¿Qué es budismo?

0
99

Por, Luke Wayne

El budismo es un grupo de movimientos religiosos que derivan de la filosofía y enseñanzas de Siddharta Gautama, quien llegó a ser conocido como “el Buda”, o “el iluminado”. El budismo empezó en la India alrededor de finales del siglo VI a. C. Muchos puntos de vista y enseñanzas varían ampliamente entre los diversos movimientos budistas, pero las enseñanzas fundamentales se resumen en lo que se denominan las “cuatro nobles verdades” y el “camino óctuple”, las cuales están en el centro de las mismas expresiones del budismo. Si bien las diferentes ramas del budismo pueden matizar estas enseñanzas de formas diferentes, sin embargo, no definen lo que hace cualquier secta “budista”.

Breve historia

Hay poco que pueda ser dicho con certeza acerca de la vida de Siddharta Gautama, pero las leyendas de su vida que han sido las más fundamentales para identificar a los budistas, son las siguientes:

En el año 563 a. C., nació como príncipe en lo que hoy se conoce como Nepal (1) y tuvo una vida más bien, rodeada de lujos.(2) Se dice que al momento de su nacimiento, un adivino le vaticinó a sus padres que él tenía dos caminos posibles, ambos destinados a la grandeza. Si él continuaba como un hombre mundano, sería un gran rey y uniría todos los reinos de la India bajo su reinado. Sin embargo, si él renunciaba a una vida mundana, transformaría al mundo con la verdad espiritual.(3) Su padre deseó que fuera lo primero, y por eso, trató de mantenerlo atrapado en los placeres mundanos que su bienestar económico y posición social podían permitirse e hizo todo lo que estaba a su alcance y poder para protegerlo de cualquier sufrimiento o necesidad.(4)

Según cuenta la leyenda, todo iba bien con Gautama hasta los veinte años, cuando, y mientras caminaba fuera de los muros del palacio, vio cuatro cosas que le infundirían un descontento tal, que lo llevaría a dejar su vida, para buscar una verdad más grande. Las cuatro cosas que vio, fueron: un hombre frágil de edad muy avanzada, una persona cuyo cuerpo estaba visiblemente torcido por la enfermedad, un cadáver, y un monje pobre caminando con un cuenco en la mano, pidiendo limosnas.(5) Se dice, que desde que Gautama vio estas cuatro cosas, se enteró por primera vez de la vejez, de la enfermedad, de la muerte, de la pobreza y la búsqueda religiosa de la verdad.(6) Una vez que aprendió que el sufrimiento y la muerte eran el destino inevitable de los hombres, dejó de sentirse satisfecho con sus placeres decadentes.(7) Se dice que estuvo casado con su prima Yosodhara, y que tuvieron un hijo llamado Rahula,(8) que significa, “grilletes” o “cadenas”.(9) Una noche, no pudo seguir soportando su descontento, y calladamente dejó a su esposa, su hijo y la vida cómoda en casa de su padre para ir en busca de la verdad.(10)

Estudió con maestros hindúes, y aprendió el arte de la meditación y lo mejor de la filosofía hindú, pero finalmente concluyó que había aprendido todo lo que podía de ellos, pero que aún no había encontrado la verdad que estaba buscando.(11)

Luego se unió a un grupo de ascetas que buscaban la iluminación a través de la disciplina extrema y privación corporal. Las historias dicen que los superó a todos en su celo, y que en un momento determinado, redujo su dieta a seis granos de arroz al día, llevándose a sí mismo, al borde de la inanición.(12) Al final, descubrió que esto también era inútil.

Después de años con este tipo de esfuerzos, Gautama llegó finalmente al lugar donde se volvería el Buda. Se sentó debajo de un árbol, el cual, posteriormente, llegó a ser conocido como el “árbol de Bodhi” o “árbol de la iluminación”.(13) Las leyendas hablan de un espíritu maligno que intentó distraer a Gautama con deseo, placer, temor y duda.(14) Sin embargo, nada podría apartarlo del camino de la iluminación, y mientras permanecía sentado, meditando bajo el árbol durante toda la noche, llegó a una nueva conciencia, descubrió la verdad y se convirtió en el Buda.(15) Las leyendas describen, en términos cósmicos, como todas las cosas en existencia se gozaron la mañana siguiente en el acontecimiento de la iluminación del Buda.(16)

El Buda viajó para enseñar la verdad que había descubierto, reuniendo alrededor de él, a un grupo de fieles seguidores devotos, y retando a las autoridades hindúes de su época.(17) A los ochenta años, el Buda dio su último suspiro de vida en algún lugar, alrededor del año 483 a. C.(18) Dentro del siglo siguiente a su muerte, surgieron diferentes divisiones dentro del budismo.(19) Al momento en que algunas de las enseñanzas del Buda fueron, finalmente escritas siglos después, ya había muchas escuelas y grupos rivales que ofrecían sus propias interpretaciones y tradiciones únicas del pensamiento budista.(20) Sin embargo, existe un núcleo central de enseñanzas que es compartido entre todos los grupos budistas y que, ciertamente, se remonta a los inicios del budismo. Esas enseñanzas se resumen en lo que se conoce como las “Cuatro Nobles Verdades” y el “Óctuple Sendero”.

Resumen de las cuatro nobles verdades

En forma simple, estas cuatro nobles verdades, son:

  1. “Dukkha” (traducido normalmente como “sufrimiento”.) Debido a que nada es permanente, constante e inmutable, nada puede, por lo tanto, satisfacerlo realmente. Incluso, el placer, solo aumenta nuestro dolor. La enfermedad y la muerte llegan a todos los hombres. Todos los aspectos de la vida está marcada por este sufrimiento.
  2. “Dukkha” es causado por nuestros deseos. Ansiamos y nos aferramos a cosas placenteras que inevitablemente pasarán. Tratamos de evitar las cosas desagradables que inevitablemente llegarán. Estos deseos son la causa de nuestro sufrimiento, y de hecho, son estos deseos los que mantienen el ciclo de nacimiento, muerte y renacimiento, perpetuando este sufrimiento en esta vida y en la siguiente.
  3. Es posible poner fin a “dukkha” y así, trascender este ciclo al estado de “nirvana” al dejar, completamente de lado todas los antojos y deseos.
  4. Este escape se obtendría al seguir, el noble camino óctuple.

El noble camino óctuple consiste de:

  1. Punto de vista perfecto o comprensión perfecta
  2. La correcta intención
  3. El correcto hablar
  4. La acción correcta
  5. El correcto sustento de vida
  6. El correcto esfuerzo
  7. Estar consciente del momento correcto
  8. La correcta concentración

Lo que se entiende exactamente por estas cuatro verdades y por los ocho aspectos prescritos para vivirlos, es la marca principal que separa precisamente las diversas escuelas de pensamientos budistas. Aunque también, se dividen por asuntos relacionados, tales como la naturaleza del «nirvana» y, precisamente, qué papel juega en estos momentos Buda después de su muerte física.

Anatta y el renacimiento

Nada de esto tendría un sentido total sin tener, al menos, una idea general del cuadro budista de la vida. A diferencia de los hindúes, que creen que hay una esencia divina permanente que es transmitida de una vida a la otra, en lo que se conoce como el ciclo de la reencarnación, el Buda rechazaba esta idea.(21) Él creía que el hombre está formado de una variedad de factores físicos, mentales, emocionales y espirituales, pero que ninguno de estos era permanente. De hecho, no hay ningún aspecto de una persona que continuara en esta vida o que pasara a la siguiente vida.(22) La idea hindú del yo permanente y divino fue llamado “atman” y así, la doctrina budista contra esta idea es llamada, “anatta”, o “no atman”.(23) Las implicaciones precisas de esto, varían de una corriente budista a otra, pero en cierto sentido, todo apunta a una negación de que los seres humanos individuales tienen lo que se podría considerar como un “yo perdurable o duradero”, y que la percepción de este tipo es una ilusión que debe romperse para abandonar los propios deseos y encontrar la liberación del sufrimiento. Con frecuencia, los budistas prefieren el término “renacimiento” al de “reencarnación” porque, aunque ellos sí creen en una serie constante de vidas pasadas y futuras, en un ciclo permanente de nacimiento, muerte y renacimiento, rechazan la idea de que existe una esencia permanente que es el “usted” real, el cual pasa continuamente de una vida a la siguiente. No hay ningún ser especifico, constante, que esté “encarnado” en cada nueva vida.(24)

(1) Houston Smith and Phillip Novak, Buddhism: A Concise Introduction (HarperCollins Publishing, 2003) 4
(2) ibíd. 4
(3) ibíd. 5
(4) ibíd. 6
(5) ibíd. 6
(6) ibíd. 6
(7) ibíd. 6
(8) Steven T. Asma, Buddha for Beginners (For Beginners LLC, 2008) 7
(9) Ravi Zacharias, The Lotus and the Cross (Multnomah Books, 2001) 30
(10) Houston Smith and Phillip Novak, Buddhism: A Concise Introduction (HarperCollins Publishing, 2003) 6-7
(11) ibíd. 8
(12) ibíd. 8
(13) ibíd. 9
(14) ibíd. 4
(15) ibíd. 10
(16) ibíd. 11
(17) ibíd. 12
(18) ibíd. 12
(19) ibíd. 63
(20) Thich Nat Hanh, The Heart of the Buddha’s Teaching (Broadway Books, 1998) 13-14
(21) Houston Smith and Phillip Novak, Buddhism: A Concise Introduction (HarperCollins Publishing, 2003) 54
(22) Steven T. Asma, Buddha for Beginners (For Beginners LLC, 2008) 52
(23) Houston Smith and Phillip Novak, Buddhism: A Concise Introduction (HarperCollins Publishing, 2003) 55.
(24) Ravi Zacharias, The Lotus and the Cross (Multnomah Books, 2001) 23

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí