esto está de acuerdo con lo que Pablo nos dice: de que es la fe la que nos salva. “Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 5:1). Esta es una fe real, o una verdadera fe salvadora, no es solo un reconocimiento mental vano acerca de la existencia de Dios lo cual hace culpables a aquellos que “diciendo” tener fe no muestran ninguna piedad correspondiente. A propósito de esto, usted tiene que entender que la fe es buena sólo en la medida en quién se coloca esta. Sólo por tener fe en algo no significa que usted es salvo. Por eso, es importante tener al Verdadero Jesús, ya que si tiene una gran “fe”, pero está en el jesús equivocado, entonces su fe es inútil.

En el mormonismo, el jesús de ellos, es el hermano del diablo engendrado a través de una relación sexual con un dios venido de otro planeta. En los testigos de Jehová, Jesús es el arcángel Miguel que se convirtió en un hombre. En el Movimiento de la Nueva Era, él es un hombre a tono con la conciencia divina. ¿Cuál es el verdadero Jesús? El único Jesús verdadero es el que presenta la Biblia, aquel a quien invocamos (1ª Corintios 1:1-2. cf. Salmo 116:1; Hechos 7:55-60); adoramos (Mateo 2:2, 11; 14:33; Juan 9:35-38; Hebreos 1:8), y llamamos Dios (Juan 20:28; Colosenses 2:9). Al jesús de los cultos no se le ora o se le llama Dios; y ya que el Jesús de la Biblia es el único que revela al Padre (Lucas 10:22) para que así usted tenga vida eterna (Juan 17:3), debe tener al verdadero Jesús el cual es el camino, la verdad y la vida (Juan 14:6).

Otro denominador común entre los cultos son sus métodos para tergiversar las Escrituras. Algunos de los errores que ellos comenten al interpretar la Escritura son: 1) Las sacan fuera de contexto; 2) leen información que no se encuentra en las Escrituras; 3) sacan y escogen sólo lo que necesitan para cubrir sus necesidades; 4) ignoran otras explicaciones; 5) combinan pasajes de las Escrituras que no tienen nada que ver entre sí; 6) citan un versículo sin dar su ubicación; 7) definen palabras claves en forma incorrecta; y 8) tergiversan las traducciones. Estas son algunas de las formas como los cultos fallan al usar las Escrituras.

Si usted quiere testificar bien ante una persona de un culto, necesita entender las doctrinas de ellos tan bien como las suyas. Sería una buena idea que estudiara la Doctrina Cristiana: la Biblia, Dios, la Creación, el Hombre… y la Doctrina Cristiana: Jesús, el Espíritu Santo, la Salvación… y Las Doctrinas esenciales del cristianismo para estar mejor equipado. A través del estudio usted podrá responder preguntas que con frecuencia surgen en encuentros presenciales. Un cristiano tiene que conocer suficientemente bien su doctrina tanto como para que pueda reconocer no sólo lo que es verdadero, sino también lo que es falso en un sistema religioso (1ª Pedro 3:15; 2ª Timoteo 2:15).

Jesús nos advirtió que en los últimos días falsos cristos y profetas se levantarían engañando a muchos (Mateo 24:24), y que también se levantaría el espíritu del Anticristo (1ª Juan 4:1-3). La manifestación de este espíritu está aquí en la forma del mormonismo, de los testigos de Jehová y en el Movimiento de la Nueva Era entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí