Doctrinas fundamentales del cristianismo

0
435

Visite también nuestra Sección, Doctrina cristiana y teología
Visite también nuestra Sección,
Cristianismo

La Biblia misma revela aquellas doctrinas que son fundamentales y necesarias para la fe cristiana. Estas son:

  1. La Deidad de Cristo
  2. La salvación por gracia
  3. La resurrección de Cristo
  4. El evangelio
  5. El monoteísmo

Aunque hay muchas otras doctrinas importantes, estas cinco son las que las Escrituras declaran fundamentales. Una persona no regenerada (es decir, mormón o testigo de Jehová, ateo, musulmán) negará una o más de estas doctrinas. Tenga en cuenta que hay otras doctrinas derivadas de las Escrituras que también se hacen necesarias, siendo la Trinidad una de estas.

  1. La Deidad de Cristo
    1. Jesús es Dios encarnado. Juan 8:58 con Éxodo 3:14. Leer también, Juan 1:1,14; 10:30-33; 20:28; Colosenses 2:9; Filipenses 2:5-8; Hebreos 1:8.
      1. «En esto conocéis el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; 3 y todo espíritu que no confiesa a Jesús, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, del cual habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo» (1ª Juan 4:2-3).
        1. El versículo anterior necesita ser referenciado con el de Juan 1:1, 14 (escrito por el mismo Juan), donde declara que la Palabra era Dios y que la Palabra se convirtió en carne.
        2. 1ª Juan 4:2-3 está diciendo que si usted niega que Jesús es Dios en carne, entonces usted es, «el espíritu del anticristo».
      2. «Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, moriréis en vuestros pecados» (Juan 8:24).
      3. Jesús dijo que si no cree que Él es, «yo soy», usted morirá en sus pecados. En el griego, «yo soy», es «egó eimí». Estas son las mismas palabras usadas por Jesús en Juan 8:58: «Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy». Jesús estaba reclamando Su título divino al citar Éxodo 3:14.
        1. La Septuaginta es la traducción del Viejo Pacto del hebreo al griego hecha por los judíos alrededor del año 250 a. C. Ellos tradujeron Éxodo 3:14 como «egó eimí» = «YO SOY».
    2. Jesús es el objeto propio de la fe
      1. Simplemente, no es suficiente con decir que tiene fe. La fe es solo válida si está puesta en la persona correcta, por lo tanto, usted debe colocar su fe en la persona apropiada. Los grupos no cristianos tienen una fe falsa ya que no la tienen en la persona correcta; la tienen en dioses falsos. Por lo tanto, la fe de estos grupos es inútil; sin importar cuán sinceros son.
      2. Si su fe está puesta en un gurú, un gran filósofo o un maestro de la antigüedad (que no sea Jesús) o maestro moderno para que lo salve de sus pecados en el día del juicio, entonces usted se encontrará en un gran problema, no importa cuán sincero o cuán fuerte sea la fe en esa persona. La fe en alguien falso es igual a no tener fe.
    3. La doctrina de la deidad de Cristo incluye:
      1. La Trinidad: hay un solo Dios el cual existe en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Ellos son co-eternos y tienen la misma naturaleza.
      2. El monoteísmo: hay un solo Dios en toda la existencia (Isaías 43:10; 44:6,8; 45:5, 14, 18, 21-22; 46:9; 47:8). Los mormones son politeístas, así como los testigos de Jehová, debido a que creen en la existencia de dos o más dioses. Por lo tanto, esto los excluye del cristianismo.
    4. La unión hipostática: Jesús es, tanto Dios como hombre
      1. La suficiencia del sacrificio de Cristo: el sacrificio de Cristo es completamente suficiente para pagar por todos los pecados del mundo.
      2. Como Dios: sólo un sacrificio perfecto a Dios es capaz de limpiarnos de nuestros pecados. Esta es la razón por la que Dios se encarnó en la persona de Jesús, para así, morir por nosotros.
        1. Él tuvo que morir por los pecados del mundo («Él mismo es la propiciación por nuestros pecados, y no solo por los nuestros, sino también por los del mundo entero» [1ª Juan 2:2]). Sólo Dios pudo haberlo hecho.
      3. Como hombre. Jesús tiene que ser un hombre para que pueda sacrificarse por el hombre.
        1. Como hombre Él puede ser el Único mediador entre Dios y los hombres (1ª Timoteo 2:5).
  2. La salvación por gracia
    1. «Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe» (Efesios 2:8-9).
    2. «De Cristo os habéis separado, vosotros que procuráis ser justificados por la ley; de la gracia habéis caído» (Gálatas 5:4).
      1. Este versículo y su contexto enseñan claramente que si usted cree que es salvo por fe y por obras entonces, no puede ser del todo salvo. Este es un error común en los cultos no cristianos. Debido a que ellos tienen al falso «Jesús», ellos tienen una falsa doctrina de salvación (Leer, Romanos 3-5; Gálatas 3-5).
      2. Usted no puede agregar sus obras a la obra de Dios:
        1. «No hago nula la gracia de Dios, porque si la justicia viene por medio de la ley, entonces Cristo murió en vano» (Gálatas 2:21).
        2. «porque por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de Él; pues por medio de la ley viene el conocimiento del pecado» (Romanos 3:20).
        3. «mas al que no trabaja, pero cree en aquel que justifica al impío, su fe se le cuenta por justicia» (Romanos 4:5).
        4. «¿Es entonces la ley contraria a las promesas de Dios? ¡De ningún modo! Porque si se hubiera dado una ley capaz de impartir vida, entonces la justicia ciertamente hubiera dependido de la ley» (Gálatas 3:21).
          1. La salvación no es la resurrección universal como enseñan los mormones. Más bien, es la salvación del justo juicio de Dios sobre toda la humanidad. Aún más, la salvación, la cual es el perdón de pecados, es llevada a cabo sólo por la fe (Romanos 4:1-11).
          2. El catolicismo romano niega la salvación por gracia a través de la sola fe en Cristo. Por lo tanto, el romanismo también está fuera del cristianismo.
  3. La resurrección de Cristo
    1. «y si Cristo no ha resucitado, vana es entonces nuestra predicación, y vana también vuestra fe» (1ª Corintios 15:14).
    2. «y si Cristo no ha resucitado, vuestra fe es falsa; todavía estáis en vuestros pecados» (1ª Corintios 15:17).
    3. Estos versículos, claramente enseñan que si usted dice que Jesús no resucitó de entre los muertos, con el mismo cuerpo con el que murió (Juan 2:19-21), su fe es inútil.
  4. El evangelio
    1. «Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio contrario al que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como hemos dicho antes, también repito ahora: Si alguno os anuncia un evangelio contrario al que recibisteis, sea anatema» (Gálatas 1:8-9).
      1. Los vv. 8 y 9 son una afirmación declarativa de que usted debe creer el evangelio. El mensaje del evangelio, el cual en su totalidad, declara que Jesús es Dios encarnado, que murió por los pecados, resucitó de entre los muertos y da gratuitamente el don de la vida eterna a aquellos que creen.
      2. Aún más, no sería posible presentar adecuadamente el evangelio sin declarar que Jesús es Dios en carne por lo que dicen, Juan 1:1, 14; 10:30-33; 20:28; Colosenses 2:9; Filipenses 2:5-8; Hebreos 1:8.
    2. Lo que es verdaderamente el evangelio
      1. «Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; 2 por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. 3 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras» (1ª Corintios 15:1-4).
        1. Dentro de estos versículos están las doctrinas fundamentales: Cristo es Dios encarnado (Juan 1:1, 14; 10:30-33; 20:28; Colosenses 2:9). La salvación, se recibe por fe (Juan 1:12; Romanos 10:9-10); por lo tanto, es por gracia. La resurrección también es mencionada en el v. 4. Por lo tanto, este mensaje del evangelio incluye las doctrinas fundamentales.
  5. El monoteísmo
    1. Hay un solo Dios
      1. «No tendrás otros dioses delante de mí. 4 No te harás ídolo, ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5 No los adorarás ni los servirás; porque yo, el Señor tu Dios, soy Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 6 y muestro misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos» (Éxodo 20:3-6. Leer, Isaías 43:10; 44:6, 8).
        1. Podemos ver que Dios visitará la iniquidad de los descendientes de aquellos que no siguen al Dios vivo y verdadero.

Doctrinas fundamentales secundarias

Las doctrinas fundamentales secundarias son en esencia, verdaderas y son necesarias para la fe cristiana. Otra vez y a manera de ejemplo, «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí» (Juan 14:6). A esto, se le puede llamar una doctrina fundamental secundaria ya que no existe ninguna penalidad asociada con su negación. Aún así, esta es una declaración de verdad absoluta y es una enseñanza cristiana que no puede ser negada.

    1. Jesús es el Único camino para la salvación
      1. «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí» (Juan 14:6).
        1. Jesús declaró que Él es el único acceso a Dios el Padre. Negar esto, es negar lo que Jesús dijo.
    2. El nacimiento virginal de Jesús
      1. «He aquí, la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: Dios con nosotros» (Mateo 1:23).
        1. Sin el nacimiento virginal, no podemos probar la doctrina de la encarnación de Dios en la persona de Jesús. Esto podría colocar en riesgo lo que Jesús dijo acerca de Él en Juan 8:24: «Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis».
    3. La doctrina de la Trinidad
      1. «Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mateo 28:19. Leer, Mateo 3:16-17; 1ª Corintios 12:4-6; 2ª Corintios 13:14; Efesios 4:4-6).
      2. En sí, esta doctrina no está representada por un solo versículo, pero la doctrina se enseña en el contexto de la Biblia al estudiar sistemáticamente la totalidad de la Escritura. Sin embargo, esta es la representación apropiada de la revelación escritural con relación a la naturaleza de Dios.
        1. La Trinidad es negada por el mormonismo, los testigos de Jehová, el islam, el Camino Internacional, los adventistas, los unicitarios o Solo Jesús, etc.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí