Ausentes del Cuerpo y Presentes al Señor

0
59
Ausentes del Cuerpo, y Presentes al Señor
Ausentes del Cuerpo, y Presentes al Señor

Visite También Nuestras Secciones, Versículos Examinados del Nuevo Pacto y Apologética

Título Original: 2ª Corintios 5:8: «ausentes del cuerpo, y presentes al Señor»

11 de octubre de 2018

Regresar a, Página del Aniquilacionismo

  • «pero cobramos ánimo y preferimos más bien estar ausentes del cuerpo y habitar[Lit., estar presentes] con el Señor» (2ª Corintios 5:8).

Uno de los principios centrales dentro del condicionalismo, aunque todos los condicionalistas no lo sostienen, es que cuando una persona muere físicamente, su alma deja de existir o entra en un estado llamado sueño del alma, algún tipo de existencia continua en la inconsciencia. Pero la lectura básica de esto parece indicar que estar ausente de nuestro cuerpo físico (es decir, muerte física) significa que estamos con Jesús. Esta parece ser la lectura natural del texto. Además, cuando leemos 2ª Corintios 5:6, dos versículos antes, el apóstol Pablo dice: “Por tanto, animados siempre y sabiendo que mientras habitamos (Literalmente, estamos presentes) en el cuerpo, estamos ausentes del Señor”. Aquí existe un paralelo obvio.
Es interesante que Pablo repite lo mismo en los versículos 6 y 8, es un tipo de orden revertido. Considere lo siguiente.

Tabla del v. 8: Ausentes del Cuerpo y Presentes al Señor

AnimadosEl cuerpo físicoEl Señor
v. 6: «Por tanto, animados siempre ... … y sabiendo que mientras habitamos (Literalmente, estamos presentes) en el cuerpo …… estamos ausentes del Señor».
v. 8: «… pero cobramos ánimo …… y preferimos más bien estar ausentes del cuerpo …… y habitar con el Señor».

Pablo invierte el orden. En el v. 6 él escribe que estar en el cuerpo es estar ausente del Señor. En el v. 8 escribe que, estar ausente del cuerpo, es habitar con el Señor. Si la posición condicionalista es que el alma/espíritu humano no puede continuar existiendo (o debe estar en un estado de sueño del alma) aparte del cuerpo es cierto. ¿por qué entonces Pablo dice que estar ausente del cuerpo (que es la separación del alma/espíritu del cuerpo físico) significa “habitar con el Señor” (v. 8)?

Refutando al Aniquilacionismo

Me parece evidente que ambos versículos refutan la posición condicionalista. Sin embargo, echemos un vistazo al contexto, versículo por versículo.

2ª Corintios

  • 5:1: «Porque sabemos que si la tienda terrenal que es nuestra morada[Lit., nuestra morada terrenal de la tienda], es destruida, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha por manos, eterna en los cielos.
  • 5:2: «Pues, en verdad[Lit., también], en esta morada gemimos, anhelando ser vestidos con nuestra habitación celestial;
  • 5:3: «y una vez vestidos, no seremos hallados desnudos.
  • 5:4: «Porque asimismo, los que estamos en esta tienda, gemimos agobiados, pues no queremos ser desvestidos, sino vestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida.
  • 5:5 «Y el que nos preparó para esto mismo es Dios, quien nos dio el Espíritu como garantía[O, arras].
  • 5:6: «Por tanto, animados siempre y sabiendo que mientras habitamos[Lit., estamos presentes] en el cuerpo, estamos ausentes del Señor
  • 5:7: «(porque por fe andamos, no por vista[O, apariencias]);
  • 5:8: «pero cobramos ánimo y preferimos más bien estar ausentes del cuerpo y habitar[Lit., estar presentes] con el Señor.
  • 5:9: «Por eso, ya sea presentes o ausentes, ambicionamos serle agradables.
  • 5:10: «Porque todos nosotros debemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en el cuerpo[Lit., por las cosas por medio del cuerpo], de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo».

Resumiendo «ausentes del cuerpo, y presentes al Señor» por Versículos

v.1:

Para resumir, Pablo escribe que la tienda terrenal que es nuestra morada (es decir, nuestros cuerpos físicos), puede ser destruida (al morir) y que tendríamos nuevos cuerpos esperando por nosotros en el cielo.

v. 2:

Pablo registra como «gemimos» en nuestros cuerpos presentes «anhelando ser vestidos con nuestra habitación celestial», o nuestros cuerpos resucitados los cuales son del cielo.

vv. 3-4:

Él escribe que «una vez vestidos, no seremos hallados desnudos». Después, en el v. 4 él escribe de como «gemimos … en esta tienda» (nuestros cuerpos físicos) deseando que esto «mortal sea absorbido por la vida».

vv. 5-7:

Afirma que Dios mismo nos preparó para este propósito. En el v. 6, escribe que «mientras habitamos en el cuerpo» (cuerpos no glorificados) estamos ausentes del Señor. El v. 7 menciona que andamos por fe; «no por vista».

vv. 8-10:

Pablo afirma que preferimos estar ausentes de nuestros cuerpos físicos y por lo tanto, «habitar con el Señor». En el v. 9 se nos dice que bien sea «presentes o ausentes» debemos serles agradables al Señor. Y el v. 10 menciona el «tribunal de Cristo», sólo para creyentes.

¿Qué Dicen los Condicionalistas Acerca de 2ª Corintios 5:8?

Consulté varias fuentes para obtener una respuesta condicionalista a 2ª Corintios 5:8 y no pude encontrar algo. Las fuentes que examiné están relacionadas aquí:

  • rethinkinghell.com.
  • Rethinking Hell: Readings in Evangelical Conditionalism, Cascade Books, an Imprint of Wipf and Stock Publishers. Kindle Edition:
  • A Consuming Passion: Essays on Hell and Immortality in Honor of Edward Fudge, Pickwick Publications, an Imprint of Wipf and Stock Publishers. Kindle Edition.
  • Fudge, Edward William. The Fire That Consumes: A Biblical and Historical Study of the Doctrine of Final Punishment, Third Edition, Cascade Books, an imprint of Wipf and Stock Publishers. Kindle Edition.
  • Zondervan. Four Views on Hell (Counterpoints: Bible and Theology) Zondervan. Kindle Edition.
    No pude encontrar un análisis de este versículo en fuentes condicionalistas (tal vez no lo encontré). Sin embargo, la única respuesta real que podría pensar, y que un condicionalista podría ofrecer, sería que una vez que una persona muere en su cuerpo físico, entra en un estado de sueño/inexistencia del alma donde su próxima experiencia sería en presencia del Señor cuando él despierte para recibir su cuerpo resucitado. Así, Pablo estaría hablando de un marco de tiempo reducido donde la persona no experimenta el estado intermedio entre la muerte física y la recepción de un cuerpo glorificado. Luego, después de su resurrección corporal, él estaría habitando, inmediatamente, con el Señor.

¿Es Esto Razonable?

Si usted es un condicionalista que debe apoyar la posición del sueño del alma/inexistencia, entonces, sí. Pero para mí, esto no funciona.

Primero:

El texto no se lee de esa forma. Pero está tratando con el estado intermedio, porque hablar de estar ausente de nuestros cuerpos físicos. En los puntos de vista, condicionalista y tradicionalista, existe el estado intermedio. Pero para el condicionalista es la no existencia o el sueño del alma. Para el tradicionalista, es la existencia consciente. ¿Cuál posición apoya mejor el texto? Parecería que la tradicionalista debido a que implica habitar con el Señor mientras se está ausente del cuerpo físico.

¿Es Esta Interpretación Consistente con el Resto de las Escrituras?

Sí. Considere los siguientes pasajes que apoyan el estar conscientes durante el estado intermedio.

  • «y se transfiguró delante de ellos; y su rostro resplandeció como el sol, y sus vestiduras se volvieron blancas como la luz. Y he aquí, se les aparecieron Moisés y Elías hablando con El» (Mateo 17:2-3).
  • «Y sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado. 23 En En el Hades[Es decir, la región de los muertos] alzó[Lit., habiendo alzado] sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno. 24 Y gritando, dijo: «Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama» (Lucas 16:22-24).
  • «pero cobramos ánimo y preferimos más bien estar ausentes del cuerpo y habitar[Lit., estar presentes] con el Señor» (2ª Corintios 5:8).
  • «Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (no sé si en el cuerpo, no sé si fuera del cuerpo, Dios lo sabe) el tal fue arrebatado hasta el tercer cielo. 3 Y conozco a tal hombre (si en el cuerpo o fuera[O, separado] del cuerpo no lo sé, Dios lo sabe) que fue arrebatado al paraíso, y escuchó palabras inefables que al hombre no se le permite expresar» (2ª Corintios 12:2-4).

Como pudo leer, en las Escrituras mencionadas, hay suficiente evidencia para apoyar la idea de que el estado intermedio es uno de conciencia, no del sueño del alma o de no existencia. Por lo tanto, 2ª Corintios 5:8 es un versículo fuerte para el punto de vista condicionalista, pero no por su posición.

¿Qué Dicen los Comentaristas Acerca de Ausentes del Cuerpo y Presentes al Señor?

Solo porque los comentaristas puedan estar de acuerdo con mi posición, no significa que esta sea correcta. Sin embargo, aquí presento tres comentarios:

  • «Estar ausente, etc.; literalmente, estar lejos del hogar del cuerpo, pero estar en casa con el Señor. Estar presente con el Señor. La esperanza expresada es exactamente la misma que en Filipenses 1:23, excepto que aquí (como en el v. 4) expresa un deseo, no ‘de partir’, sino de abandonar el cuerpo sin la necesidad de la muerte».1
  • «Pero al sentir, como lo hacemos, que la estadía en el cuerpo es una separación de nuestro verdadero hogar ‘con el Señor’, preferimos incluso la disolución por muerte, de modo que en el estado incorpóreo intermedio podamos llegar a estar ‘con el Señor’ (Filipenses 1:23)».2
  • «Pablo confiaba en que esta existencia presente implica separación de Dios (5:6), pero también confiaba … y hubiera preferido dejar atrás su cuerpo actual para estar en casa con el Señor. Quería soportar el tiempo de separación de su salvación final y finalmente estar con el Señor. Anhelaba el día en que la vista reemplazaría su fe. Este profundo deseo obligó a Pablo hacia una meta suprema: honrar y agradar a Cristo».3

Conclusión de «Ausentes del Cuerpo y Presentes al Señor»

La lectura natural de 2ª Corintios 5:8 parece indicar que estar ausente del cuerpo es habitar con el Señor. El texto no dice que estar ausente del cuerpo conducirá eventualmente, a estar en la presencia del Señor. Además, hay muchos pasajes bíblicos que sugieren fuertemente que existe vida consciente entre la muerte física de una persona y su gloriosa resurrección.

La Transfiguración de Mateo 17:2-3

En estos versículos, Moisés y Elías hablaron con Jesús. Lucas 16:22-24 registra la parábola de Jesús de Lázaro y el hombre rico que son conscientes después de la muerte física. Tenemos el versículo actualmente en discusión y, por supuesto, Pablo más tarde en el mismo libro en 2ª Corintios 12:2-4 habla de un hombre que no sabe, si en el cuerpo o fuera del cuerpo, «fue arrebatado hasta el tercer cielo» y escuchó palabras inefables que no le permitieron expresar. Eso no sería posible si una persona no es consciente o no existe. Entonces, 2ª Corintios 5:8 ciertamente parece apoyar mejor la visión tradicionalista de que cuando una persona muere físicamente (debido a que es cristiano), va a estar en presencia del Señor y luego resucitará en un cuerpo glorificado.

  1. Spence-Jones, H. D. M., ed. 2 Corinthians. The Pulpit Commentary. London; New York: Funk & Wagnalls Company, 1909.
  2. Jamieson, Robert, A. R. Fausset, and David Brown. Commentary Critical and Explanatory on the Whole Bible. Oak Harbor, WA: Logos Research Systems, Inc., 1997.
  3. Pratt, Richard L., Jr. I & II Corinthians. Vol. 7. Holman New Testament Commentary. Nashville, TN: Broadman & Holman Publishers, 2000.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí